La UNESCO crea un fondo especial para cuidar el mítico patrimonio de Mali

Tombuctú y Gao son disputadas entre los rebeldes tuareg y grupos islamistas que intentan tomar el control tras el golpe de estado
Mali - Ciudad de los 333 santos  (Foto: Getty)
| Otra fuente: CNNMéxico

El remoto y exótico patrimonio de Mali está en riesgo debido a la violencia, por ello, la UNESCO lanzó un llamado a sus Estados miembros, organismos internacionales y a ciudadanos de todo el mundo para contribuir en la creación de un fondo para ayudar a proteger, cuidar y restaurarlo.

Los fondos serían destinados particularmente a la zona de Tombuctú y Tumba de los Askia en Gao, conocidas por albergar cientos de mausoleos que representan la expansión del Islam en África antes del Medievo. Estas ciudades de arena son centros turísticos que atraen por sus leyendas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Eduación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) dio a conocer a través de un comunicado, que los fondos recaudados serán también utilizados “para reforzar las capacidades de los gestores de los sitios y de las comunidades locales” de ambas regiones, ubicadas al norte del país africano, ubicado al sur del desierto del Sahara.

La UNESCO asegura que pedirá ayuda al gobierno del país para evaluar los daños sufridos y que llevará a cabo trabajos de reconstrucción y rehabilitación “tan pronto como lo permita la seguridad en la zona”. Sin embargo, la situación política y de seguridad que vive el país se ha ido debilitando.

La zona de Tombuctú y Gao es disputada por los rebeldes tuareg y el grupo islamista Ansar Dine desde el golpe de Estado en marzo pasado. El levantamiento tuareg, contra el cual luchaban las fuerzas armadas antes del golpe, creció durante el retorno de rebeldes que derrocaron al gobernante libio Moammar Gadhafi. En abril, declararon su independencia unilateralmente.

A principios de julio, un grupo de islamistas atacaron tumbas sagradas en Tombuctú, conocida también como “la ciudad de los 333 santos”. En el ataque, tres de los 16 mausoleos fueron completamente destruidos, informó en ese momento la directora general de UNESCO, Irina Bokova.

Los islamistas amenazaron con destruir todos los mausoleos por ser un “acto de herejía” e ir contra la ley sharia, dijeron en ese momento. El santuario, que data del siglo XV, fue considerado Patrimonio Mundial en 1988 y es visitado por otros grupos musulmanes como centro de peregrinaje.

Tombuctú atrae a los turistas debido a las construcciones que sobrevivieron a la época medieval de la ciudad, como un centro académico, religioso y mercantil: sus mezquitas de arcilla y cientos de miles de manuscritos eruditos que pertenecen tanto en colecciones públicas como en privadas. Durante el Medievo, era un centro universitario donde se hacían numerosas traducciones sobre observaciones científicas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La Tumba de los Askia en Gao es una pirámide realizada con barro bajo la misma técnica de las mezquitas ubicadas en Tombuctú. Su historia se remonta a los Askias, emperadores que hicieron de la ciudad un centro militar y centro de comercio en medio del Sahara. Los tuareg la declararon su capital tras su anuncio de independencia que no ha sido reconocida por Mali ni otro país.

“El hecho de que esta parte del país haya sido sitiada por la rebelión de los tuareg y los grupos islamistas, no permite que los turistas la visiten, y las comunidades dependen en gran medida de los ingresos por turismo. Esto afectará nuestras vidas de manera significativa”, dijo en julio Lazare Eloundou, jefe de la unidad de África del UNESCO's World Heritage Center, tras el mayor ataque que ha recibido el patrimonio de Mali.

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×