Xavier Velasco, un "actor" que interpreta lo que narra en sus libros

El escritor habla de su nuevo proyecto literario para 2013 y dice que le gusta ser un actor que se interpreta violando su propio guión
xavier
xavier velasco  xavier  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Javier Rodríguez Labastida
Autor: Javier Rodríguez Labastida | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Decenas de personas, en su mayoría jóvenes, aguardan hasta una hora para conseguir la firma de Xavier Velasco en sus libros. El escritor sonríe a cada uno de ellos, les pregunta cuál de sus obras es la favorita para con base en ese dato escribir su dedicatoria y con algunos se pone de pie para tomarse una foto.

Esta escena es común cuando Velasco presenta un libro, llenar auditorios cuando da una conferencia, además del clic inmediato con sus lectores, la mayoría entre 20 y 40 años, que se identifican con él por los temas juveniles en sus obras.

Su éxito entre los jóvenes, además de su personalidad bromista y desenfadada (al momento de esta entrevista viste con un short rojo y una playera brasileña anaranjada afuera del bar de un hotel en Guadalajara “tomando el sol”) lo han hecho ver por sus lectores como un rockstar de la literatura.

Sin embargo, más que un rockstar, Xavier Velasco se define como un “actor frustrado (…) que está tratando de actuar lo que quiere contar”.

“No me pienso rockstar porque me falta la música, no puedo pegar de brincos (…) Me gusta el escenario, me gusta sentirme como un actor, me gusta cuando estoy interpretándome y me estoy rebasando, violando mi propio guión para decir cosas de las que después quizá me arrepienta”, dice a CNNMéxico el autor de 48 años.

Admite que hubo una época en la que sí buscaba ser un rockstar. A los 15 años se compró una guitarra eléctrica, aunque tiempo después se percató que le faltaba el amplificador.

Le sugirieron aprender primero guitarra española pero no quería. “Me di cuenta que no quería ser músico, quería estar en un escenario y tener a gente gritando. En esa época sí quise ser un rockstar y tenía amigos que estaban en ese mundo, como Caifanes, con quienes viví todo su ascenso musical desde backstage”.

Una banda nombrada Caifanes fue su primer texto publicado en 1990. Pero a pesar del éxito del grupo de rock en esos años, la gran plataforma para Xavier Velasco sería la novela Diablo Guadián, con la que ganó el Premio Alfaguara en 2003 y que catapultó su reconocimiento.

Por su trama, basada en la historia de una quinceañera mexicana que busca en soledad una nueva vida en Nueva York, Diablo Guardián acercó a su autor a los jóvenes y lo ubicó junto a escritores como Juan Villoro y José Agustín como uno de los favoritos de este público.

“Me encantan los públicos que son efusivos y gritones y que tienen la ingenuidad de que la vida es toda sorpresa. Me gusta hablar con la gente joven, pero lo que le aprendes a un viejo no tiene precio. Al final, yo escribo para quien me quiera leer”, dice.

El autor vendió en septiembre de este año a la televisora mexicana Televisa y RTI de Colombia los derechos de Diablo Guardián, para convertirla en una serie, lo que causó la molestia de algunos seguidores de Velasco.

“Hay gente que me dice que van a destrozar el libro y yo les digo que pase lo que pase en la serie pueden ir a los estantes y verán que el libro está enterito. Si la serie sale bien, qué bueno y si sale mal, pues queda el libro”.

Dice que no participará en el proceso. “Si me meto, voy a terminar maldiciendo mi vida. Lo más sano es que el libro llegue tan lejos como pueda”

De la edad de la punzada a la ciencia ficción

En marzo de 2012, Xavier Velasco presentó su última novela, La edad de la punzada, con la que, dice a CNNMéxico, terminó una serie de libros biográficos a la que se añaden Luna llena en las rocas (2005), Éste que ves (2006) y Puedo explicarlo todo (2010).

“Estos libros se me ocurrieron porque fueron hechos que me sucedieron. Cuando estaba en la edad de la punzada pensé '¿quieres ser novelista?, pues aguantas vara y algún día lo vas a contar'. Tendrán derecho a todo menos a mi silencio”, dice.

Asegura que mentalmente ya no está en “la edad de la punzada” (adolescencia), pues considera necesario el “candor para vivir a flor de piel”.

“Hay dos etapas en la vida de un novelista. Aquella que se dedica a coleccionar anécdotas y aquella en la que siente que ya tiene que ponerse a trabajar y ahora estoy en la segunda. El narrador tiene que sobrevivir”.

En busca de nuevas experiencias, Xavier Velasco cuenta que comenzó a escribir un texto sobre tenis, que se desarrollaba en los cuatro países donde se realizan los Grand Slam (Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia) los torneos más importantes de este deporte.

Para comenzar a escribir, Velasco viajó por estos cuatro países y asistió a los encuentros, sin embargo, conforme se fue acercando al mundo del tenis se dio cuenta que no quería un libro de este tema. “¿A quien le interesa un libro sobre tenis?, ¡a mí no!”

El escritor se quedó con los países como escenario de su nueva novela, que busca estrenar en 2013 y que es una historia de ciencia ficción. “Una trama un poco mafiosa con la que me estoy divirtiendo horrores”, dice como único adelanto.

Xavier Velasco fue un escritor muy cercano a Carlos Fuentes, quien falleció en mayo de este año. Lo considera su maestro y su ejemplo, pero niega que tenga una responsabilidad como representante de una nueva generación tras el fallecimiento de grandes iconos de la literatura mexicana como Fuentes y Carlos Monsiváis.

Su único deseo, dice, es que cuando muera lo recuerden como un buen alumno de sus maestros: “Fuentes y (el Nobel de Literatura peruano) Mario Vargas Llosa”. 

Ahora ve