Una directora novata lidera la búsqueda de Hollywood por el mercado latino

Con una sola película, la directora es la punta de lanza para buscar el mercado hispano de películas. Los hispanos son mercado muy grande
go for it
go for it  go for it  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Michael Martinez
(CNN) -

En la búsqueda de Hollywood por el segundo grupo demográfico más grande en Estados Unidos —los latinos— Carmen Marron está al frente de la atención.

Marron es una directora novata con una historia de éxito poco probable. Comenzó en una escuela primaria pública de Phoenix, donde era consejera para los problemáticos jóvenes hispanos.

Atestiguar a los jóvenes de los barrios pobres, desprovistos de modelos positivos y aliento, con el tiempo la llevó a un viaje de siete años, donde ella y su esposo gastaron mucho del dinero que tenían ahorrado para producir una pequeña película con mensaje.

Sí, chicos, pueden superar la peor de las circunstancias y convertirse en la persona que siempre soñaron ser. Simplemente luchen por eso.

“Nos gastamos la mayoría de nuestro ahorros, lo cual fue todo un reto por que yo no sabía nada sobre filmar películas. Nunca busqué ser una directora de cine. Es muy raro cuando hablo de eso”, dijo Marron, una nativa de Chicago que ahora vive en Los Ángeles.

“San Francisco, Boston, San Antonio, Texas, Chicago, Nueva York — en todos lados donde estuvimos, la gente se identificaba con la historia: ¿La inspiración?: Sí, se puede. Levántate y haz un cambio”, agregó. “Siempre vas a tener obstáculos”.

A su película, Go For It! (¡Lucha por eso!) le fue bien en el circuito independiente, obteniendo premios de la audiencia en el Dances with Film Festival en West  Hollywood, California; en el Festival Internacional de Cine Latino en Los Ángeles; en el Festival de Cine de San Antonio y en el Cine Las Américas en Austin, Texas, dijo Marrón. La película fue selección oficial en el Festival Internacional de Cine de Chicago en 2010.

Fue un debut audaz para una directora sin experiencia alguna.

Pero el reconocimiento para su película, que trata sobre una joven latina que triunfa sobre duras y pesadas experiencias cuando busca entrar a una escuela de danza, no terminó ahí.

La película de Marron llegó a Hollywood justo cuando los estudios volvían los ojos de manera más firme a proyectos con temas latinos.

Eso sucedió porque el último censo muestra que los latinos son el segundo grupo étnico más grande, una población creciente cuya cifra superó la marca de 50 millones.

Esos números confirman un mercado lucrativo para Hollywood. Lionsgate, el principal estudio independiente de cine se asoció recientemente con la cadena mexicana Televisa, el gigante de los medios en español, para formar un nuevo estudio independiente, Pantelion Films, que hace películas con temas latinos para las audiencias hispanas en la mayor cadena cinematográfica de Estados Unidos. Las películas serán en inglés y en español.

Uno de los primeros estrenos de Pantelion fue la película de Marron.

"Cuando se trata de películas, no ha existido un negocio cinematográfico latino, por así decirlo", dijo Paul Presburger, CEO de Pantelion Films, que se describe como "el primer gran estudio latino de Hollywood” y “el nuevo rostro del entretenimiento para hispanos”.

Pero, añadió, “están marginados en términos de películas que hablen de su cultura y que les hablen a ellos”.

El esfuerzo no se ha dado sin obstáculos.

Pantelion no tiene el súper presupuesto de mercadotecnia de las grandes películas, dijo Presburger.

“Después de que se estrenó nuestra primera película, algunos sintieron que no nos fue bien, pero hay gente de la industria que me ha felicitado. Es difícil tener un estreno exitoso cuando otros tienen presupuestos de 10 millones para mercadotecnia”, expresó.

La primera cinta del año para Pantelion, From Prada to Nada (Pobres divas), generó tres millones de dólares en taquilla a principio de año, dijo Presburger.

“Sentimos que para ser nuestra primera película los resultados estuvieron de acuerdo a nuestras expectativas, pero es un mercado que tenemos que construir”.

El estudio apoyará de cuatro a cinco estrenos nacionales al año, todos ellos en inglés, con excepción de uno, dijo.

Entre los planes de Pantelion está hacer entre seis y ocho películas mexicanas en español al año, dijo. Una de ellas es Salvando al soldado Pérez una comedia sobre un grupo de narcotraficantes mexicanos que viajan para rescatar al hermano del líder de la organización quien está en el ejército estadounidense y es capturado en Iraq. La película fue un éxito de taquilla en México y Presburger quiere estrenarla en Estados Unidos con subtítulos en inglés.

Pero Presburger descubrió que los gustos de la comunidad latina no son iguales, por ejemplo, los cubano-americanos probablemente no entiendan las películas mexicanas, dijo. Los inmigrantes de habla hispana pueden no tener los mismos gustos que los latinos “completamente aclimatados”, añadió. La comunidad también es muy diferente a nivel económico.

La gente ve el tamaño de la demografía, pero esta no es homogénea”, dijo. “La gente piensa que es una gran oportunidad y lo es, pero tienes que encontrar películas con temas universales en lugar de nichos dentro del nicho. Ese es mi reto todos los días”.

“Lo estamos empezando a encontrar en términos de películas que ellos comprendan”, añadió.

El historiador de cine de Hollywood, Marc Wanamaker, dijo que Hollywood siempre ha tenido una estrella latina que atrae al público en general: Gilbert Roland desde los 20, César Romero desde los 30 y Ricardo Montalbán desde los 40.

Pero que los estudios busquen deliberadamente a las audiencias latinas es un nuevo enfoque.

“Ahora hay una gran población de latinos”, dijo Wanamaker. “Es práctico. Es una forma práctica de ganar dinero. Es un mercado que están buscando”.

Para su primer film, Marrow se inspiró en los estudiantes de una escuela pública de Phoenix donde trabajaba como consejera a nombre de una organización de comportamiento y salud mental sin fines de lucro de 1999 a 2001.

Ella siempre sintió empatía con los niños de los barrios pobres. Ella misma creció en el barrio de Logan Square del lado noroeste de Chicago, una comunidad establecida compuesta de inmigrantes puertorriqueños y mexicanos. Su padre, un barrendero de la ciudad de Chicago y su madre, una ama de casa, llegaron de México, pero se conocieron en Chicago y tuvieron seis hijos, dijo.

“Escogí trabajar con los distritos escolares más difíciles con un alto índice de deserciones”, dijo Marron sobre su trabajo en la escuela primaria de Phoenix.

“Ellos realmente no toman en serio la educación. Ellos no tienen modelos a seguir en su comunidad. Ellos admiran a las personas de la televisión y el entretenimiento. Eso realmente me impactó. Decidí escribir un guión y contar una historia con personajes con los que los niños se pudieran identificar y tenía la esperanza que esta historia los pudiera inspirar”, ella dijo.

El resultado es una película con clasificación para mayores de 13 años con un reparto latino, presentando a Aimee Garcia como la tenaz estudiante de primer año de universidad que busca entrar a una escuela formal de danza en California. Garcia también es una nativa de Chicago, de origen mexicano y puertorriqueño. Ella aparecía de manera regular en la televisión en el show de George Lopez y próximamente aparecerá en la serie Dexter, donde el nombre de su personaje también es Carmen.

Marron filmó la película en 2008 en 19 días y medio, filmando los exteriores en Chicago y los interiores en un estudio en Los Ángeles.

Go For It! es un drama de baile sobre el éxito de una latina de Chicago al superar la inseguridad y buscar lograr su sueño de convertirse en bailarina a pesar de los duros obstáculos, como la negación de su mejor amiga acerca de su novio abusivo. Ella lucha con la falta de comprensión de sus padres inmigrantes sobre sus sueños.

Algunas personas en Hollywood le dijeron a Marrón, “no hagas una película con un reparto latino — utiliza sólo un latino en ella” y “haz la película con calificación para adultos, con violencia y groserías”, dijo.

“No la quería hacer así”, dijo.

“La forma en que Hollywood presenta a los latinos ha sido mala. Cuando estos chicos van al cine, tienen este tipo de reafirmación”, dijo. “Estoy tratando de crear ejemplos para ellos”.

Sin embargo, ha tenido sus propios obstáculos.

Su película se estrenó en mayo en más de 200 salas en todo Estados Unidos, compitiendo contra grandes taquilleras de verano, como la secuela de Piratas del Caribe: Navegando en aguas misteriosas.

Como Presburger lo dijo, los resultados en taquilla de Go For It! fueron “decepcionantes”. La película será estrenada este verano en DVD, en televisión y cable.

En una tarde reciente, cuando se reunió con latinos y otros jóvenes en un programa extra escolar en el centro de la ciudad llamado Art Share Los Angeles, Marron seguía indomable y sin estar intimidada.

Ella ya está planeando su segunda película.

“De primera mano conozco lo difícil que es, pero cuando lo estaba haciendo, realmente no lo sabía”. Marron dijo en el interior de la bodega, donde los estudiantes sudaban en una clase de baile, muy parecido a la protagonista de su película. “Pero ahora que esto está pasando, estoy realmente agradecida y estoy mentalizada y quiero hacerlo más veces”.

Ahora ve