Poniatowska, la princesa de la FIL se convierte en reina en su homenaje

La escritora mexicana pidió defender a la FIL y afirmó que el peruano Bryce Echenique debió renunciar al galardón en Lenguas Romances
  • A+A-
Por:
| Otra fuente: CNNMéxico

Un cuento sobre una princesa con el don de la belleza, la elocuencia escrita, la justicia y amada por su pueblo abrió este domingo el homenaje que le rindieron amigos y lectores a la escritora mexicana Elena Poniatowska, en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

La narración, autoría del caricaturista Rafael Barajas El Fisgón y apoyada por dibujos en una pantalla, tejió datos biográficos de la homenajeada con humor y anécdotas políticas del México actual.

El cuento y cartones del monero tuvieron como protagonistas además de La princesa Elena y las hadas buenas, a una bruja que cambió de rostro según avanzaba la narración.

"Cualquier parecido con personajes de este país es mera coincidencia", dijo Barajas. Los protagonistas tenían rostros similares a los de Elba Esther Gordillo y el presidente Felipe Calderón, además había un dragón con copete.

El mismo tono siguieron la actriz Jesusa Rodríguez y el escrritor Juan Villoro, quienes mantuvieron al público que acudió al homenaje con permanentes sonrisas y aplausos.

"Elenita de México", "Elenita carita sonriente", pícara, valiente, "la que da voz a los demás para entenderse a sí misma", fueron algunos de los adjetivos que los amigos sentados al lado de la escritora le ofrecieron.

Reconocieron en ella a "una mujer que nació princesa fuera de México", llegó a este país para escucharlo, entenderlo y luego traducirlo en su obra, primero como periodista, después como escritora.

"En sentido opuesto a los conquistadores, Elena vino a México a dejarse seducir por el país y, como si fuera un recién nacido, lo abrazó, lo apapachó y México se quedó dormido en sus brazos", dijo Rodríguez quien poco antes leyó para la escritora como regalo de cumpleaños, lo que el tzolquin maya dice acerca de ella con base en los números.

Villoro reconoció el talento de Poniatowska para lograr "el mejor retrato hablado" de México a través de sus entrevistas.

"Es una de las mujeres más pícaras de México", afirmó el escritor para concluir que es también "la Adelita de las letras mexicanas... ningún personaje como Elena para desafiar al mundo con una pequeña nariz, una sonrisa, una pluma y la valentía de convertirse en estrella rebelde de nuestra lietaratura".

Poniatowska fue recibida por una audiencia que le aplaudió de pie, en el salón Juan Rulfo lleno a su máxima capacidad.

La princesa que, según El Fisgón, fue condenada por una hada maléfica a vivir en "un país tercermundista" como México, agradeció a sus amigos que la homenajearon y pidió a los asistentes al encuentro "salvar la feria".

"Esta feria es nuestra, a ustedes que están aquí les toca defenderla, les toca lograr que continúe, que no le hagan daño y también que todos sepamos que podemos y debemos seguir leyendo y siendo mejores personas", dijo la escritora que recibió el homenaje por sus 80 años de vida.

"Bryce Echenique debió renunciar"

La escritora y periodista dijo que el autor peruano, Alfredo Bryce Echenique, premio FIL de Litaratura 2012, debió renunciar al galardón por las acusaciones de plagio en su contra.

"Bryce Echenique se atrevió a decir 'que se jodan', en vez de reconocer, como lo dijo Juan Villoro, que la cultura no puede estar al margen de la ética. Tenemos que salvaguardar y proteger todo lo que es bueno en nuestro país", dijo Poniatowska.

El peruano es el primer escritor que recibe el premio Lenguas Romances fuera de la sede de la FIL en Expo Guadalajara. En los discursos inaugurales su nombre no estuvo presente y, en cambio, mencionaron a Carlos Fuentes como la figura a la que dedicarían la edición 26 del segundo evento literario más importante del mundo.

"Bryce Echenique debió renunciar", dijo Poniatowska luego de ser cuestionada sobre el tema al terminar su homenaje.

El escritor recibió el galardón, dotado de un premio de 150,000 dólares, el 26 de octubre en la ciudad de Lima, Perú, "por su influencia en varias generaciones de lectores", según informó la FIL en ese momento.

Ahora ve