Davy Jones: ¿Por qué lloramos a los ídolos adolescentes?

Tras el fallecimiento del cantante principal de The Monkees, los fanáticos recuerdan la influencia que su música tuvo en sus vidas
jones
davy jones  jones  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Stephanie Goldberg
Autor: Stephanie Goldberg
(Reuters) -

Davy Jones era algo más que la estrella que adornaba un sinnúmero de carteles colgados en paredes de dormitorios en la década los años 60.

El símbolo británico y cantante principal de The Monkees que cautivó al público con su talento y carisma, fue el ídolo adolescente por excelencia.

La noticia de la muerte de Jones (quien falleció de un ataque al corazón a los 66 años de edad el miércoles) provocó arrebatos nostálgicos de fanáticos, quienes recordaron sus viejas portadas en revistas como Tiger Beat y 16 Magazine, las horas pasadas frente al televisor, y los momentos en que bailaron Pleasant Valley Sunday.

La lectora de CNN.com rosemeow comentó: “Un sentimiento de tristeza, cuando las piezas de tu infancia empiezan a desmoronarse. Allá va otro pedazo de la mía”.

Ya sea que el dolor se deba a la sensación de cerrar un capítulo en la propia vida, o la cuestión más amplia de la mortalidad, el fallecimiento de un ex ídolo adolescente puede tener un profundo efecto en los fanáticos.

Al igual que Michael Jackson, quien falleció en 2009, y Whitney Houston, quien murió el mes pasado, Jones era una persona admirada por generaciones más jóvenes como “la primera persona que hizo que se interesaran en la música”, dijo Phil Gallo, corresponsal senior de Billboard.

Para muchas personas, The Monkees fue el primer grupo que podían reclamar como propio, a diferencia de la música que pertenecía a sus padres, agregó Gallo. “Eso realmente afecta a la gente”, dijo.

Y además cabe resaltar el estatus de ídolo adolescente de Jones.

“Si hablabas con una chica a la que le gustaba The Monkees, invariablemente, (Jones) era su favorito”, dijo Gallo. “Es el cantante principal. Es el más guapo. El que tiene la personalidad agradable”.

Pero ese fanatismo no se limita a las chicas que gustosamente hubieran dado un brazo por una cita con Jones.

“Cuando era niño, quería ser Davy Jones”, tuiteó el actor Kevin Bacon. “(Es una) gran parte de lo que me llevó al mundo del espectáculo”.

Muchas de las personas que están sufriendo esta pérdida tienen entre cuarenta o cincuenta años de edad, dijo Gallo, y agregó: “Es un caso en el que la gente piensa: “Vaya, es alguien de los míos. Es de mi generación. Tiene mi edad”.

Y aunque parece una comparación muy lejana, así es como los jóvenes de hoy verán a la estrella del pop Justin Bieber.

En 2008, un año antes de que Bieber obtuviera su condición de ídolo adolescente, Yahoo! Music nombró a Jones el mayor ídolo adolescente de todos los tiempos, por encima de Jackson y David Cassidy, quien compartió el honor con Bobby Sherman y Donny Osmond a principios de 1970.

Jones apareció como actor invitado interpretándose a sí mismo en un episodio de The Brady Bunch, en 1971, apropiadamente titulado Getting Davy Jones (Consiguiendo a Davy Jones). El episodio hoy icónico, en el que Jones interpreta Girl para Marcia en su fiesta de graduación, encantó a los fanáticos.

“Hay algo acerca de The Monkees y de lo que nos hizo comprender sobre la cultura pop: que la música, la televisión y, eventualmente, el cine pueden funcionar juntos”, dijo Gallo. “Ésta es una especie de lección que la gente todavía puede aprender, y sigue siendo repetida cinco décadas más tarde”.

The Beatles el grupo que inspiró a The Monkees lanzó A hard day's night en 1964. Tres décadas más tarde, las estrellas de la década de los años 90, las Spice Girls, estrenaron la película Spice World.

“El mercado de los ídolos adolescentes es realmente una ventana de entre dos a cinco años de duración”, dijo Gallo, y eso ya era sabido cuando The Monkees estaban en su apogeo.

Pero lo que hizo distintos a The Monkees es que su música logró trascender las generaciones, dijo Gallo. “Las radios de éxitos Oldies o comerciales, o los programas de televisión, (su música) seguía siendo usada en los años 70 y 80, así que cuando tuvieron un reencuentro, había un público para ello”.

A medida que los antiguos fanáticos se convierten en padres, e introducen a sus hijos en la música de The Monkees, su audiencia crecerá, dijo Gallo. Por no hablar de la versión que Smash Mouth hizo de I'm a Believer, que apareció en la película de 2001 Shrek.

El lector de CNN.com papanez comentó: “Davy y The Monkees eran muy especiales para mí, los disfrutaba en los años 60, me divertí mucho mostrando (su música) a mi hija cuando era pequeña, y disfruté mucho sus reencuentros”.

“Llegará un día en que alguien pondrá música de las Spice Girls o de *NSYNC a sus hijos y dirá: Déjame decirte cuán buena solía ser esta música”, dijo Gallo.

“Es un poco difícil de imaginar para nosotros, pero de la misma manera en que alguien dice que Pleasant Valley Sunday es una gran canción, y que 'ya no escriben (canciones) así', estoy seguro que alguien dirá lo mismo algún día acerca de Backstreet Back".

Ahora ve