Con 'Las Golondrinas' despiden a Chavela Vargas en Bellas Artes

Entre aplausos, vivas y música de mariachi, 'La Chamana' recibió un segundo homenaje póstumo en el Palacio de Bellas Artes
'El último trago' con Chavela Vargas en su 'hogar'
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: CNNMéxico

Sonaron Las Golondrinas en el último adiós a Chavela Vargas en el que fue su "hogar", el  Palacio de Bellas Artes, uno de los recintos donde la intérprete llegó a desplegar su voz cavernosa, llena de sentimiento.

Apenas en abril pasado, Chavela había presentado en aquel recinto cultural su disco La Luna grande, un tributo al poeta español Federico García Lorca. Hoy, La Chamana guardó silencio, pero sus admiradores y amigos entrañables recordaron sus momentos de inspiración, y su peculiar frase “ay riata no te revientes, que es el último jalón”.

A la estrofa de “En el último trago…” de su amigo José Alfredo Jiménez el ataúd con los restos de la cantante hacían su entrada al palacio entre aplausos de los asistentes. 

"A ella le dio la gana venir a México, para morir aquí, entre sus mexicanos, en su país, porque le dio la gana y lo logró", mencionó María Cortina, amiga y biógrafa de Chavela.

Con su muerte, La Chamana dejó proyectos pendientes como la idea de hacer que la canción de La Llorona se convirtiera en un personaje de una obra de teatro. "Estaba pensando cómo montarla".

"Pensé que nunca se iba a morir, pues se murió, pero bueno, ahora Chavela  muerta, comienza realmente tu leyenda,  comienza tu ejemplo a esparcirse", concluyó Cortina.

Un triste adiós, "pero con gran orgullo", en el que fuera su casa, tal como señaló Teresa Vicencio, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), mientras que la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar aseguró que La Chamana como era "para el pueblo, fue el llanto que desgarraba, para otros estratos la conexión total con lo mexicano".

"¡Que te vaya bonito, Chavela!", expresó la funcionaria al finalizar su intervención.

El sentimiento en el recinto cultural más importante de México  brotó de las gargantas y los ojos de aquellos que lloraron y gritaron "¡Viva Chavela!", a tan solo unos metros de distancia de su féretro, cubierto por un sarape de colores rojo, blanco y negro.

La voz de Chavela Vargas interpretando Macorina y su imagen proyectada en las pantallas del recinto provocaron en llanto entre los asistentes, como la cantante Lila Downs. 

Un día antes, en la plaza Garibaldi, hogar del mariachi y el tequila en la Ciudad de México, la propia Downs, Eugenia León y Tania Libertad cantaron  para despedirse de su amiga, en su "última parranda". 

Sus compañeras de profesión también estuvieron en Bellas Artes, escuchando los discursos que resaltaron las aportaciones de Chavela Vargas a la música mexicana, antes de dedicarle algunas canciones. 

Eugenia León comenzó a cantar Flor de Azalea. Después, Tania Libertad cantó el tema La canción de las cosas simples. Y la siguiente fue Lila Downs con Cruz de olvido.

A continuación, las tres cantantes se colocaron debajo de la fotografía en blanco y negro de Chavela Vargas, junto a los arreglos florales, para cantar uno de sus temas más emblemáticos: La Llorona. "Te quiero porque me sales, Chavela, de las entrañas del alma", improvisó Eugenia León.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Después de Las golondrinas, comenzaron las guardias de honor. Lila Downs besó el féretro, instantes después de unir sus manos sobre él a las de Tania Libertad y a las de Eugenia León.

Los restos de Chavela Vargas serán incinerados y sus cenizas serán esparcidas en el cerro del Chalchi, cerca de Tepoztlán, en el estado de Morelos, al centro de México, informó la agencia EFE.

Ahora ve
La obesidad infantil se multiplicó por 10 en los últimos 40 años
No te pierdas
×