Los vestidos en la alfombra roja: la otra competencia en los premios Oscar

La cultura de la entrega de premios demanda asistentes súper chic, la renombrada celebridad Nicole Chavez
Danielle Paquette
Autor: Danielle Paquette
(Reuters) -

Menos de una semana antes de la entrega de los Premios de la Academia, la actriz Scarlett Johansson aún debe realizar la decisión más escudriñada por la moda: su vestido para el Oscar.

Su estilista, la renombrada celebridad Nicole Chavez, no está preocupada. Los plazos de pocos días son tan comunes como los paparazzi en esta industria.

“A lo que se reduce esto es: qué gane el mejor vestido”, dice Chavez, cuyos clientes incluyen a Rachel Bilson, Kristen Bell y Katherine Heigl. “Yo estoy organizada y mantengo relaciones cercanas con diseñadores y colegas, así que es más divertido que estresante”.

Johansson, a la que se le pidió que presentara un Premio Oscar hace dos semanas, se midió un vestido cuatro días antes del evento. Chavez, que investiga estilos de todo el mundo, preguntó: ¿Qué silueta? ¿Qué color? ¿Qué diseñador?

“Mi meta es hacerlas sentir hermosas, felices y cómodas”, comenta. “Encontrar el ajuste perfecto”.

La cultura de la entrega de premios demanda asistentes súper chic, dice Chavez. Se esperan atuendos resplandecientes y de vanguardia, y que los medios especializados en estilo como la “polícia de la moda” de E! ataquen la vestimenta de una celebridad con comentarios sarcásticos.

“Sólo porque a ella le gustan los algodones de azúcar no significa que tenga que vestir uno”, dijo Joan Rivers de la actriz Hailee Steinfeld luego de los premios Screen Actors Guild en enero. “Es decir, yo no me visto como Metamucil o ciruelas pasas”.

Chavez se esfuerza en mantener a sus clientes fuera de las listas de “Los peor vestidos”.

Incluso con la presión del mundo observándolos, dice que el proceso de “alistarse” antes del espectáculo anual es algo alegre.

Johansson, quien prefiere los diseños de Elie Saab, Dolce & Gabbana y Oscar de la Renta, probablemente estará rodeada de amigos y familiares, bebiendo vino y tomando fotografías.

Chavez, como una amiga cercana, le subirá el cierre de su complicado vestido y le pondrá unos accesorios que hagan juego.

“Es comparable a una boda”, dice. “Todo estará justo a tiempo”.

Después de los Premios Oscar, el destino del vestuario de la actriz será similar al del vestido de una novia: nunca ser usado otra vez.

Algunos vestidos hechos a la medida valen “decenas de miles de dólares” y son devueltos a los diseñadores la mañana siguiente, dice Chavez.

Pero el 80% de las veces, las clientas se quedan los vestidos.

“Cuando los diseñadores hacen algo especial para las actrices, les 'regalan' los vestidos”, dijo. “Los vestidos reciben mucha atención de la prensa, así que quién podría realmente volverlos a usar”.

Después de que un vestido es regalado, algunas celebridades donan su famoso atuendo a subastas de caridad.

Chavez dice que existe una subasta interminable detrás de escenas antes y después de los shows de premiación.

“Me siento contenta de conjuntar un arte viviente”, dice. “Vestir a las clientas para los Premios Oscar es un honor”.

Y en cuanto a Johansson, ¿qué vestirá?

“Bueno, nunca podemos estar seguros hasta que comienza el show”, dice Chavez. “Así que nos veremos el domingo”.

Para aquellos que verán los Premios de la Academia desde casa, la estilista de celebridades comparte cinco consejos para mantener el glamour todos los días:

1. Invierte en ropa interior adecuada

“No importa de que talla seas, las fajas elásticas son tus mejores amigas”.

2. Encuentra un gran sastre

“Muy pocas cosas ajustan perfectamente desde el aparador, y los ajustes hacen la diferencia. Pueden hacer que una blusa blanca de 70 dólares de Gap parezca una camiseta ajustada de 400 dólares de Prada”.

3. Toma una fotografía digital de ti misma en el espejo antes de salir.

“Te impactará ver lo que el ojo desnudo no alcanza a ver. La tela negra se vuelve transparente cuando un flash de cámara la ilumina. Nadie quiere su brassier saliendo en las fotos familiares.

4. Prepárate para las emergencias de la moda

“Siempre llevo conmigo un aguja y un kit de costura, cinta de doble vista y seguros de ropa en mi bolsa. Nunca sabes cuando tú o alguna amiga van a necesitarlo”.

5. Ten confianza

“Cuando amas el modo en que luces, provocas que la gente lo note. La moda es una extensión de tu personalidad, así que diviértete y sé tú misma”.

Ahora ve
No te pierdas