Las obras de arte perdidas de Leonardo da Vinci: un misterio sin resolver

Expertos indican a CNN cuáles son los trabajos artísticos del maestro renacentista de los que no se sabe el paradero
Laura Allsop
Autor: Laura Allsop
(Reuters) -

Han pasado 100 años desde que la Mona Lisa de Leonardo da Vinci fuera robada del Museo del Louvre en París por un obrero italiano y escondida durante dos años, antes de que finalmente saliera a la luz de nueva cuenta.

Aunque la pintura más famosa del mundo fue recuperada, todavía existe un puñado de obras del gran maestro que están desaparecidas y cuyo paradero es objeto de una febril especulación.

El número de pinturas de Leonardo da Vinci es pequeño, "no más de 20", según Martin Kemp, profesor emérito de investigación de Historia del Arte en la Universidad de Oxford y un destacado experto en Leonardo da Vinci.

El redescubrimiento en este año de una pintura de Leonardo llamada Salvator Mundi ofrece esperanza a los amantes del arte en todas partes, dice el experto en crímenes de arte, Noé Charney, autor de The theft of the Mona Lisa (El robo de la Mona Lisa) y fundador del centro de estudios Asociación para la Investigación de Delitos contra el Arte.

CNN da un vistazo a las obras famosas perdidas de Leonardo y analiza la probabilidad de que sean recuperadas.

Escudo de Medusa

Charney y Kemp coinciden en que la historia del Escudo de Medusa de Leonardo, la cual es detallada en el tomo Vidas de los más eminentes pintores, escultores y arquitectos del historiador de arte Giorgio Vasari en el año 1550, bien puede ser apócrifa.

Pero sigue siendo una fuente de intriga.

Vasari describe a un joven Leonardo pintando en un escudo de madera la cara del monstruo clásico Medusa. También se hace referencia al escudo posteriormente en una pintura de Caravaggio.

"Si existe ese escudo, sería un gran trofeo", dice Charney.

"El Escudo de Medusa era una de esas historias del origen de la juventud de Leonardo, por lo que podría estar en Vinci (Toscana, donde nació Leonardo), o podría estar en Florencia, pero estas cosas tienden a moverse, especialmente si la gente no sabía que era un Leonardo, podría haber entrado en una colección con un nombre diferente", continúa.

Kemp dijo que la tasa de supervivencia de este tipo de objetos es probablemente baja, aunque escudos pintados similares de la época han sobrevivido.

Sin embargo, dijo: "No es el tipo de cosas que hubieran sido atesoradas desde el primer momento como una gran obra maestra".

Caballo Sforza

Iba a ser la escultura de bronce más grande jamás realizada en una sola pieza. Leonardo iba a crear una estatua de bronce de cinco metros de altura de un caballo, en honor a la familia gobernante de Milán, los Sforza.

Trabajó durante 12 años en el proyecto, y creó un modelo de arcilla del caballo, que fue presentado en 1493, pero recibió un disparo que lo destruyó en pedazos cuando el ejército francés invadió la ciudad.

Charney cree que los fragmentos del modelo podrían estar en algún lugar.

"Los franceses admiraban a Leonardo también", dice. "No habría sido completamente destruido si hubiera sido utilizado para prácticas de tiro de arqueros, así que una parte de él aún podría existir, sin duda", agrega.

También hubo, según Kemp, modelos más pequeños, así como los moldes externos de arcilla del caballo.

"Pero, de nuevo, es el tipo de cosas que no sobrevivirían (en el tiempo), no atesorarías con mucho cuidado moldes de arcilla de caballos durante 500 años", dijo.

Batalla de Anghiari

En 1503, Leonardo recibió el encargo de pintar un mural de una escena de la histórica batalla en el Palazzo Vecchio de Florencia.

Se quedó sin terminar y no ha sido vista desde que la habitación en que estaba parcialmente pintada fue remodelada por Vasari a mediados del siglo 16.

Algunos historiadores del arte creen que todavía se encuentra en el Palazzo Vecchio y que Vasari creó una falsa pared en frente del mural para preservarlo, sobre todo porque en una de sus pinturas en el Palazzo Vecchio están escritas las palabras: "Busquen y encontrarán".

"De lo que estoy muy seguro es que, es solo cuestión de tiempo y también de tratar de averiguar la logística y resoverla –de cómo quitar el fresco de Vasari, que es un tesoro nacional, sin destruirlo, antes de llegar al Leonardo", dijo Charney.

Un experto forense en arte y arquitectura renacentista llamado Maurizio Seracini está tratando de conseguir el financiamiento para localizar el cuadro detrás del de Vasari. "Sería sensacional si aparece y le deseo todo el éxito a Maurizio", dijo Kemp, aunque añadió que si la pintura inacabada ha estado realmente oculta detrás de una pared durante 500 años, estaría en muy mal estado.

Los imponderables

Los imponderables, como los llama Kemp, son pinturas cuyas copias y bocetos preparatorios existen, aunque no hay obras originales sobrevivientes.

Estos incluyen una imagen de la Virgen con los niños santos jugando, y una de San Juan y Cristo como niños.

Salvator Mundi, la cual es indiscutiblemente auténtica, según Kemp, y que será mostrada en la Galería Nacional de Londres en noviembre, era uno de esos trabajos.

También hay cuadernos perdidos. Solo alrededor de una quinta parte de los cuadernos y manuscritos de Leonardo han sobrevivido a pesar de que un par de manuscritos encuadernados salió a la luz en 1966 en España, por lo que no se descarta que otros más puedan aparecer, dice Kemp.

Kemp subraya que las personas no deben tener grandes esperanzas de encontrar dibujos y menos aún pinturas.

"Si adoptas una visión muy optimista, no alcanzarías más de 30 pinturas", dijo.

Las probabilidades están en contra de que éstas sean encontradas, dijo, pero eso no impedirá que la gente trate de hacerlo; y ése es el poder del legado del hombre de Vinci.

Ahora ve
No te pierdas