Vivid, la empresa que difunde los videos sexuales de las celebridades

La empresa ha publicado las 'películas caseras' de Pamela Anderson, Paris Hilton y Kim Kardashian
kim kardashian
kim kardashian  kim kardashian  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Abbey Goodman
Autor: Abbey Goodman
(Reuters) -

En agosto, mientras 450 invitados de primera clase de Hollywood se reunían en una lujosa finca en California para celebrar la boda de cuento de hadas de Kim Kardashian, alrededor de 2 millones de personas hicieron honor a la ocasión a su manera: viendo Kim Kardashian, Superstar, —el video sexual que hizo con el músico Ray J— en la página web para adultos Vivid Entertainment.

Vivid es una de las compañías más conocidas en la industria de la pornografía. Su parodia de los filmes de superhéroes Batman XXX fue la película para adultos mejor vendida de 2010, de acuerdo con Adult Video News (AVN).

“Cuando empezamos este negocio, hace unos 26 años, era algo completamente diferente de lo que es ahora”, dice el fundador y copresidente de Vivid, Steven Hirsch. “Era un negocio muy pequeño. La gente en la industria realmente no hablaba sobre eso, era una especie de negocio subterráneo. Con el tiempo, realmente comenzó a cambiar, y pienso que tuvimos que ver en eso. Empezamos realmente a trabajar con los medios, a salir y hablar de nuestras películas y a hablar sobre nuestras chicas”.

Vivid se distinguió de las otras compañías invirtiendo presupuestos de seis cifras en sus películas, no sólo para conseguir talento y directores destacados del cine para adultos como Axel Braun o B. Skow, sino para tener un alto nivel de producción, guiones de alta calidad (¡Sí, las porno tienen guiones!) y comercialización.

En la década de los 80, un espectacular en el Sunset Boulevard de Los Ángeles promovía a las estrellas de Vivid. La empresa contrató publicistas y creó kits de prensa, algo que no se había hecho en la industria.

“Nosotros trajimos las cosas que eran evidentes para el mercado establecido al mercado para adultos”, dice Hirsch.

“Logramos tener artículos en Time, Newsweek, U.S. News y World Report  donde hablaban sobre el negocio para adultos (de películas) y la cantidad de dinero que se manejaba ahí. Eso hizo que las personas dejaran de pensar que las chicas eran drogadictas y prostitutas, y que esta era una especie de última parada”.

Actualmente, una producción de alto nivel de Vivid tarda alrededor de seis meses, de inicio a fin, y puede costar varios cientos de miles de dólares.

Vivid también decidió seguir el antiguo modelo de los estudios de Hollywood y hacer contratos de exclusividad con sus actrices, conocidas como las Vivid Girls (Chicas Vivid).

“La teoría es que si se va a gastar dinero para promocionarlas, no queremos que las chicas hagan películas con otras compañías”, dice Hirsh.

Jenna Jameson, ahora retirada, aún es considerada como la Vivid Girl más famosa y exitosa.

Actualmente, Vivid sólo tiene a dos chicas bajo contrato: Allie Haze y Capri Anderson.

La última estaba con Charlie Sheen en el Hotel Plaza de Nueva York en octubre pasado, en uno de los eventos más publicitados que al final le costó al actor su trabajo en la serie de comedia Two and a Half Men.

Además de las películas porno que Vivid ha producido en las últimas dos décadas, ahora la compañía tiene una división de parodias muy exitosa que le da el toque a los éxitos de taquilla de Hollywood como BatmanIron Man, Spiderman y La Guerra de las Galaxias.

Además de estas producciones, la empresa Vivid también es conocida por comprar las cintas de sexo de las celebridades.

Hace más de 10 años, Pamela Anderson y Tommy Lee causaron revuelo cuando se filtró al público un video sexual de su luna de miel.

Vivid compró los derechos de internet. Hasta ahora, es el video de una celebridad que más dinero les ha generado, según Hirsch.

“Aunque en algún momento, espero que la cinta de Kim lo supere”, dice Hirsch.

Desde entonces, Vivid compró la famosa 1 Night in Paris, de Paris Hilton, y cintas en las que aparecía Kendra Wilkinson, así como videos de la hija del actor Laurence Fishburne, Montana Fishburne; la ex luchadora de la WWE, Chyna; la cantante de música country, Mindy McCready; la finalista de American Idol, Jessica Sierra, y la estrella de un reality show, Tila Tequila.

“Con internet, la gente se siente más cómoda con las celebridades como nunca antes”, dice Hirsch. “Los siguen en Twitter y en Facebook, así que es sólo una progresión natural que se interesen en ver una película para adultos en donde son my diferentes a lo que estamos acostumbrados. El hecho es que si ves una cinta de alguna celebridad que salió al público, si ves a Kim Kardashian, a Paris Hilton, no hicieron otra cosa que ayudarles en sus carreras”.

Montana Fishburne citó el ascenso meteórico de Kardashian como la inspiración para su incursión en la industria para adultos. “Vi el éxito de Kim Kardashian y creo que en gran parte se debe a la publicación de su video sexual”, dijo a TMZ.

Kardashian demandó a Vivid cuando la compañía publicó su video. La batalla legal terminó con un acuerdo monetario donde la empresa cedió parte de las regalías, dice Hirsch.

Vivid invierte muchos recursos en su división de celebridades. “Es tan importante tener un contenido único”, comenta Hirsch. “Las cosas típicas” se pueden ver gratis en internet.

“Cuando se trata de las películas de celebridades, hay muy pocas”, dice. “Recuerda, se producen unos cuantas miles de películas para adultos al año, y quizá sólo tres cintas de celebridades”.

“No pasa un solo día sin que recibamos una llamada telefónica de algún tipo que dice que tiene una cinta de alguna celebridad”, comenta. Pero el 99% de esas “son falsas”.

¿Y cuál es la cinta de celebridades soñada? Hirsch alguna vez dijo que Angelina Jolie y Brad Pitt. Ahora dice: “Kate y William no estaría tan mal”. Pero seamos realistas.

“A menudo nos sorprendemos con algunas personas que no pensamos que lo harían y muestran un poco de interés pasajero”, dice Hirsch. “Pero no voy a dar nombres, tendrás que verlos”.

Ahora ve