Chiurai: el artista que enfrentó al hombre más temido de África

Nacido en Zimbawe, el activista ha demostrado que el arte puede ser una forma de hablar a las generaciones más jóvenes
Autor: Nkepile Mabuse | Otra fuente: 1

Nota del editor: African Voices es un programa semanal que destaca a las personalidades más importantes de África, explorando las vidas y pasiones de personas que rara vez se abren a la cámara.

(CNN) — Ya sea que estén paseando dentro de lugares prestigiosos de arte, como el Museo de Arte Moderno en Nueva York, o en las casas de Elton John y Richard Branson, las creaciones reflexivas de Kudzanai Chiurai han capturado a audiencias en todo el mundo.

Con 31 años de edad, Chiurai de Zimbabwe es uno de los talentos de más rápido ascenso en el arte contemporáneo africano.

Su notable obra de trabajo está cada vez más definida por el uso de técnicas mixtas, ya que Chiurai combina pinturas y dibujos con videos y fotografías para abordar temas como la democracia y xenofobia.

Pero para algunos, Chiurai es algo más que un artista. Ha sido descrito como un poeta, activista y filósofo cultural que utiliza sus creaciones sorprendentes (y a veces oscuras) para hacer frente a los temas políticos y sociales que son cercanos a su corazón.

“No puedes escapar de la política”, explica Chiurai, quien vive y trabaja en Sudáfrica. “Todo es político en el sentido de cómo socializamos”.

Un pintor entrenado, Chiurai fue el primer estudiante negro en graduarse con una licenciatura en Bellas Artes en la Universidad de Pretoria de Sudáfrica.

Comenzó su carrera pintando paisajes y retratos pero su activismo pronto comenzó a aparecer en su trabajo. Generó controversia durante los preparativos violentos y la disputa de Zimbabwe en las elecciones de 2008 con una serie de representaciones polémicas del presidente Robert Mugabe.

Los posters de Chiurai, que mostraban a Mugabe en llamas con cuernos en su cabeza, detonaron la ira de la élite gobernante de Zimbabwe y metieron a Chiurai en problemas. El joven artista dice que fue amenazado con ser arrestado y ha estado viviendo en el exilio autoimpuesto desde ese entonces.

Aunque sabía de las implicaciones de criticar a uno de los hombres más temidos de África, Chiurai permanece imperturbable. Describe las dificultades que muchos de sus compatriotas estuvieron sufriendo en medio de una crisis económica profunda en el país del sur de África que alguna vez fue próspero.

“El arte siempre ha jugado un papel importante en contar estas historias”, explica. “Ya sea través de la pintura o posters; ya sea que refleje un pensamiento o una idea; ya sea que refleje una conversación que se había pensado. Creo que, en ese caso, era posible hacer eso en una imagen”.

La serie de posters galvanizó a los originarios de Zimbabwe que viven en Sudáfrica para hablar en contra de lo que estaba pasando en su país.

Inspirado por el artista callejero británico, Banksy, Chiurai también utilizó plantillas y pintura en aerosol para crear murales al aire libre representando el miedo por las elecciones en Zimbabwe y los ataques xenofóbicos en Sudáfrica.

El trabajo de Chiurai sobre la situación política en Zimbawe lo convirtió en un chico de posters para la nueva batalla de Zimbawe, mientras que algunos lo comparaban con el artista chino Ai Weiwei por atreverse a defender el liderazgo de su país.

“Con cada generación siempre quieres ser la generación que contribuyó en algo”, dice. “Siempre digo que si hay una vacante en la historia, debes aplicar para esta… así que para mí fue eso; lo del chico del poster vino como resultado de eso pero para mí era que quería hacer algo, creo que eso era importante”.

Pero la desfiguración reciente de una pintura controversial del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, y demostraciones violentas en Túnez por lo que algunos han calificado como arte ofensivo religioso tienen a muchos cuestionándose si las expresiones artísticas deben ser suprimidas en algunas partes del continente.

Chiurai lo ve como el resurgimiento del activismo artístico. Dice que es algo de lo que el mundo necesita más.

“Es muy importante para la persona promedio tener una voz allá afuera”, dice. “Así que ahora es más importante que nunca”.

La instalación más reciente de Chiurai, Conflict Resolution, actualmente está siendo mostrada en una de las exhibiciones más apreciadas del mundo: la Documenta 13 en Kassel, Alemania.

Para Conflict Resolution, combinó una serie de medios narrativos para hacer al arte accesible a una nueva generación de africanos; un grupo al que dice nadie intenta hablarle.

“Casi somos dejados a nuestros propios dispositivos y somos criados por YouTube, o somos criados por DStv”, dice. “Son como nuestra pseudofamilia, este tipo de espacios multimedia, al igual que los blogueros se han vuelto hermanos y hermanas para personas al azar”.

A través de su arte, dice Chiurai, quiere iniciar una conversación con la juventud del continente.

“Poder encontrar una manera de comunicarse con la gente; y más allá de escribir dentro de un espacio en un blog o televisión en vivo, si de alguna manera fomenta la participación de ellos, creo que de cierta manera has comenzado una conversación con ellos porque está dentro de un lenguaje que ellos entiende. Así que hace que la comunicación sea más fácil”.

Nacido después de un año de la independencia de Zimbabwe, Chiurai es parte de lo que es conocido como “la generación que nació en la libertad” en el continente africano. Dice que algunos jóvenes africanos están comenzando a darse cuenta de la influencia y el poder que tienen.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Subestiman sus capacidades y habilidades para ser participantes en el cambio y en la dirección de la política”, dice. “Algunos están comenzando a ver y reconocer eso. Estamos en una posición donde podemos cambiar o contribuir en algo. Estamos en una posición donde, como ‘la generación que nació en la libertad’ no seremos olvidados”.

Teo Kermeliotis contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×