El rock en Japón: una mezcla perfecta entre lo extranjero y lo conocido

Japón no solo es un gigante de la tecnología, también tiene muchos músicos talentosos de los cuales vale la pena escuchar su trabajo
rock japones  japones
Zac Bentz
Autor: Zac Bentz
(Reuters) -

Ser un geek de las películas es sencillo, así como ser un geek de las historietas. Incluso es fácil ser un geek del Anime estos días. Pero las cosas comienzan a ser un poco más difíciles cuando lo que te interesa es el rock extremo independiente japonés.

Claro que de vez en cuando puedes tener una probadita si eres un otaku del Anime consagrado, pero incluso entonces no estás recibiendo la sensación adecuada sobre lo que está sucediendo en los sudorosos callejones traseros de los clubes de Tokio o de Osaka. Para eso necesitas escarbar profundamente y tener el amor por perseguir las fantasmales pistas de los susurros de las guitarras que se perciben en el horizonte. La información que va de boca en boca de un compañero admirador a otro es mucho más fuerte que 1,000 millones de dólares invertidos en la máquina de las relaciones públicas, ya que esta máquina habla en un idioma diferente.

Para muchas personas, la primera probada de lo que Japón tiene por ofrecer vino de la agrupación Shonen Knife. El trío punk rock de chicas no solamente ha estado tocando sin parar por más de 30 años, sino que también han estado de gira por el mundo la mayor parte del tiempo. Cantan en inglés y son la combinación perfecta entre lo extranjero y lo conocido.

“Me inicié en la música japonesa a través de un disco de Shonen Knife, Let’s Knife, tal vez en 1996 o una fecha aproximada. Me enamoré de ellas, ya que esa es la reacción correcta que debes tener ante Shonen Knife”, dice Daniel Robson, un escritor, organizador de eventos y anfitrión de It Came from Japan que vive en Tokio. “Después de eso un amigo de la universidad me empezó a recomendar otros grupos buenos y también de esos me enamoré”.

Robby Takac de los Goo Goo Dolls fundó el sello discográfico Good Charame Records, el cual llevó a Shonen Knife a las listas. “Una vez que comenzamos a trabajar con Shonen Knife empezamos a descubrir muchas otras originales y emocionantes bandas en Japón, y comenzamos a buscar atraer grupos de rock liderados por mujeres para presentarlas a las audiencias de Estados Unidos. Y cada vez que nos presentan una nueva banda nos sorprendemos de la originalidad y ángulo único desde donde cada grupo dirige su música”.

Este es mucho del atractivo de las modernas agrupaciones japonesas. Ligeros cambios, la tradicional influencia de lo folclórico, la influencia de Anime, la progresión desconocida de las cuerdas, además de pequeñas inclusiones de tecnología de punta, logran revitalizar un género musical que quizá ya nos había cansado.

Para el promotor neoyorkino Hayden Brereton, de Superglorious Heavy Industries, fue Towa Tei del grupo Deee-Lite quien lo llevó a conocer la música japonesa. “Cuando me mudé a Nueva York para la universidad a finales de la década de 1990, descubrí la música de Towa y supe sobre la escena musical del Shibuya-kei, algo así como pop lounge con bossa nova. Tengo un gran gusto por la música y realmente no me importaban los géneros o de donde provenían mientras me satisfacieran. Por lo mismo, mi curiosidad me llevó a escuchar a una gran variedad de artistas japoneses”.

Frecuentemente hay un punto de partida sencillo que te conduce a una avalancha sin fin de descubrimientos para los seguidores. Para Brereton comenzó con algunos amigos queriendo promover a algunas bandas japonesas para que se presentaran en sus eventos. Esto más tarde nos condujo a trabajar en todos los festivales de música punk japonesa, incluyendo el Guitar Wolf. Después de eso gradualmente me fui involucrando en todo”.

Robson comparte esos sentimientos. “Acerca del porqué, creo que se debe a que nadie más lo hubiera hecho. Al principio simplemente quería ver conciertos donde se presentaran mis grupos favoritos, lo cual evolucionó en querer hacer que a los grupos les fuera más sencillo viajar al extranjero y tocar”.

Aunque la barrera del idioma es un obstáculo para los medios tradicionales, las audiencias que tienen la oportunidad de ver a los grupos en un contexto en vivo al parecer no ven mucho problema con esa situación. Takac considera la experiencia en vivo como algo crucial.

“Siempre se nos ha dificultado encontrar agentes que estén interesados en firmar grupos japoneses, pero nosotros siempre dejamos una estela de admiradores cada vez que los grupos se presentan en vivo”.

Los fanáticos del Anime alrededor del mundo intentan lograr que grandes bandas japonesas toquen en vivo. Alguna de sus canciones frecuentemente es presentada como tema de apertura o cierre. Good Charamel Records ha logrado que varias bandas puedan tocar.

“Nuestros grupos MOLICE, TsuShiMaMiRe y otra banda que presentaremos muy pronto llamada Pinky Doodle Poodle han tenido fabulosas experiencias alrededor del mundo tocando en festivales de Anime y convenciones”, dice Takac.

“Se trata de una audiencia entusiasta, cautiva y dispuesta que ama la cultura japonesa, y esto representa una buena alternativa en el Occidente para muchas de estas bandas”.

Pero también hay un elemento pasivo en la escena Anime en relación a la música.

“La mayoría de las personas piensan que si a estos chicos les gusta el Anime, entonces les gustará cualquier tipo de música que provenga de Japón”, expresó Brereton. Lo cual no es el caso. Aunque definitivamente existe cierta mezcla, a los seguidores del Anime no necesariamente les gustará la música japonesa.

"En una ocasión en un panel de un festival de Anime en Nueva York le pregunté a la audiencia si conocían The Boredoms o Shonen Knife y solo unos pocos levantaron la mano”, señaló Brereton.

Así que ¿por qué es tan complicado para las bandas japonesas el lograr el éxito en occidente? Sencillamente, no hay dinero en ello. Los sellos disqueros en Japón tienen una gran industria por sí mismos con la cual competir.

Realmente no hay necesidad de mover a sus grupos de un lugar a otro en el mundo solo para que toquen en pequeños clubes ante audiencias confundidas, cuando pueden llenar estadios en su propia tierra. Así que al final, es la simple pasión lo que mueve tanto a las bandas como a los seguidores el lograr que lleguen al oeste.

“Bandas independientes como Shonen Knife, red Bacteeria Vaccum y Melt Banana han gastado grandes cantidades de tiempo en escenarios alrededor de Estados Unidos para ganar ávidos seguidores a los cuales regresar una y otra vez, pero es difícil para ellos encontrar una razón financiera para estos viajes”, señaló Takac. “Así que es la pasión por la música lo que hace que regresen y le entreguen al público alrededor del mundo su arte”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

¿Cuál sería la solución? Robson sugiere un tipo de movimiento de rock asiático.

“Personalmente me encantaría ver más bandas asiáticas unirse para crear un tipo de invasión asiática, que marchen con valor hacia el oeste hombro con hombro”, dijo. “Artistas de rock, punk, indie y de música electrónica tendrían una mejor oportunidad de encontrar un nivel de éxito sostenible en el extranjero parcialmente porque su definición de éxito es diferente, y porque los fanáticos de la música alternativa son menos propensos a detenerse debido a una barrera de idiomas… La música independiente siempre encuentra un camino”.

Ahora ve
Este robot se desplaza por los pasillos para limpiar los pisos de Walmart
No te pierdas
×