Kate Middleton: ícono de la moda 'a la inglesa'

Kate Middleton, prometida del príncipe William, está siguiendo los pasos de Diana de Gales como ícono de la moda en el mundo de la realeza
Boda Real
Kate 6  (Foto: Getty, )
  • A+A-
Por:
Mairi Mackay
Autor: Mairi Mackay
(Reuters) -

Mientras posaba con Guillermo el martes, mostrando el anillo de compromiso de la princesa Diana, Kate Middleton se veía como un futuro ícono de la moda.

Vistiendo un sobrio vestido azul de Issa, la novia pareció enviar la señal de que está lista para unirse a las filas élite de la realeza con más estilo del mundo.

La princesa Grace de Mónaco fue famosa por su elegancia con vestidos de Chrisitian Dior, mientras que hoy en día la reina Rania de Jordania y Letizia, princesa de Asturias, están entre las mujeres reales comúnmente aclamadas por la prensa global por su estilo y su belleza.

Las comparaciones con la madre de Guillermo, la fallecida princesa de Gales, un ícono de la moda que solía vestirse en Versace, son también inevitables.

“Ella es alta, delgada y aunque su piel es más morena, estéticamente no es distinta a Diana”, dijo a CNN Katie Nicholl, corresponsal real del periódico británico The Mail on Sunday.

“Ella está siguiendo los pasos de Diana como ícono de la moda”, agregó Nicholl, que también es autora del libro William & Harry: Behind the Palace Walls.

Issa, de la diseñadora brasilera Daniella Helayel, está entre las marcas favoritas de Middleton, dijo Nicholl. “A Kate le encanta lo simple. A ella le encanta su estilo. Kate ha dicho que Daniella la salvó de muchos desastres potenciales de vestuario”, agregó Nicholl.

No es que Middleton tenga tantos errores de vestuario por estos días: estuvo en la lista de la revista People de 'Mejor vestidos' este año, y en 2008 estuvo en la lista de Vanity Fair de 'Los mejores vestidos internacionales', junto a Michelle Obama y a Carla Sarkozy-Bruni.

“Ella se viste exactamente como ella se vestiría, lo que es maravilloso”, dijo a CNN Emilie McMeekan, subeditora de la revista de sociedad británica Tatler. “Increíblemente apropiada, ella no es vanguardista pero tampoco está detrás”.

Y esto a pesar de no venir del mismo alto contexto de Diana.

Eve Pollard, ex editora del tabloide británico Sunday Mirror, dijo a CNN: “Creo que lo que es interesante sobre Kate es que ella trae belleza, ella trae juventud y por supuesto ella proviene de una familia de clase media, que ha hecho su propio dinero”.

“Ella no es una aristócrata, no viene de lo más alto como Diana”, continuó Pollard. “Pero es una futura princesa muy igualitaria”.

Eso se refleja en su escogencia de vestimenta, también. Middleton ha sido fotografiada usando reconocidas marcas comerciales británicas, como Topshop y Jigsaw, esta última en donde trabajó como compradora de accesorios, después de graduarse de la universidad.

Sus atuendos también se han conocido por influenciar al público: cuando apareció con un corto vestido blanco y negro de Topshop en su cumpleaños 25 en 2007, el vestido se agotó en 24 horas, según confirmó un vocero de Topshop.

Middleton ha cambiado mucho desde sus días de estudiante, cuando modeló un vestido negro transparente en un desfile de modas estudiantil con el que se veía su ropa interior, una imagen que ha sido explotada en los tabloides británicos.

Es un ejemplo de algunas de las menos amables cosas que la prensa británica ha dicho de su sentido de la moda durante los últimos años. Pero más notablemente, ella ha sido criticada por sus a veces conservadores elecciones de vestuario.

“Kate Middleton se ha encajado al mundo Windsor de forma maravillosa al vestirse como una mujer de 45 años, con su falda hasta la rodilla y con su boina poco alegre”, escribió Hadley Freeman, de The Guardian, en 2008.

Nicholl no está de acuerdo. “No creo que ella sido desaliñada alguna vez”, dijo a CNN. “Es muy elegante y esbelta… pero ha tendido a tener el aspecto de ‘Sloane Ranger’ (un aspecto casual de campo común en las clases altas británicas).

McKeenan, por su parte, dice que aunque Kate “nunca ha sido arriesgada” con sus atuendos, no tiene por qué serlo.

Pero según Nicholl, Middleton ha sido más experimental últimamente. Ella rastrea sus vestidos desde 2007, cuando se separó de Guillermo temporalmente.

“Fue una señal muy clara para Guillermo: ‘Mira lo que te estás perdiendo’ y, en realidad, desde ese momento la hemos visto con atuendos cada vez más atrevidos”, dijo Nicholl.

“Y ella ha experimentado con color, con dobladillos de falda más altos, con escotes más bajos y se ve fantástica”, agregó.

De hecho, la envidiable figura de Kate la hace un maniquí natural.

“Tiene un cuerpo tan bueno”, dijo McKeenan, que puede “ponerse cualquier cosa y verse inmaculada”.

Por eso es afortunada, porque el mundo estará viendo a Middleton intensamente después del anuncio de la boda.

“Ella puede conseguirse un estilista personal”, especuló Charlotte Moore, subeditora de la revista Marie Claire. “¿Quién no lo haría si estarás siendo seguida a todas partes por la prensa?”

Nicholl dice que Middleton tiene ahora un guardarropa de alta costura que está siendo hecho para ella por Issa. “Cada vestido de Issa cuesta entre 650 y 950 dólares”, dijo a CNN. “Si es una diseñadora haciéndolo… prácticamente puede duplicar esos precios”.

Los diseñadores también están haciendo fila para crear el vestido de bodas de Kate, y varios -incluyendo a Julien Macdonald y a Bruce Oldfield- han comentado en la página web de la revista británica Vogue sobre lo que les gustaría verla vestir.

En cuanto a cómo su guardarropa puede evolucionar, McMeekan piensa que no es probable que veamos un cambio radical.

“Una de las mayores cualidades de Kate es una increíble discreción y lealtad y pienso que eso se ha reflejado”, dijo. “Ya saben que ella nunca va a estar vistiendo nada muy corto, y creo que veremos una evolución a un guardarropa muy adulto y elegante”.

Laura Allsop contribuyó a este informe.

Ahora ve