La película 'Savages' no tiene nada que ver con las drogas, dice su autor

Don Winslow habla con CNN sobre la inspiración de la novela, su adaptación al cine y los personajes de esta cinta próxima a estrenarse
¿Cuál es el legado de Nora Ephron?
Breeanna Hare
Autor: Breeanna Hare
(Reuters) -

En el avance de Savages que se estrenará próximamente, un potencial espectador puede deducir que la película involucra: 1) una trama de secuestro; 2) marihuana; y 3) un par de cultivadores de marihuana exitosos, interpretados por Taylor Kitsch y Aaron Johnson, quienes comparten una novia llamada que es Blake Lively.

Pero lo que algunos que ven este avance puede que no sepan es que la última película de Oliver Stone está basada en la novela de 2010 del mismo nombre del escritor Don Winslow.

La historia sigue a dos mejores amigos y emprendedores de negocios de Laguna Beach, Estados Unidos:

Chon es un marino estadounidense, veterano de guerra; y Ben un graduado de Berkeley idealista con habilidad para la botánica. Winslow escribe en su novela que los dos desarrollaron una planta para que la droga casi “se pudiera levantar, caminar, encontrar un encendedor y prenderse a sí misma”.

Algo tan potente presumiblemente no se quedaría dentro de los confines del sur de California por tanto tiempo, y Ben y Chon se vuelven tan exitosos que el negocio de las drogas al sur de la frontera se da cuenta.

Cuando la novia rica y vaga de Ben y Chon, O (de Ophelia), es secuestrada por un cártel de las drogas mexicano conocido por decapitar a quienes se les cruzan, la postura no violenta de Ben se pone en duda.

Recientemente CNN habló con Winslow, quien comparte créditos como guionista para el filme con Shane Salerno y el director Stone, sobre adaptar su obra, cómo creó una historia tan violenta y llena de confusión como Savages, y la creación de la infame O.

CNN: En Savages juegas mucho con el formato, tomas algunas trayectorias en la escritura como si fuera un guión. ¿Cuál fue tu filosofía con eso?

Don Winslow: Sólo quería escribir un libro en la forma en que lo escuchara con mis oídos y lo viera en mi mente. Si alguna escena se vio más como un filme en ese momento, la escribía en una forma de guión. Si la escuchaba como poesía o la veía como una narración, la escribía de esa manera.

Una cosa que estaba tratando alcanzar era la naturaleza fracturada de la forma en que recibimos información estos días. Es constante y es en corto, pedazos irregulares. Incluso la forma en la que hablamos… En cualquier momento, prendemos la televisión, pero también tenemos encendidas nuestras computadoras.

Alguien nos tuitea, alguien nos llama, alguien nos manda un mensaje, alguien habla con nosotros en Skype. Solo creo que la sociedad estos días obtiene sus historias de múltiples direcciones, en múltiples formas a la vez, así que estaba tratando de reflejar algo de eso.

CNN: Ophelia utiliza muchos acrónimos, casi hablando en el lenguaje de los mensajes de texto.

Winslow: Eso fue muy deliberado. Y por supuesto, ahora tenemos tuits. Creo que hay un nuevo lenguaje allá afuera, particularmente en la Costa Oeste de Estados Unidos, pero también en todo el país.

CNN: ¿Cuál fue el proceso para adaptar tu trabajo?

Winslow: Fue desafiante, de un tipo más intelectual que cualquier otra forma… una cosa en la que todos inmediatamente estuvimos de acuerdo fue en que queríamos mantener a los personajes consistentes al libro. Ya sabes, algunos elementos de la historia tendrían que cambiar; los elementos centrales de la historia están allí, así que sólo tuve que ajustar un poco.

CNN: ¿Cómo se te ocurrió la historia? Tienes una formación variada, pero no involucra el comercio de drogas.

Winslow: ¿Podemos poner eso en letras cursivas en el texto? Tampoco como cliente; no tomó drogas.

Leo mucho sobre eso, pero eso es todo. Aproximadamente en 2005, escribí un libro llamado The Power of the Dog (El poder del perro), que fue un tomo sobre la evolución de los cárteles de la droga mexicanos.

La base de mi investigación vino de ese libro. Esos fueron cinco años y medio o seis años de trabajo, y tenía una biblioteca extensa de artículos, documentos de la corte, registros policíacos, registros de inteligencia y entrevistas con personas de la DEA, policías y drogadictos y, sí narcotraficantes, pandilleros y todo eso. Tuve que actualizarlo para Savages, y para (la precuela) Kings of Cool, y hay retrospectivas a la década de 1960 y 1970, así que tuve retroceder en el tiempo.

CNN: Creo que es una historia poderosa no sólo por el tema, que es algo que está resonando en los titulares todos los días, sino por los personajes, especialmente Ophelia. ¿Qué buscabas allí, cómo la desarrollaste?

Winslow: Escribí ese primer capítulo (de Savages), sin tener idea de lo que significaba, quién lo estaba diciendo, (o) por qué. No tenía historia, nada. Llegué al salto de página y comencé a escribir, y luego de repente estaba escribiendo desde el punto de vista de una mujer del Condado Orange de veintitantos años, que no soy, pero sabía mucho de ellas, he pasado mucho tiempo allí.

Quería tener un personaje que fuera, uno, descaradamente a cargo de su propia sexualidad. ¿Sabes? Simplemente está allí. Ella es quien es, va a ser lo que quiere hacer, y no se va a disculpar por eso. Y eso ha sido controversial. También necesitaba ese tipo de comentarista que pudiera comentar sobre la historia y comentar sobre la sociedad y… hacerlo en una forma honesta que con suerte es graciosa.

Simplemente me encariñé con ella. No empecé a tomar notas y decir que O debería ser así. Simplemente asumió el mando, realmente… es difícil de explicar desde el punto de vista de un hombre.

CNN: Leer un personaje como ese, especialmente de un autor masculino, la suposición para mí es que quizá el autor está infantilizándola. Pero se vuelve más compleja para mí a medida que el libro va avanzando, en lo que se refiere a su sexualidad, teniendo una relación con dos hombres, hay capas en ella. ¿Cuál ha sido la reacción?

Winslow: Por extraño que parezca, la mayoría fue positiva. Estaba en el Aeropuerto Heathrow cuando la reseña de The New York Times salió, que por supuesto fue aterradora, pero fue un éxito absoluto y Janet Maslin, quien obviamente es una mujer, amó el personaje. Y eso francamente me dio, creo, una capa de protección.

Pero por supuesto, ha habido muchos comentarios negativos, he visto a personas acercarse a mí y decirme proactivamente lo mucho que odiaron el libro… y eso está bien.

Mira, si un hombre está con dos mujeres, es un héroe, ¿verdad? Es un semental. Pero si lo volteas, mucha hipocresía entra en juego. Pero que así sea. Sólo quería escribirlo de la forma en que lo escuché.

CNN: Después de escribir la novela, el guión, y ver la película, ¿cuál es tu punto de vista en lo que significa ser salvaje? (savage) Juegas mucho con esa palabra.

Winslow: Creo que caminas por ciertos caminos, y ese es un camino hacia la barbarie, y es tomando un paso a la vez. Y luego pienso que estás allí y creo que ya no hay marcha atrás. Creo que eso es cierto para los individuos, organizaciones y para los países.

Al principio de Savages, estaba tratando de conseguir esta dualidad de la barbarie de estos cárteles de la droga, que ciertamente es muy real, y lo que pensaba como salvajismo económico de un cierto estrato social del sur de California, que es salvaje en su propia manera. El consumismo interminable, y el materialismo sin fin a costa de otras personas.

Es divertido, vemos a otras sociedades y los llamamos salvajes, pero sus familias viven juntas, cuidan de sus hijos y cuidan de sus ancianos. Podrían ser tecnológicamente primitivos, pero creo que podrían ver ciertos aspectos de nuestra sociedad, en particular últimamente y pensar, “eso es salvaje”.

CNN: Esa fue la parte más interesante de la historia, para mí, porque te deja con la impresión de que cada uno de nosotros podría comportarse de esa manera, si tuviéramos las razones correctas para hacerlo.

Winslow: Así lo pienso, me temo que es cierto.

CNN: ¿Por qué decidiste elegir a estos personajes de nuevo en la precuela Kings of Cool?

[En Savages] los encontramos tarde en su vida, y siempre supe sus historias de fondo, sabía desde el primer momento quiénes eran, cómo eran sus familias, cómo crecieron. Para cuando terminé Savages, muchas personas querían hablar conmigo sobre estos personajes y los cómos y por qués, así que quise escribir la historia de origen.

También quería escribir, y esto suena muy pretencioso, un libro que tuviera algo que ver con Estados Unidos. Kings of Cool se trata ampliamente sobre la búsqueda de sus orígenes, y decodificar, si quieres decirlo así, su mitología.

Quería hacer un poco de eso con Estados Unidos con el paso de las décadas, y hablar sobre la evolución del comercio de drogas, y cómo ha afectado al país, y cómo cambió a medida que el ánimo del país ha cambiado, y quería deconstruir algo de esa mitología también.

CNN: En Savages dices que Ben podría haber sido el director de los Cuerpos de Paz si hubiera nacido en una generación diferente, pero luego ves en la precuela que la generación antes de la suya estaba involucrada en lo mismo que terminó haciendo Ben. ¿Cuál fue la conexión allí?

Winslow: Tienes que poner mucha atención a la historia. La gente no surge de la nada. Vienen de un lugar específico y un momento específico y vienen de una familia específica. Siempre hay razones.

CNN: ¿Crees que adaptarás The Kings of Cool a un guión?

Winslow: No está en mi mente ahora, hemos estado muy ocupados. Hice otro guion con Shane Salerno llamado Satori con Leonardo DiCaprio, Chuck Hogan de The Town y yo estamos haciendo la historia original del guión, y tengo tres libros. Quiero escribir ahora. Así que ya veremos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

CNN: ¿Te quedarás en el género del crimen, o te ves aventurándote?

Winslow: No, no, vivo en mi vecindario. Algunas personas me dicen que vivo en las fronteras, pero soy un escritor de crimen. Me gusta estar donde vivo. 

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×