La cultura, un sector que requiere leyes y "autonomía financiera"

El sector en México requiere de independencia para ejercer recursos y un marco legal para mejorar su gestión, dice la titular de Conaculta
consuelo saizar conaculta
consuelo saizar conaculta  consuelo saizar conaculta
Javier Rodríguez Labastida
Autor: Javier Rodríguez Labastida | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La cultura debe ser vista como un proyecto estratégico de nación con independencia financiera para consolidar su crecimiento en México, aseguró este lunes Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Al rendir un informe de las actividades que realizó Conaculta durante el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012), Sáizar resaltó la importancia de crear un marco jurídico que otorgue plena autonomía al actualmente órgano desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La funcionaria admitió que la Ley de Cultura es uno de los grandes pendientes de su administración que inició en marzo de 2009, tras la renuncia de Sergio Vela. Dijo que la falta de voluntad política en las cámaras del Congreso de la Unión fue determinante para frenar los esfuerzos por crear un marco legal para la actividad cultural en el país.

La Ley de Cultura, en la que trabajó el equipo de Sáizar, contempla además del cambio en la asignación presupuestal, una nueva forma de coordinación entre los gobiernos federal, estatales y municipal para dar personalidad jurídica a Conaculta.

Enrique Peña Nieto, presidente electo de México, presentó este 4 de septiembre a su equipo de transición, sin embargo no designó a ningún colaborador para encargarse específicamente del área cultural. Consuelo Sáizar dijo este lunes que entrará en contacto con Aurelio Nuño, a quien el priista designó como coordinador del área de Educación.

Las obras pendientes

En 2006, Conaculta recibió como presupuesto 6,121 millones de pesos. Para 2012, al órgano se le asignaron 15,662 millones, un incremento del 255% en el sexenio.

Sáizar aseguró que el aumento permitió impulsar la actualización y conservación de la infraestrutura cultural.

La semana pasada fue abierto al público el recién remodelado Museo Rufino Tamayo, proyecto a cargo del arquitecto Teodoro González de León y que permitió la creación de nuevas salas de exhibición, una sala educativa, un centro de documentación con acervo especializado en torno al pintor oaxaqueño, una bodega de arte, así como una tienda de libros y un restaurante.

Aún quedan pendientes la conclusión de la restauración de la Biblioteca José Vasconcelos, ubicada en el centro de la Ciudad de México -y que según Sáizar tiene un avance del 80%-, la renovación de la Cineteca Nacional y los Estudios Churubusco; la construcción del Centro Cultural Elena Garro y el plan de conservación del Centro Nacional de las Artes.

La digitalización, el siguiente paso

La digitalización de cine, audio y libros, además de la creación de recorridos virtuales a algunos sitios arqueológicos, fueron tareas que se emprendieron en los últimos seis años gracias al aumento del presupuesto.

Más de 370,000 volúmenes del Fondo México y Resevado de la Biblioteca de México; 40,000 documentos, 100,000 planos, 50,919 materiales fonográficos y 4,000 películas, forman parte del archivo digital que Conaculta habrá concentrado para el final del sexenio.

En 2006, nungún sitio arqueológico había sido digitalizado. Para 2012, México ofrece a través de distintos sitios web 230 recorridos virtuales, según información del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

"La digitalización es un proceso que ha llevado tiempo pero ya nadie lo para", dijo Sáizar y añadió que continuará esta labor con las bibliotecas de José Luis Martínez, Alí Chumacero, Carlos Monsiváis, Jaime García Terrés y Antonio Castro Leal.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×