El poeta Alí Chumacero murió a los 92 años a causa de una neumonía

Su papel como escritor también lo acompañó con un serio trabajo de crítica literaria que duró 30 años
alí  alí
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El poeta y editor mexicano Alí Chumacero, falleció en la Ciudad de México la noche del viernes como consecuencia de una neumonía. Tenía 92 años.

Chumacero nació en Acaponeta, estado de Nayarit, el 9 de julio de 1918, y radicó en la capital del país desde 1937.

Formó parte del grupo de escritores mexicanos que fundó la revista Tierra Nueva, redactor de la revista Hijo Prodigo y México en la Cultura, suplemento cultural del diario Novedades.

Desde 1964 ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua, además trabajó como editor y corrector para el Fondo de Cultura Económica.

Por su trayectoria como poeta recibió numerosos premios, entre los que se encuentran el premio Xavier Villaurrutia, el Premio Internacional Alfonso Reyes, el Premio Nacional de Lingüística y Literatura, y la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República.

Alí comenzó a escribir un 15 de abril de 1938 cuando hizo el Poema de amorosa raíz:

Cuando aún no había flores en las sendas

porque las sendas no eran ni las flores estaban;

cuando azul no era el cielo ni rojas las hormigas,

 ya éramos tú y yo.

Chumacero no sólo fue un escritor reconocido por el público, sino que además su calidad lo llevó a conocer a personalidades como Octavio Paz, quien lo presentó con Pablo Neruda.

Su personalidad era de un carácter especial. Debido a ello en la revista el Hijo Prodigo no aceptaba la colaboración de escritores extranjeros que hubieran participado en algún ejército fascista.

Su papel como escritor también lo acompañó con un serio trabajo de crítica literaria que duró 30 años, de 1940 a 1970; sin embargo, dicha labor no fue tan exigente como en su propia autocrítica, que en el caso de su poesía llegaba a ser extrema.

Rehuyó siempre a los poemas fáciles, tal vez por ello reconoció que escribió poco. Entre sus obras se haya Páramo de sueños (1940), Imágenes desterradas (1948), Palabras en reposo (1956) y Los momentos críticos (1987).

A pesar de lo anterior, tuvo la responsabilidad de editar y corregir los libros de Juan Rulfo, Octavio Paz, Alfonso Reyes, Juan José Arreola, Carlos Fuentes y varios más.

"Las palabras han quedado en reposo" dijo Consuelo Saizar, la titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a través de se cuenta de Twitter. Detalló que Chumacero murió a las 21 horas.

El poeta mexicano fue un gran personaje de la literatura mexicana que sólo escribía de noche y curiosamente murió de esa misma manera.

Conaculta prepara un funeral de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×