La vida de María Félix a través de sus palabras

Este domingo se conmemora una década de la muerte de la actriz mexicana María Félix, quien alguna vez fue llamada 'la mujer que se robó el siglo'

'La mujer que se robó el siglo'

1
Sin Pie de Foto
maria_felix  Sin Pie de Foto  (Foto: EFE/Archivo)

Hace 10 años que el corazón de la diva del cine mexicano María Félix dejó de latir en su lujosa casa en el barrio de Polanco, en la Ciudad de México, el día de su cumpleaños. 

A una década de su muerte, su edad es aún una incógnita.

Dejó atrás un legado de 47 películas y marcó la Época de Oro del cine mexicano como ninguna otra actriz. La primera vez que el historiador Enrique Krauze se reunió con ella para proponerle una biografía, la describió con una frase: “Usted se ha robado el siglo”.

Una carrera enmarcada por su belleza y su temple convirtieron a la actriz en una leyenda mexicana del siglo XX.

El misterio de su edad

2
María Félix participa en un homenaje a artistas mexicanos
EFE. María Félix-aniversario 4  María Félix participa en un homenaje a artistas mexicanos  (Foto: EFE/Archivo)

"Mis años les pesan a los demás, porque, por ejemplo, en México cumplir años es como un pecado. ¿Por qué precisar? Y a todas las mujeres del espectáculo es la misma cosa", dijo María Félix en una entrevista televisiva en la década de 1990.

Aunque se sabe que nació un 8 de abril en Álamos, Sonora, su edad siempre fue un misterio.

En 47 pasos por el cine, el escritor Paco Ignacio Taibo I escribió que La doña "ha nacido en muchas fechas, pero siempre en el mismo lugar". Pero un documento legal citado por él en la biografía de la artista fija el año del nacimiento de la actriz en 1914.

'La doña', con corazón de hombre

3
Luis Miguel Dominguín dedica una faena a María Félix
EFE. María Félix-aniversario  Luis Miguel Dominguín dedica una faena a María Félix  (Foto: EFE/Archivo)

"Yo siempre he dicho que tengo corazón de hombre. Yo no creo que tengo el corazón de mujer, esta cosa frágil".

Los papeles de mujeres fuertes, independientes y desafiantes que Félix interpretaba en sus películas tenían algo de su personalidad.

Aunque tuvo 11 hermanos —seis hombres y cinco mujeres— no le gustaba jugar con las niñas. Prefería pasar el rato con su hermano Pablo, por quien sentía un amor muy especial.

Su carácter podía ser descrito con los títulos de algunas de sus cintas más celebres: La devoradoraLa diosa arrodillada, Doña Bárbara o Doña Diabla, con las que se ganó el sobrenombre de La Doña.

Una actriz improvisada

4
maria_felix
maria_felix  maria_felix  (Foto: Reuters, )

“Yo nunca he pensado en la competencia de otras, nunca le he tenido celos a nadie ni envidia a nadie, ni competencia, he trabajado yo, para mí misma, yo me hice mi imagen”.

María Felix aseguró en varias entrevistas que jamás tuvo que luchar por un papel. Sin embargo, decía que tuvo que aprender muchas cosas, porque era una actriz improvisada.

Su oportunidad para entrar al mundo del cine llegó cuando un ingeniero de nombre Fernando Palacios la encontró en una calle del centro de la Ciudad de México y le propuso contactarla con gente del cine. María se negó, pero días después Palacios averiguó su dirección y le volvió a ofrecer esta posibilidad.

En aquel entonces, Félix trabajaba en la oficina de un cirujano que la ponía como ejemplo con sus clientas, según se relata en la biografía escrita por Krauze. El doctor la animó a probar suerte y le dijo que si no le salían bien las cosas podrían regresar. Félix aceptó. La primera película que hizo fue El Peñón de las Ánimas.

La siempre enamorada María Félix

5
María Félix en un retrato
EFE. María Félix-aniversario 2  María Félix en un retrato  (Foto: EFE/Archivo)

"Nunca me gustó casarme. Yo no sé por qué. Mi mamá me decía que había que ponerle placas al coche para poder circular tranquilamente, pero yo no lo veía tan necesario", dijo Félix, quien se casó cuatro veces.

La primera, para independizarse de su familia y escapar del estricto control de su padre, con Enrique Álvarez Alatorre, con quien tuvo a su único hijo. Tras su separación, la actriz mexicana se realcionó con algunas de las figuras más representativas de la escena artística de su época.

Sus matrimonios posteriores fueron con el compositor, Agustín Lara, quien le compusó la clásica canción María Bonita, y con el actor Jorge Negrete, después de una relación de amor y odio de 10 años. Con él trabajó en su primera película.

Después se casó con el magnate francés Alex Berger.

"Enamorarse es algo muy severo. Enamorarse es un estado de gracia y a mí me han querido mucho más de lo que yo he querido".

Su último amor fue el artista francés Antoine Tzapoff.

"Tanta y tan intensa es su hermosura, que duele", aseguró el dramaturgo francés Jean Cocteau cuando conoció a Félix.