El 'Brad Pitt egipcio', Khaled Abol Naga, busca más poder para África

Una de las figuras más destacadas en el cine egipcio también brilla por su conciencia social y su apoyo hacia los jóvenes
Khaled Abol Naga
Khaled Abol Naga  Khaled Abol Naga  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Nima Elbagir | Otra fuente: 1

Nota del editor: Cada semana, African Voices de CNN Internacional destaca las personalidades más atractivas de África, explorando la vida y las pasiones de gente que rara vez se abren ante la cámara.

(CNN) - Puede que sea una de las caras más reconocibles de Egipto, pero en la Plaza Tahrir de El Cairo de enero del 2011, cuando este lugar se convirtió en el punto focal del sentimiento antirrégimen, el actor Khaled Abol Naga estaba orgulloso de ser uno más en la multitud.

El reconocido actor de cine y activista, descrito por muchos fanáticos como el "Brad Pitt egipcio", fue uno de los descontentos que llenaron la plaza el año pasado a medida que las reuniones diarias de miles de manifestantes eventualmente condujeron al derrocamiento del presidente Hosni Mubarak, quien estuvo en el poder durante más de 30 años.

"Nunca he estado más orgulloso en mi vida que por ser una ni siquiera un líder o una cara conocida, una de las millones de personas que marcharon y se manifestaron en los 18 días", recuerda Naga.

"Junto a mí, el presidente ejecutivo de un banco, y del otro lado un portero que no sabía ni siquiera leer, hombres, mujeres, coptos, musulmanes, con estudios, sin estudios, ancianos, jóvenes", añade.

Naga dice que este sentido de la igualdad dio a los egipcios la unión y la unidad que tanto habían deseado.

"Había una sensación de un nuevo espíritu que llegó a los egipcios cuando sentimos que todos somos iguales y todos estamos luchando por los mismos derechos. Y hay algo tan bueno en eso, que hizo que los egipcios se sintieran tan orgullosos", dice Naga.

Apasionado por su país y por su gente, Naga dice que los egipcios están muy orgullosos de sus raíces africanas, y añade que hay muchas lecciones que los países africanos pueden aprender de la revolución egipcia.

"El poder de la gente es siempre más fuerte que la gente en el poder. En África, es hora de que la gente se dé cuenta de que todos esos dictadores, todos esos gobiernos de puño de hierro, no están ayudando a nadie, definitivamente no a la gente de esos países, y definitivamente no al continente en su conjunto", afirma.

"Somos muy ricos: esta es una de las zonas más ricas en recursos en el mundo, y una de las menos desarrolladas. Así que es hora de que la gente realmente comience a tener el poder y realmente cambie esta situación y haga uso de él en beneficio de su propio pueblo.

"Así que creo que ha sido suficiente aislamiento y es momento de unirse".

Como una de las estrellas más populares de Egipto, Naga ha forjado una destacada carrera en la actuación, ganando varios premios, incluyendo Mejor Actor por Leabet Hob en el Festival Internacional de Cine de Alejandría 2006.

Más recientemente, coprodujo y protagonizó la aclamada película Microphone, que examina el arte y y las escenas musicales underground de Egipto.

La película, que ha recibido numerosos premios este año, es el último vehículo de Naga, quien se ha caracterizado por dirigir la atención hacia los temas clave que afectan a la juventud en su país y más allá de sus fronteras. Desde 2007, Naga ha sido un embajador de Buena Voluntad de la UNICEF, defendiendo causas como la sensibilización sobre el VIH, y destacando cuestiones como la mutilación genital femenina y la asistencia a los niños de la calle.

"Mi interés fue siempre apoyar a los jóvenes, dar poder a los jóvenes", dice. "Es un tesoro sin explotar, la juventud de África, no sólo la del mundo árabe, porque hay mucha gente joven allí. Tenemos que darles poder, protegerlos, educarlos, para que realmente tengamos un desarrollo verdadero.

"Si hablo de cualquier tema, acabo encontrando que la solución estaría en las manos de los jóvenes. Y así, también, estás hablando con el futuro: cuando estás hablando con los jóvenes estás hablando con el futuro. Y es por eso que siempre he querido, me encontré haciendo estos proyectos, proyectos de sensibilización, con los jóvenes".

Es este sentido de participación el que ha definido el deseo de Naga de hacer una diferencia. No tiene miedo a expresar sus ideas y opiniones, y regularmente utiliza su blog para comentar asuntos sociales y políticos.

Dice que el proceso le ayuda a ser mejor en su oficio.

"Si soy lo suficientemente honesto y expreso mis opiniones sobre las cosas de manera social, política, me siento mejor conmigo mismo y siento que realmente puedo ser un mejor artista", dice el Naga.

Teo Kermeliotis contribuyó con este artículo.

Ahora ve