El avión en que viajaba Jenni Rivera, vinculado a problemas legales

Un empresario con antecedentes criminales podría ser el propietario de la empresa dueña de la aeronave en que viajaba Rivera
Mariano Castillo y Rafael Romo
Autor: Mariano Castillo y Rafael Romo
(Reuters) -

Dos demandas civiles en contra de la empresa propietaria del jet privado que se estrelló el pasado domingo en el norte de México —en el que presumiblemente murió la cantante Jenni Rivera— acusan a la compañía de mentir sobre sus vínculos con un empresario declarado culpable de falsificar registros de mantenimiento.

Las empresas de seguros QBE y Commerce & Industry Insurance Company de Estados Unidos presentaron demandas este año para buscar rescindir sus contratos con la empresa de aviación Starwood Management debido a supuestas falsedades.

En resumen, las empresas aseguradoras afirman que Starwood mintió en su solicitud de cobertura sobre el historial de los aviones asegurados y sobre el verdadero dueño de la compañía.

Starwood es el dueño del Learjet que se estrelló el pasado domingo en México, y que posiblemente mató a Rivera, quien no fue encontrada. Actualmente se realizan pruebas de ADN para confirmar las identidades de los restos encontrados en el sitio del accidente.

Rivera era una estrella mexicano-estadounidense con un éxito trasfronterizo que iba en aumento. Cantaba baladas tradicionales mexicanas y fue nominada para un Grammy Latino en 2002 en la categoría de Mejor Álbum de Banda.

Las demandas contra Starwood se enfocan en el hombre que firmó el documento de seguros en su nombre, Ed Núñez. El nombre completo de Núñez, afirman las empresas aseguradoras, es Christian Edward Esquino Núñez, un empresario con un registro criminal que incluye falsificar registros de avión.

La propietaria registrada de Starwood, Norma González, o sus representantes no estuvieron disponibles inmediatamente.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el plan de vuelo de la aeronave en que viajaba la cantante Jenni Rivera y seis personas más fue dado de alta con el plástico de la licencia definitiva del piloto Miguel Pérez Soto, emitida por autoridades de Estados Unidos sin restricciones para vuelo.

Los representantes de la empresa propietaria de la aeronave han informado que la cantante se encontraba interesada en adquirirlo. La aeronave ingresó al país el 31 de agosto de 2012  por un periodo de seis meses, mediante un oficio de internación expedido por la autoridad mexicana, informó la SCT en un comunicado.

En una demanda no relacionada, Starwood admite que la empresa le dio poder a Ed Núñez para firmar los documentos pero niega que el hombre tenga algún papel de propiedad o administración en la empresa. La única miembro de Starwood es Norma González, señala el documento de la corte.

Sin embargo, el par de demandas de las empresas aseguradoras, cuenta otra historia.

La demanda de QBE afirma que Ed Núñez, también conocido como Christian Esquino, es el “alter ego” de Starwood, y que está vinculado a las operaciones, activos y propiedad de la empresa en una forma que lo hace “inseparable” de la misma.

El historial del empresario declarado culpable podría ser un problema para los observadores del accidente del pasado domingo.

Registros adicionales de la corte revisados por CNN muestran que bajo el nombre de Eduardo Núñez, el empresario fue acusado por un jurado federal en 2002 de falsificar libros de registro para obtener certificados de aeronavegabilidad de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos. Se declaró culpable.

Esquino, de nacionalidad mexicana, se declaró culpable en 2004 por participar en un programa en el que “obtuvo un sello falsificado mexicano de inspección, que fue utilizado para realizar entradas en libros de registro creados de manera fraudulenta, en relación con la aeronavegabilidad de los motores de aeronaves, hélices y fuselajes, al igual que, certificar inspecciones de aeronave completadas de 25, 50 y 100 horas”, señala la denuncia penal.

Vendió esos aviones a un precio mayor, según registros de la corte.

El Learjet en el que Rivera viajaba, fabricado en 1969, no era una de las aeronaves citadas en alguna de las acciones legales, indican los registros.

Otro caso presentado en contra de Esquino en 1993 resultó en una condena por “la ocultación por parte del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos de la existencia, fuente y transferencia de efectivo” por la cual fue sentenciado a cinco años en prisión.

Según documentos de la corte obtenidos por CNN, Esquino tiene un registro criminal que data de 1991, cuando se declaró culpable de un cargo de “complicidad y ayuda en una solicitud de préstamo falsa”. Posteriormente fue sentenciado a tres años de libertad condicional.

En abril de 1991, Esquino fue arrestado y acusado posteriormente de un cargo de “conspiración para poseer con intención distribución de cocaína”, según registros de la corte. Se declaró culpable.

Las empresas aseguradoras afirman que habrían proporcionado la cobertura para Starwood si hubieran conocido ese historial criminal. Afirman que Esquino simplemente utilizó el apellido Núñez en su lugar y no reportó su pasado.

Funcionarios de aeronáutica civil dicen que creen que nadie sobrevivió en el accidente del pasado domingo. Sin embargo, la familia de Rivera dice que la esperanza es lo último que se pierde.

Las autoridades no describirán la condición de los restos pero dijeron que no saben a cuántas personas pertenecen.

Los restos fueron encontrados este martes en el sitio del accidente y fueron transportados a Monterrey, la misma ciudad de la que despegó el Learjet privado, dijo Priscila Rivas, vocera del Ministerio Público.

Es demasiado temprano para decir si los restos de Rivera estaban entre los que fueron encontrados, dijo Rivas, pero las pruebas de ADN están en marcha. Los resultados de la prueba podrían tomar entre un día hasta semanas, dijo.

El hermano de Rivera llegó a Monterrey este martes desde la casa de la familia en Lakewood, California, Estados Unidos. Antes de que dejara California, describió la situación como “95% malas noticias” pero añadió que la familia se aferra a la pequeña esperanza de que Jenni Rivera de alguna manera haya sobrevivido.

Un altar improvisado con flores, globos y velas apareció en el jardín de enfrente de la familia.

“Confío en Dios, y él me da fuerza”, dijo la madre de Rivera, Rosa Rivera. “Sé que si en realidad (está muerta), agradeceré a Dios por el tiempo en que me la compartió, por el tiempo precioso en el que me llamó madre”.

Se piensa que otras seis personas, incluyendo dos pilotos, estaban a bordo del avión, que perdió contacto con los controladores de tráfico aéreo poco después de despegar.

Nacida en Long Beach, California, Estados Unidos, de padres inmigrantes mexicanos, Rivera, de 43 años, lanzó su álbum debut en 1999, según su sitio web.

En octubre, People en Español nombró a Rivera en su lista de las 25 mujeres más poderosas.

Famosa por su música, también fue conocida por su vida personal tumultuosa. La cantante fue una madre soltera a la edad de 15 años, se casó tres veces y fue madre de cinco hijos, afirmó su sitio web.

El reality show de Rivera, I Love Jenni comenzó a transmitirse en el canal mun2 de Telemundo el año pasado.

Era juez en el popular programa de televisión La Voz México, que se tenía programado saliera al aire la noche del pasado domingo en Televisa. Teniendo en cuenta su preocupación por Rivera, Televisa dijo que transmitiría un reporte especial sobre la cantante en su lugar. “Para todos sus fanáticos que sufren, les digo gracias, y no sufran. Pronto tendremos noticias de ella”, dijo Rosa Rivera.

Jaqueline Hurtado de CNN y CNNMexico.com contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
No te pierdas