Leonora Carrington, una surrealista enamorada de México, fallece a los 94

La británica, una de las máximas exponentes del surrealismo, murió por una neumonía en la Ciudad de México
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La pintora británica Leonora Carrington murió este miércoles en un hospital de la Ciudad de México a causa de una neumonía a los 94 años, según confirmó a CNNMéxico el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). 

La familia ha manifestado que el velorio de la artista, que falleció a las 22:35, será discreto. El entierro de la autora de El templo de la palabra y El baño del pájaro se realizará este mismo jueves alrededor de las dos de la tarde, dijo Edson Alamilla, director de Información de Conaculta.

Aunque se había informado que la familia prefería que el duelo fuera en el círculo más íntimo, la titular de Concaculta, Consuelo Saizar, dio a conocer en Twitter, que el próximo sábado a las 13:00 se celebrará en el Palacio de Bellas Artes un homenaje público para la artista.

Carrington, considerada una de las últimas surrealistas vivas, nació en Inglaterra en 1917. A los 20 años dejó su hogar en Hazelwood, para viajar a París, Francia, donde inició su carrera.

En la capital francesa vivió una relación amorosa con el pintor surrealista Max Ernst, 26 años mayor que ella, interrumpida por la guerra cuando él, de origen alemán, fue arrestado y enviado a campos de concentración.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, se mudó a España, donde de acuerdo a la agencia EFE, en medio de una enorme tensión sufrió un colapso y, por órdenes de su familia, fue ingresada en un manicomio en la ciudad norteña de Santander.

Allí pasó por una auténtica pesadilla, fuertemente sedada y vigilada por enfermeras, pero logró escapar y llegó a Lisboa, donde conoció al poeta y diplomático mexicano Renato Leduc —amigo de Pablo Picasso—, con quien se casó en 1941 y el cual la ayudó a viajar a Nueva York, donde se reencontró con su examante Ernst y con la mecenas Peggy Guggenheim.

El matrimonio no duró demasiado y tras su divorcio, en 1943, conoce a Edward James, quien se convirtió en el máximo coleccionista de su obra.

Leonora Carrington, una surrealista enamorada de México

La artista británica vivió en México por 43 años. Conoció pero no frecuentó a Diego Rivera, de quien apreciaba su humor, y a la también pintora Frida Kahlo, según la agencia EFE.

Fue en México donde una de las amistades más determinantes de su vida se reencontrara con ella. Remedios Varo (1908-1963), la española exiliada que conoció en París, se convirtió en México en una de sus mejores amigas.

Con Varo compartía proyectos artísticos y angustias, y de su mano entró en contacto con un círculo de artistas como Alice Rahon y Wolfgang Paalen.

Leonora estaba familiarizada desde pequeña con los mitos celtas, muy presentes en sus cuadros y obras de teatro, a los que sumó los mundos mágicos y fantásticos que descubrió en México, un país con una variedad de culturas indígenas y prehispánicas que tuvo una enorme influencia en su obra.

En México frecuentó también al cineasta español Luis Buñuel, se casó con el fotógrafo húngaro Emericz Chiki Weisz que era judío, y tuvo dos hijos, Gabriel y Pablo, a los que estaba muy unida. Toda su vida defendió la causa de la mujer y la de los judíos.

De Carrington dijo el Nobel mexicano Octavio Paz que era "un personaje delirante, maravilloso", "un poema que camina, que sonríe, que de repente abre una sombrilla que se convierte en un pájaro que se convierte después en pescado y desaparece".

También la escritora mexicana Elena Poniatowska, que este año escribió el libro Leonora editado por Planeta, una novela inspirada en su vida, consideró a Carrington una figura "tan grande" como la de la propia Frida Kahlo.

La artista surrealista pasó unos años en Estados Unidos, pero regresó a tierras mexicanas para establecer definitivamente su residencia.

El estilo tanto de Varo como de Carrington refleja ámbitos oníricos y mágicos, que en el caso de Leonora, quedan plasmados en una de sus obras clave, El mundo mágico de los mayas, que se encuentra en el Museo de Antropología de la capital mexicana.

Otros cuadros destacados de la artista son "La giganta", "Quería ser pájaro", "Laberinto", "El despertar", "Y entonces vi a la hija del Minotauro" y "El juglar".

Además, parte de la obra de Carrington forma parte de la exposición permanente del Museo de Arte Moderno.

Recibió la Medalla de Oro de Bellas Artes y el Premio Nacional de Bellas Artes en 2005. Fue galardonada con el Premio Coatlicue en el decimocuarto Encuentro Internacional de Mujeres en el Arte 2010, galardón, máximo que se otorga a las mujeres que han enaltecido con su obra a la cultura universal.

Ahora ve