Ben Affleck, de ver el Oscar en casa a recibir la estatuilla por 'Argo'

La cinta ganadora en los Oscar regresó al escenario al actor y director, quien había caído en una serie de fracasos cinematográficos
argo ben affleck cine oscar
argo ben affleck cine oscar  argo ben affleck cine oscar  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Todd Leopold
(Reuters) -

Argo, enaltécete.

De todas formas, eso es lo que Hollywood hizo la noche del pasado domingo.

Argo, que cuenta la historia de una operación de rescate que salvó a seis estadounidenses durante la crisis de rehenes de Irán, se llevó a casa tres Oscar en los Premios de la Academia número 85, incluido el mayor premio de la noche: Mejor película.

Fue una conclusión esperada y aun así improbable en una temporada de premios que tomó direcciones extrañas, aunque terminó casi donde los pronosticadores de los Oscar pensaron que terminaría.

El director Ben Affleck, quien coprodujo la película con George Clooney y Grant Heslov, reconoció la extrañeza del proceso en su discurso de aceptación.

De regreso a principios de enero, Argo fue considerada como una candidata más a los Oscar, solo porque Affleck fue pasado por alto en la categoría de Mejor director. En la historia de los Oscar, solo tres películas han ganado como Mejor película sin una nominación en dirección, y solo una, Driving Miss Daisy, en los últimos 80 años.

Pero luego la película comenzó a llamar la atención, al ganar premios de los sindicatos de productores, directores y actores, así como un Globo de Oro, un Premio AFI (American Film Institute) y un BAFTA. El tren parecía imparable, excepto por la falta de una nominación a dirección.

Sin embargo, Affleck, realmente estaba feliz de estar allí y reconoció su pasado con altibajos en su discurso.

“Nunca pensé que estaría de regreso, y aquí estoy”, dijo, agradeciendo a muchas personas que fueron amables con él en Hollywood cuando no podía pagarles.

La película también fue ganadora por su guión, de Chris Terrio y la edición de William Goldenberg.

Affleck en ascenso

Pasar por alto pareció ser el tema de la temporada de Oscar de este año, sobre todo con Affleck por ignorarlo en la categoría de director.

Pero no lo tenía.

Después de todo, hace 10 años, era un chiste. Después de ganar un Oscar en 1998 por coescribir Good Will Hunting con su buen amigo Matt Damon, se hundió en fracasos críticos y/o en taquilla (Bounce, Pearl Harbor, Changing Lanes, Daredevil), encabezados por Gigli, el fracaso de 2003 que se volvió un sinónimo de la palabra “fracaso”.

Era un elemento básico de los tabloides: sus romances con Gwyneth Paltrow y Jennifer Lopez y perfecto para las burlas que Mindy Karling, quien lo retrató como un bobo en su obra fuera de Broadway, Matt and Ben.

¿El Oscar? Solo suerte. Después de todo, en Matt and Ben, el guión para Good Will Hunting literalmente cae del cielo.

La noche del pasado domingo, mostró que puedes crear tu propia suerte. Fue un tema que tocó hace algunas semanas, cuando el camino hacia la cima de la película apenas comenzaba a generar atención.

“Simplemente me siento increíblemente honrado de ser nominado como productor de esta película, de estar aquí en la gran fiesta”, dijo a los reporteros en el almuerzo de los Oscar a principios de febrero. “No me preocupo mucho por quién obtuvo qué y quién no obtuvo qué. Quiero decir, pasé muchos, muchos, muchos, muchos, muchos, muchos años viéndolo desde casa”.

Mientras agradeció a la academia por el premio a mejor película, graciosamente rindió homenaje a muchas personas, desde el director de Lincoln, Steven Spielberg, hasta la nación de Canadá, quienes varios observadores creen obtuvo poca atención en Argo. Quizá, sus palabras, podrían inspirar un poco más de humildad en la parte de las personas que se enfurecieron en su nombre.

“No puedes guardar rencor. Es difícil, pero no puedes guardar rencor”, dijo, al concluir. “Y no importa cómo te derriben en la vida, porque eso va a ocurrir. Importa cómo te levantes”.

Ahora ve