¿Qué pueden esperar los seguidores de 'Star Wars' con J.J. Abrams?

Tras el anuncio del director de 'Star Trek' como realizador de la nueva entrega de la saga, los seguidores han mostrado posturas opuestas
abrams_starwars
abrams_starwars  abrams_starwars  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Todd Leopold
(Reuters) -

Cómo han cambiado los tiempos.

Hace más de 30 años, Irvin Kershner fue anunciado como el director de El imperio contraataca, la primera secuela de Star Wars. Kershner fue una elección curiosa; un director de documentales, vehículos de estrellas y episodios de televisión, pero en los días antes de internet, el anuncio apenas si provocaba alboroto.

Por otro lado, la semana pasada J.J Abrams, una elección aparentemente intachable, con experiencias como productor, director y escritor en Lost, Fringe, Super 8 y el reestreno de Star Trek, fue anunciado como director de la próxima película Star Wars VII.

Y el mundo enloqueció.

“Otra franquicia para que la arruine”, escribió en el blog Marquee de CNN un lector llamado hey.

Lost fue pésima, Cloverfield fue pésima y ahora las películas nuevas de Star Wars van a ser peores que las últimas tres”, añadió el lector llamado horrible pick.

Wow. ¿Puedes imaginar qué tipo de reacción hubiera tenido Kershner? “Hubiera sido una batalla sangrienta”, dice Shaun Rosado, un bloguero de cultura pop que tiene un podcast semanal llamado Sauntastic!

Pero ese es el mundo en el que vivimos ahora, dice Suzanne Scott, quien se describe como “académica de fanáticos”, que enseña en el Colegio Occidental en Los Ángeles, Estados Unidos.

“Lo que encuentro interesante es, cuando hablas sobre el ciclo de noticias en línea las 24 horas, tienes estas respuestas instintivas. Es pánico”, dice. “Muestra el poder y la omnipresencia de la cultura de fanáticos”.

Rosado entiende la preocupación.

“Desde los anales de la historia geek, siempre ha estado el argumento: ¿qué es mejor, Star Wars o Star Trek? Y hasta este momento, nunca habíamos tenido un director que hiciera ambas”, dice. “Esta es la primera vez, en la que literalmente tendremos a alguien que haya jugado en ambos equipos, y creo que muchos nerds y geeks tienen miedo de eso”.

Lucas 2.0

Desde que obtuvo el trabajo (después de reportes iniciales de que no estaba interesado), Abrams ha dicho al menos todas las cosas correctas.

“Ser parte del próximo capítulo de la saga Star Wars… es un honor absoluto”, dijo Abrams en un comunicado emitido por Disney, que posee la empresa de producción de Lucas, Lucasfilm. “Podría estar más agradecido con George Lucas ahora que lo que estaba cuando era niño”.

Por otra parte, Lucas le dio su bendición.

“Consistentemente he estado impresionado con J.J como cineasta y como narrador”, dijo Lucas. “Es una elección ideal para dirigir la nueva película de Star Wars, y el legado no podría estar en mejores manos”.

Ciertamente Abrams parecería una selección lógica. Es una especie de “Lucas 2.0”, con su experiencia como productor, director y escritor.

“Lo ames o lo odies, es una persona que trabajó con múltiples géneros en múltiples medios y tiene su propia empresa de producción; que está mucho más establecida que lo que George Lucas estaba cuando salió Star Wars”, dice Dan Herbert, un profesor de cine en la Universidad de Michigan.

Abrams dice que la película original de 1977 dejó una impresión duradera en él.

“Desde niño siempre fui fanático de los efectos especiales”, dijo a Entertainment Weekly en noviembre.

“Al ver películas constantemente intentaba descifrar cómo lo hacían, cualquiera que fuera el efecto. Star Wars fue la primera película que me dejó alucinado de esa manera”.

Añadió, “Me estimuló; no por lo que era emocionante sobre cómo eran hechas las películas, sino por lo que las películas podían hacer”.

Por supuesto, Star Wars pudo hacer muchas cosas. La primer película inventó el éxito taquillero moderno de ciencia ficción, observa Herbert, y ayudó a definir los hábitos de consumo de cine de Estados Unidos. Y con el paso de los años, el universo Star Wars dio lugar a libros, programas de televisión, videojuegos, parodias y (sobre todo), un conjunto de mercancía que dio a los aficionados el control sobre la historia.

Es la razón por la que hay tanto enojo cuando Lucas, cuyo imperio descansa en la fundación de Star Wars, decidió hacer valer su autoridad sobre los escritos; ya sea manteniendo que Han Solo no fue un asesino a sangre fría (“¡Han disparó primero!”, dice un viejo refrán entre los fanáticos, señalando que el ladrón interpretado por Harrison Ford en realidad disparó al caza recompensas Greedo inadvertidamente) o crea un personaje como Jar Jar Binks, el Gungan tonto y amigable que fue llamado un Stepin Fetchit rastafari por el crítico de cine Joe Morgenstern.

En respuesta a la molestia con Binks, un fanático creó una versión sin Jar Jar que se conoce como The Phantom Edit (La edición fantasma).

Scott cree que el conflicto surge del choque de los “viejos medios” de Lucas con una base de fanáticos conocedora después de internet.

“Lucas tuvo un enfoque analógico; ‘es mío, puedo hacer lo que quiera’”, dice. “Es casi hostil”.

Por otro lado, los fanáticos, ya han llevado a Star Wars a lugares a los que Lucas nunca imaginó, y no fueron tímidos al expresar su disgusto con la segunda trilogía de películas, de las cuales todas fueron escritas y dirigidas por Lucas. Hay algo “orgánico” en Star Wars, dice Scott, y Lucas manipuló ese sentimiento cuando hizo las películas más nuevas; particularmente gracias a su guion a veces torpe.

“La (segunda trilogía) también se siente sintética en términos de trama”, dice Scott, “y la mayoría de los fanáticos culpan a Lucas, el guionista, por eso”.

Recorrer mundos

Los fanáticos no son los únicos. El consenso general del guion de la primera película, que también escribió Lucas, fue resumido por Harrison Ford, quien célebremente le dijo al guionista-director, “George, puedes escribir esta m*****, pero no puedes decirla”.

Los guiones mejoraron para la segunda y tercera película, El imperio contraataca y El regreso del Jedi, gracias a la participación de los escritores Lawrence Kasdan y Leigh Brackett. Rosado cree que Star Wars VII, que tendrá un guion del guionista de Pequeña Miss Sunshine y Toy Story 3, Michael Arndt, hará que la película nueva deba ser vista por los fanáticos, así como también lo hará el involucramiento de Abrams.

“A [Arndt] le gusta desarrollar personajes, y eso es algo por lo que J.J Abrams también es conocido”, dice. “Si ves las precuelas, que muchos fanáticos tratan injustamente, es por esa atención especial que no se le dio a (los personajes)”.

La nueva película también le da a la franquicia una oportunidad de llegar a una generación nueva; algo que sin duda estuvo en la mente de Disney cuando el estudio compró Lucasfilm el año pasado por 4,000 millones de dólares. Rosado prevé más sinergia con los parques temáticos de Disney; Herbert ve una oportunidad para hacer que la generación post Star Wars se emocioné con la franquicia, quizá por primera vez.

Herbert se percató de que sus alumnos actuales, que nacieron a principios de la década de 1990 ya no ven a Star Wars como un estándar. “Para ellos, hay menos carácter especial porque  el efecto dominó de Star Wars ya se ha afianzado”, dice. Para estos jóvenes de menos de 25 años, la nueva película “se trata de extender la vida de la marca, porque en estos momentos no tiene una vida”.

Y Abrams, el maestro de las películas resucitadas; además de Star Trek también dirigió Misión Imposible 3, podría ser el hombre que pueda hacerlo. Al menos, dice Rosado, él y Arndt pueden ofrecer un contrapeso a Lucas y darle a Star Wars VII una actitud diferente, con más diversión y profundidad de lo que tuvo la segunda trilogía. Después de todo, eso es lo que Kershner y Kasdan hicieron con El imperio contraataca, que es ampliamente considerada como la mejor de las seis películas de Star Wars.

“Por más que me guste la idea de George Lucas y todos sus conceptos locos, está en su mejor momento cuando alguien más se da cuenta de su visión”, dice. El imperio contraataca tiene esa impresión, agrega.

También lo tienen las novelas, cómics y videojuegos.

Sin importar lo que traiga el futuro, Scott intenta relajarse. Las noticias sobre Abrams y Arndt han ayudado, pero ya ha sido decepcionado antes.

“Siempre voy a mantener mi guardia, desde las precuelas”, dice.

Quizá el Imperio escuche esta vez.

Ahora ve