Andreas Franke, el artista que lleva sus fotografías al fondo del océano

El fotógrafo de Viena ha deslumbrado a los buzos que visitan sus exposiciones en barcos hundidos en costas de Florida y Barbados
museo submarino
museo submarino, florida  museo submarino
Sheena McKenzie
Autor: Sheena McKenzie | Otra fuente: CNN
(Reuters) -

A 27 metros bajo el agua, la luz se vuelve de un azul profundo y nebuloso. Al salir de la oscuridad, tres bailarinas en tutú blanco estiran las piernas en la cubierta de un buque de guerra hundido.

No es una aparición fantasmal, aunque lo parezca, las imágenes formaron parte de la primera galería submarina del mundo que mostraba 12 escenas de la vida cotidiana, como una mujer colgando sus medias o un adolescente viendo la televisión y se proyectaron sobre el misterioso buque hundido Hoyt S.Vandenberg.

El buque de 10,000 toneladas – ubicado frente a la costa de Florida – fue telón de fondo de estas fotografías evocadoras y, durante un tiempo, una galería de arte submarina.

"Los buzos de seguro deben revisar sus niveles de oxígeno para asegurarse de que no están viendo cosas raras", dijo Jed Dodd, director ejecutivo de los estudios de Key West, empresa detrás de la exposición Proyecto Vandenberg.

"El buceo es ya una experiencia de ensueño y creo que estas imágenes corresponden realmente con lo que la gente imagina que podría ser un mundo submarino".

El artista vienés Andreas Franke, que ha trabajado como fotógrafo publicitario desde hace más de 20 años, es la mente detrás del museo submarino en el buque que se hundió a un lado de Key West, una isla en el estrecho de Florida, en 2009 y desde entonces se ha convertido en el segundo arrecife artificial más grande en el mundo, al atraer a una gran variedad de animales marinos y plantas.

Pero antes de su reencarnación más reciente como un paraíso para los buceadores, el buque fue un barco de transporte de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue esa historia la que dio a Franke la inspiración para sus singulares escenas de la época del conflicto armado. El artista, de 45 años de edad, utilizó cámaras acuáticas para inmortalizar la nave, antes de regresar al estudio para fotografiar a modelos con trajes de los años 1940 y 1950.

Las escenas retro fueron superpuestas sobre la superficie del barco, creando un mundo extraño bajo el agua, congelado en el tiempo.

"Es como llevar el Vandenberg a la vida", dijo Franke."Es una enorme nave vacía llena de peces nadando alrededor, a 27 metros de profundidad, la luz del sol es de un color verde azulado. Para hacer los modelos en el estudio utilicé un filtro del mismo color, por lo que las imágenes coinciden", aseguró.

Alrededor de 10,000 buceadores visitaron la exposición bajo el agua y ahora, después de cuatro meses en el fondo del océano, las imágenes se muestran en su primera exposición en la tierra.

A pesar de estar protegidas entre dos láminas de plexiglás y selladas con silicón en un marco de acero, las imágenes se fueron deteriorando a causa del salitre del océano. El agua de mar que todo lo impregna ha dejado su huella, filtrándose en los marcos y modificando el color con manchas de sal y algas.

"Cuando nos trajeron las fotografías a la superficie nos encontramos con todo este crecimiento en ellos, es una tercera dimensión", dijo Franke. "La vida marina había creado nuevas imágenes. Es muy fresco, casi parecen Polaroids".

Los cuadros, por un valor de hasta 30,000 dólares cruzaron del reino de la fotografía al arte de la acción, consideró Dodd. "La capa de hongos y algas en crecimiento narra la historia de su viaje a la parte inferior del lecho marino", agregó.

Si bien las fotografías Vandenberg atraen a los amantes del arte en la tierra, el último proyecto submarino de Franke está atrayendo a los buzos de nuevo, esta vez frente a las costas de Barbados.

La exposición se encuentra en el SS Stavronikita y está formada por 12 nuevas imágenes que muestra los hábitos de la aristocracia renacentista en un entorno submarino palaciego.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Al igual que el Vandenberg, Franke superpuso las escenas barrocas en la parte superior del antiguo carguero griego de la década de 1950, donde se muestra ahora.

"El barco ha estado allí por 35 años, así que hay un maravilloso crecimiento de corales" y los elaborados peinados de las modelos encajan bien con el entorno, consideró. 

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×