Cuando la moda y la arquitectura se unen, crean hogares que puedes usar

Una exposición muestra los resultados de la unión entre dos disciplinas: la de construir y la de vestir
/
LONDRES, Inglaterra (Reuters) -

Un vestido hecho de desperdicios reciclados, una colección de ropa hecha de flores frescas, un atuendo sintético que parece una ola de agua por el cuerpo…

Estos inusuales diseños son fruto de una nueva colaboración entre diseñadores de moda y arquitectos, que buscaron las semejanzas entre sus disciplinas.

Los diseños están exhibidos en los Países Bajos como parte de una presentación llamada Fashion & Architecture, en el ARCAM Amsterdam Centre for Architecture.

El proyecto es creación del arquitecto Wouter Valkenier y los diseñadores de moda Liza Koifman y Tomas Overtoom. Eligieron cuatro equipos de diseñadores y arquitectos para que crearan una pieza arquitectónica usable.

Valkenier dijo a CNN que cree que el diseño puede ser similar. Tanto los diseñadores de moda como los arquitectos crearon estructuras habitables que protegen a la gente, dijo.

Esta función es una pieza importante del proceso de diseño estético de ambas disciplinas. La forma en la que se crean edificios y ropa es cada vez más similar. “Lo que veo en este momento en la arquitectura, con la crisis económica, es que hay edificios menos costosos que sólo estarán de pie poco tiempo, y eso se asemeja al diseño de la ropa”, dijo Valkenier.

La relación entre moda y arquitectura se remonta a la marca holandesa Ontfront, dijeron Koifman y Overtoom. Dijeron a CNN que siempre han sabido que la arquitectura es una inspiración para los diseñadores de moda. Un ejemplo clásico es el uso de telas rígidas y formas arquitectónicas de Christian Dior.

En años recientes ha habido un aumento en la cantidad de colaboraciones entre arquitectos y diseñadores. Inspirado en la forma en la que los refugios se vuelven hogares temporales, el diseñador turco-británico Hussein Chalayan mostró una colección de ropa de 2000 que puede fungir como mueblería.

Otra pionera en el campo de la moda y la arquitectura es la arquitecta británico-iraní Zaha Hadid, quien trabajó con Chanel para crear una sala de arte móvil basada en la bolsa de la marca.

Hadid también ha creado bolsas para Louis Vuitton, zapatos de plástico sustentable para la diseñadora Melissa y zapatos para Lacoste. Estos accesorios imitan el estilo arquitectónico fluido de Hadid y están diseñados para adaptarse ergonómicamente al cuerpo.

El arquitecto holandés Rem Koolhaas, de la Oficina de Arquitectura Metropolitana (OMA) en Rotterdam, ha trabajado con Prada para diseñar las tiendas en todo el mundo, así como una serie de pasarelas.

AMO, el retoño de investigación del arquitecto (el acrónimo invertido de OMA), diseñó una exhibición dedicada a una falda de Prada en Japón.

La idea de proponer una arquitectura usable, según Valkenier, refleja la velocidad de la naturaleza en la vida moderna. Dijo que Peter Cook, uno de los fundadores del grupo arquitectónico londinense de los 60, Archigram, es uno de los inspiradores del evento.

Cook dijo que el pulso de una ciudad es veloz, así que también debería serlo el de su ambiente. “Representa las altas y las bajas, el ir y venir, el cambio… ¿Por qué no hacer algo para esto?”.

50 años después, Fashion & Architecture está respondiendo esta pregunta, sugiriendo prototipos para fusionar los dos principios del diseño.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×