McQueen: 'Shame' fue menospreciado en los Oscar por el miedo al sexo

El director de 'Shame' dice que la exclusión de su protagonista Michael Fassbender entre los nominados al Oscar fue culpa de 'mojigatos'
shame
shame  shame  (Foto: )
(Reuters) -

Michael Fassbender de la película Shame no fue considerado para las nominaciones de los premios de la Academia este año, y el director del filme, Steve McQueen, considera que la culpa es de aquellos “mojigatos”.

Fassbender da vida a un adicto al sexo en el filme, un papel que requería que pasara tiempo desnudo en la pantalla. Su actuación en el “desgarrador drama” fue “memorable”, dijo Enterteinment Weekly sobre los premios Oscar, y añadió que Fassbender fue “una de las grandes revelaciones de 2011”.

El director McQueen coincidió con que Fassbender fue pasado por alto por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, según se lo informó a la Asociación de Prensa, “En Estados Unidos, le tienen demasiado miedo al sexo, por eso no fue nominado. Si te fijas en la lista de nominaciones al mejor actor, dices ¿Michael Fassbender no está en la lista?”.

Fassbender de 34 años es, “un actor único en su generación”, de acuerdo con McQueen. “Es un actor que puede transformarse y trascender, y de verdad le crees, así es el tipo de hombre que es”.

También existe una población predominante que la Academia tiene que considerar. De acuerdo con estudio realizado por Los Angeles Times, los  más de 5,000 miembros votantes de la Academia son cerca de 94% caucásicos, 77% son hombres y tienen una edad promedio de 62 años.

Si la población fuera más variada, dice el miembro de la Academia Alfre Woodward, quizá Shame hubiera tenido una mejor oportunidad.

“Quizá si la edad promedio fuera de 40 a 50, una película como Shame podría destacarse, yo considero que fue una pieza muy bien hecha pero con un tema que no esperamos que cierta población demográfica le guste”

El presidente de la Academia Tom Sherak y otros miembros dijeron al L.A. Times que siempre están conscientes de la diversidad limitada de la organización, mientras que el escritor y director Phil Alden Robinson dice “reconocemos absolutamente la necesidad de hacer un mejor trabajo”.

Pero, continuó, “empezamos con una mano atada a nuestra espalda… si la industria como un todo no está haciendo un buen trabajo en abrir sus filas, es muy difícil para nosotros diversificar a nuestros miembros”.

De cualquier forma, el director McQueen del filme Shame no está explotando por el menosprecio. “Es algo loco”, dijo McQueen a la Asociación de Prensa. “Pero así es como funciona, es un premio estadounidense, hay que dejar que se lo queden”.

Ahora ve
No te pierdas