Conrad Murray busca libertad bajo fianza mientras espera una sentencia

El médico de Michael Jackson presentó una petición para ser liberado mientras los jueces deciden si anulan su condena
Conrad Murray médico
Conrad Murray médico  Conrad Murray médico
Autor: Alan Duke
(Reuters) -

El médico condenado por causar la muerte de Michael Jackson pidió esta semana a una corte de apelaciones que lo liberen de la prisión donde se encuentra mientras los jueces deciden si anularán su condena.

El juez que presidió el juicio de Conrad Murray el año pasado negó la libertad condicional en una audiencia en febrero, pues argumentó que sus abogados no habían probado que no estaba en riesgo de huir del estado o lastimar a alguien más con sus prácticas médicas cuestionables.

Jackson murió de una sobredosis de un anestésico quirúrgico y sedantes en su casa mientras estaba bajo el cuidado médico de Murray, el 25 de junio de 2009.

“El juez de distrito del condado de Los Ángeles, Estados Unidos, Michael Pastor, quien sentenció a Murray a cuatro años en prisión por la condena de homicidio involuntario, 'erró injustificadamente' al negar la petición de Murray para quedar libre durante su apelación”, dijo la abogada del médico, Valerie Wass, en una moción presentada esta semana con la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de California.

“El demandante solicita respetuosamente que esta corte ordene su liberación bajo su propia apelación pendiente, o alternativamente, que ordene su liberación en una libertad bajo fianza razonable”, escribió Wass.

Murray, quien ha estado en una cárcel del condado de Los Ángeles desde que un jurado lo encontró culpable en noviembre de 2011, es elegible para estar en libertad condicional después de haber pasado un periodo de dos años tras las rejas.

Murray está listo para ser liberado el 28 de octubre de 2013, a menos que lo logre antes bajo libertad condicional o porque haya un hacinamiento en la cárcel.

Pastor dijo que dudaba de que Murray no intentara huir sin esperar a una decisión pues tenía los “recursos” y “vínculos significativos en otras partes”, incluyendo Granada, donde nació, y Trinidad, donde fue criado.

Pero Murray es un ciudadano estadounidense naturalizado, con hijos que nacieron en ese país, uno de ellos de tres años, afirmó Wass en su moción para obtener libertad condicional. El prospecto de perder su vida en Estados Unidos lo prevendría de dejar el país, dijo.

“Sería casi imposible que el demandante huyera”, porque ha adquirido mala fama por la cobertura de los medios de la muerte de Jackson y el juicio, escribió Wass. En cuanto a su capital económico, Murray está en quiebra, dijo.

Pastor también sugirió que Murray era un peligro para el público debido a su actitud peligrosa de usar propofol, el medicamento que mató a Jackson.

Wass afirmó en la apelación que Murray no practicaría la medicina debido a que California suspendió su licencia médica después de que fue condenado y voluntariamente entregó sus otras licencias médicas en los estados de Texas y Nevada.

“Le faltan los medios y la capacidad de prescribir u obtener medicamentos farmacéuticos”, escribió.

Los fiscales tienen hasta finales de diciembre para presentar su respuesta a la petición de libertad bajo fianza de Murray.

Murray apela su condena en varios puntos, incluyendo la afirmación de que Pastor erró al no permitir que sus abogados presentaran evidencia de los problemas financieros de Jackson, que afirmaron apoyaría su teoría de que la desesperación del rey del pop lo llevó a administrarse la dosis fatal.

Wass afirmó que la decisión del juez al no permitir que la defensa llamara al dermatólogo de Beverly Hills, Estados Unidos, el médico Arnold Klein o a su equipo como testigos negó a Murray un juicio justo. Los abogados de Murray sostuvieron que los medicamentos que Klein le dio a Jackson semanas antes de su muerte contribuyeron a su muerte.

La negativa del juez para aislar al jurado en un hotel durante el juicio, que fue televisado en vivo, “pudo haber influido indebidamente a los miembros del jurado”, afirmó Wass.

Otro problema importante en la apelación es la decisión de no permitir que los abogados de Murray prueben los contenidos de una botella encontrada junto a la cama de Jackson. Sostienen que podría revelar evidencia para apoyar la teoría de que Jackson se administró la dosis fatal mientras Murray estaba fuera de la habitación.

La madre de Jackson y sus tres hijos han demandado a AEG, la empresa de promoción que dicen contrató a Murray y supervisó el cuidado médico de Jackson mientras se preparaba para los conciertos de regreso en Londres en el verano de 2009. Se espera que Murray sea testigo en el juicio por homicidio culposo programado para abril del próximo año.

Ahora ve
No te pierdas