La exasistente del bajista de U2 es condenada por robar 3.47 mdd

El juez dijo que solo la "codicia" podría explicar la deslealtad cometida por Carol Hawkins, quien fue sentenciada a siete años de cárcel
Adam Clayton  U2
(Reuters) -

La exsecretaria de Adam Clayton, bajista del grupo irlandés U2, fue condenada este viernes por un tribunal de Dublín a siete años de cárcel por robar casi 3.5 millones de dólares de las cuentas bancarias del músico.

Carol Hawkins, de 48 años, había sido declarada culpable la pasada semana de 181 cargos presentados contra ella por la defensa de Clayton relacionados con la sustracción de 3.47 millones de dólares.

"Francamente, solo la codicia como motivación para llevar un estilo de vida lujoso puede explicar la magnitud de este acto de deslealtad", dijo el juez, Patrick McCartan, al leer la sentencia.

El magristrado explicó que la severidad de la pena impuesta responde al hecho de que la acusada mantuvo su inocencia durante el juicio, a pesar de las pruebas. 

En este sentido, McCartan cuestionó el arrepentiemiento de Hawkins y sugirió que la condenada podría volver a delinquir en una situación similar. 

"Estos son delitos provocados por la codicia y nada más. Importa muy poco si fue muy lista o muy tonta", añadió el juez.

En tanto, describió a Clayton como un "buen patrón, atento y compasivo, que ofreció a la acusada una segunda oportunidad".

Durante el juicio se supo que Hawkins se ganó la "total confianza" del músico, hasta el punto de figurar como firmante en dos de sus cuentas, lo que aprovechó para expedir durante cuatro años 181 cheques bancarios y desviar importantes cantidades de dinero a sus propias cuentas.

En 2008, la mujer confesó a Clayton que había reservado a través de una de esas cuentas conjuntas viajes a Nueva York y Londres, por un valor de 19,450 dólares, para visitar a sus dos hijos.

Investigaciones posteriores revelaron que Hawkins llegó a comprar con el dinero de la estrella de U2 lujosas vacaciones, 22 caballos de carreras, ropa y calzado de diseño y hasta un Volkswagen Golf para uno de sus hijos, a los que también pagó cursos de moda y cinematografía a su costa.

La acusada comenzó a trabajar en 1992 como empleada del hogar en una de las mansiones dublinesas de Clayton, quien la convirtió después en su secretaria personal, mientras que su entonces marido desempeñaba tareas de chofer y cocinero.

La pareja recibía un salario conjunto de casi 61,500 dólares anuales y vivía gratis en casa del músico, pero tras su separación en 2007 Clayton mantuvo la paga completa para Hawkins.

El juez McCartan también ordenó que una fracción de los ingresos que recibirá la condenada por la venta de su departamento en Nueva York sean utilizados para devolver parte de los más de tres millones de dólares robados.

En 2006, el grupo U2 ya se vio obligado a acudir a los tribunales para recuperar varias prendas que su cantante, Bono, vistió durante la legendaria gira del The Joshua Tree de 1987 y que estaban en posesión de su antigua estilista.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Lola Cashman, quien trabajó para U2 como asesora de imagen y estilista entre 1987 y 1988, fue obligada por un tribunal irlandés a devolver los souvenirs.

La banda recuperó así algunos objetos que estaban valorados en poco más de 6,280 dólares, como unos pantalones negros, unos pendientes metálicos, una sudadera verde y un sombrero de vaquero Stetson, que su vocalista había calificado de "icono".

Ahora ve
Frida, la heroína de cuatro patas, está por jubilarse y buscará un hogar
No te pierdas
×