Un par de estrenos 'catastróficos' están a punto de llegar a las salas

Las cintas 'Flight', de Robert Zemeckis, y 'The Impossible', de Juan Antonio Bayona, narran los efectos de un accidente aéreo y un tsunami
denzel_washington  denzel_washington
Autor: Juan Carlos Arciniegas
(Reuters) -

Dos películas catastróficas –por su temática y no por su calidad- se acercan a las salas de cine. Y aunque ambas se vean amenazantes, pronostico que el público se sentirá atraído en masa para verlas.

Por un lado está Flight. Su estreno en Estados Unidos ocurrirá el 2 de noviembre y marca el regreso del director Robert Zemeckis a las películas no-animadas y el de Denzel Washington a las de gran dramatismo. Flight arranca con un accidente aéreo en el que su piloto (Washington) realiza espectaculares maniobras para salvar la vida de su tripulación y los pasajeros.

En diciembre veremos también The Impossible, una película basada en hechos reales y que con lujo de detalles –y efectos especiales- que nos enseña la tragedia vivida por centenares de miles de personas durante el tsunami del océano Indico en 2004.

Aunque Clint Eastwood ya había incorporado una escena de un tsunami en su película Hereafter de 2010, The Impossible, dirigida por el español Juan Antonio Bayona, se convierte en la primera de tipo comercial que Hollywood distribuye y dedica enteramente a este desastre.

Como crítico ambas me tenían a la expectativa, pues sus adelantos o trailers hacían creer que su tono melodramático sería algo exagerado. Finalmente pude verlas y además de sorprenderme gratamente, las recomiendo.

Comprobados pues los méritos artísticos de estos dos próximos estrenos, me surge la pregunta: ¿por qué nos atrae tanto el cine de tipo fatalista? Pregunta que por cierto nace también de la emoción que he podido comprobar entre mis amigos de Twitter, quienes han expresado su emoción ante estos dos títulos.

Luego de ver The Impossible, durante el pasado Festival Internacional de Cine de Toronto, anoté que se necesitaba un ‘estómago fuerte’ para soportar lo que a una de sus protagonistas (Naomi Watts) le ocurre cuando el agua irrumpe en tierra y la arrastra y lanza contra cualquier cantidad de obstáculos.

Tampoco es fácil ver cómo el avión que vuela el personaje de Denzel Washington cae en picada desde miles de metros de altura para luego hacer un giro de 180 grados que deja suspendidos a sus pasajeros y a la espera de un inminente impacto a tierra.

Nuevamente la pregunta: ante escenas difíciles de soportar y muy gráficas, ¿qué nos lleva a no quitar los ojos de la pantalla gigante?

¿Masoquismo, morbosidad o simple entendimiento de que solo se trata de una película?

“A la gente le gusta ver tragedias siempre y cuando no sean cercanas a sus circunstancias personales”, señala Silvia Olmedo, doctora en sicología. “Si han vivido una catastástrofe o accidente evitarán ver este tipo de películas al sentir que reviven el evento traumático”.

Olmedo añade que “muchos van a ver una película de catástrofes o tragedias porque aunque se sufre cuando se ven, produce un efecto alivio después de haberla visto: ‘qué suerte que a mí no me pase, qué bonita es mi realidad’”.

Pero por más que el público exija y se sienta preparado para ver estas películas, Hollywood siempre deja pasar un tiempo prudente antes de ‘recrear’ tragedias que puedan hurgar heridas frescas entre el público.

United 93  y  World Trade Center se estrenaron en 2006, cinco años después de los ataques terroristas del 11 de septiembre contra la población civil y miembros del gobierno estadounidense.

No solo es el momento, sino también el lugar adecuado para exhibir este tipo de producciones lo que debe tenerse en cuenta. Una aerolínea evitará incluir cintas de desastres aéreos en su menú abordo. “No creo que la puedas ver en un avión, a menos que la traigas en tu iPad. Mis desastres prefiero que ocurran en una película y no en la vida real”, señaló el director Robert Zemeckis a CNN sobre Flight.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Desde el tsunami del océano Indico han transcurrido casi 8 años y aunque una tragedia de esa magnitud o una aérea son casi imposibles de predecir o evitar, Hollywood cree que ha llegado el momento de estrenar dos películas con esas temáticas. Lo que si nos atrevemos a predecir, basados en ese impulso general por ver una situación catastrófica en el cine, es que ambas puedan convertirse en un éxito de taquilla y por qué no, en candidatas al premio Oscar.

Si quieres estar enterado de lo que pasa en el mundo del cine y el espectáculo, sigue a Juan Carlos Arciniegas en Twitter: @JuanCarlosCNN

Ahora ve
Charlie Rose, señalado de acoso sexual
No te pierdas
×