El 'español mexicano' es sexista, machista, alburero y querendón

México aporta al mundo 12,000 mil palabras y unas 18,000 acepciones, la mayoría de ellas vinculadas al sexo, el albur, lo festivo y cariñoso
presentación diccionario mexicanismo
mexicanismos  presentación diccionario mexicanismo
| Otra fuente: CNNMEXICO
GUADALAJARA (CNNMexico) -

El eje central del habla común de un mexicano es sexista, machista y festivo. El albur, referencias a la homosexualidad y los derivados de madres y chingar, son manifestaciones de ese gran hilo conductor, según la Academia Mexicana de la Lengua (AML) que presentó, en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el diccionario de mexicanismos.

Una de las palabras con mayor número de acepciones, -casi 250-, es pene, lo que según la AML, ejemplifica el carácter sexista de la lengua, mientras que para vagina hay no más de 30 denominaciones, lo que para los académicos ilustra la tendencia machista.

"Las estigmatización y múltiples denominaciones para la homosexualidad masculina, son también muestras de la homosexualidad y sexismo que estructuran el español de México", dijo Concepción Company, presidenta de la comisión de Lexicografía de la AML y encargada de la integración del diccionario.

Nutren decenas de páginas los significados y derivados de las palabra madre y chingar, en sus acepciones negativas y positivas, "en sus respectivos y riquísimos campos semánticos y categorías, son igualmente manifestaciones de ese gran eje cultural sexual", agregó Company.

El albur es otros de los ingredientes picantes que vuelven festivo el lenguaje, por eso es que los mexicanos han preferido el término de raíz latina jugo (líquido de las frutas o verduras) por zumo, utilizado en el castellano de España, "porque el primero no se presta a equívocos", interpreta la AML.

La muerte, parte esencial en la cultura mexicana, también se refleja en el habla cotidiana, con expresiones como:colgar los tenis, bailar las calmadas, chupar faros, petatearse, enrollar el petate, entregar el equipo y ya valió.

"Con mucha frecuencia el sexo y la muerte van juntos en el español de México  juntos pero no revueltos, (frase) que también es mexicanismo, por ejemplo; 'darlas' es morirse pero también, acceder a un a petición sexual, sobre todo referido a mujeres, 'echarse a alguien',  también se refiere al sexo y a la muerte simultáneamente", explicó Company.

"Esta recurrente asociación entre sexo y muerte, es bastate lógica porque ambos campos muestran dos ángulos complementarios de una lucha agónica por la vida", enfatizó.

El lenguaje es también delator de la esencia de un pueblo, en ese sentido, los mexicanos tienen la tendencia a eludir responsabilidades, así por ejemplo, alguien en su sano juicio no dirá nunca, "rompí el jarrón" o "perdí dinero" y optará por el impersonal, "se me rompió el jarrón" o "se me perdió el dinero".

Los mexicano tienden también a evitar enfrentamientos con el otro y, aunque esté en desacuerdo con alguien no lo expresará. De ahí que haya creado múltiples expresiones como "dar el avión", para no hacer caso a alguien; "navegar con bandera de pendejo" o "hacerte que la virgen te habla", para indicar que no entendió; "hacerse pa lo oscuritohacerse ojo de hormiga, hacerse maje hacerse wey", para no involucrarse en asuntos polémicos o potenciales discusiones.

El Diccionario de mexicanismo busca además dejar claras las acepciones de ciertas palabras que tienen un significado distinto en otros países de habla hispana, siendo "coger" un claro ejemplo.

Mientras en España se refiere a todo aquello que se toma con las manos, en México se refiere al acto sexual.

El español mexicano es además festivo, íntimocariñoso y aporta una larga lista de expresiones que sólo se usan en este país como: aguas, chido, íjole, simón ese, para decir un sí enfático; una madrecita, para referirse a algo insignificante; ah chiga, chiga, para significar sopresa; el ruco ese, por el anciano; a todas margaritas, para indicar que alguien se siente muy bien o que algo salió muy bien e inventó el distributivo de a como nos toca, además de mamerto, muy padre y wey.

El ABC de los mexicanos

Detrás de la elaboración del diccionario está el trabajo de 25 personas, entre lexicógrafos, estudiosos de la lengua y un equipo amplio de jóvenes que tardaron cuatro años en integrar el ABC de los mexicanos.

Las casi 12,000 palabras seleccionadas, entre las que se encuentran casi 18,000 acepciones, fueron incluídas en este diccionario porque han sido utilizadas por al menos tres generaciones, es decir, mexicanos que están entre los 30 y 60 años.

"Es la primera vez que se plasman, definen y ejemplifican todas las facetas del léxico del español que actualmente empleamos los mexicanos", dijo Concepción Company.

Durante la presentación del diccionario, los integrantes de la AML, dejaron claro que se trata de exponer y explicar términos que cotidianamente utiliza el mexicano para comunicarse, desde las palabras más cultas, hasta las consideradas vulgares.

Por ello han sido especialmente claros al advertir al usuario la categoría a la que pertenece cada una de las palabras, así como de explicar los contextos y la forma en qué se expresan, porque de ello depende una adecuada interpretación.

"Las marcas de uso permitirán al usuario, saber cuándo y dónde utilizar un mexicanismo", dijo Company.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La AML es enfática al manifestar que la publicación de este diccionario no significa la sustitución de los vocablos adecuados, que deberán seguir enseñándose en las escuelas.

Junto con este diccionario, los integrantes de las 22 Academias de la Lengua Española que sesionan en Guadalajara en el marco de la Feria Internacional del Libro, presentaron también el de americanismos, este tomo contiene más de 28,000 palabras plasmadas en las 2,500 páginas.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×