Investigadores hallan vestigios prehispánicos en el Nevado de Toluca

Cerámica, copal y maderas talladas fueron encontradas en una laguna ubicada en el cráter del volcán, informó el INAH
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Investigadores mexicanos hallaron restos de cerámica, barras de copal, púas de maguey y otros objetos depositados como ofrendas por civilizaciones prehispánicas en el cráter del volcán Nevado de Toluca, ubicado en la zona centro de México.

Los objetos hallados fueron recogidos del lecho de la Laguna del Sol, en inmersiones acuáticas realizadas por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó este organismo en un comunicado este miércoles.

Entre los objetos encontrados se encuentran un par de maderos con forma de serpientes, identificados como “cetros de Tláloc” —el dios azteca de la lluvia—, los cuales tienen una antigüedad de hasta 700 años, según el INAH.

Las ofrendas se encontraban bajo el agua a una temperatura de entre 4 y 5 grados centígrados en las lagunas ubicadas en el cráter a más de 4,200 metros sobre el nivel del mar.

La visibilidad en el fondo de la laguna, enturbiada por la presencia de vegetación y la introducción de peces para consumo humano hizo difícil el acceso a las piezas, reportó el instituto.

“La visibilidad es mala. En la profundad del lago existen tres tipos de alga, de manera que entre el sedimento intentamos percibir las formas de un objeto”, afirmó el arqueólogo Roberto Junco, codirector del proyecto de Arqueología subacuática en el Nevado.

Los objetos hallados pertenecen a grupos que habitaron el Valle de Toluca en distintos momentos históricos, como los otomíes, los matlatzincas y los mexicas. El Nevado fue usado como lugar de culto al menos desde el periodo Clásico Tardío, en el 650 de nuestra era. En tanto, el uso del copal, alrededor de los años 1250, es una referencia de que se realizaban rituales más recientes del lugar.

Las ofrendas son similares a otras encontradas previamente en la Laguna de la Luna, otro cuerpo de agua del Nevado, conocido en lengua indígena como Xinantécatl.

Para el INAH, la presencia de estos materiales es prueba de distintos ritos realizados a orillas de las lagunas. “El uso de púas de maguey lleva a pensar que quienes subían, probablemente un grupo de iniciados, hacían sangrar partes de su cuerpo, mientras la presencia de copal pone de manifiesto que se quemaba esta resina”, indicó el instituto.

Los “centros de Tláloc”, que el INAH también identifica como “bastones de mando”, eran fabricados con madera de pino y encino, afirmó el investigador Roberto Junco.

La exploración de las lagunas del cráter forma parte de un proyecto multidisciplinario a cargo de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del INAH, que fue apoyado por el Equipo de Buceo de Ciencias de la UNAM y expertos en buceo de altura.

En otras exploraciones en la región, investigadores del INAH han explorado los picos de la zona montañosa de Toluca, ubicada a menos de 50 kilómetros de la Ciudad de México.

Una escultura aparentemente antropomorfa y decapitada, hallada en la orilla de la Laguna de la Luna y otras rocas grabadas son algunos de los hallazgos en estas incursiones.

Ahora ve