Los moneros 'pintan' su paso del periódico a las tabletas y la red

Las nuevas tecnologías y el internet ayudan a los caricaturistas a difundir su trabajo, pero también a darle más vida a sus cartones
trino la tetona santo  (Foto: Agencias)
Lizbeth Padilla Fajardo
Autor: Lizbeth Padilla Fajardo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El internet, las redes sociales y los nuevos dispositivos son un reto y una oportunidad para los caricaturistas. Con los periódicos migrando a las ediciones digitales, los moneros buscan crear cartones interactivos para hacerlos más atractivos en la web. 

Con un "poquito de miedo" sobre su teoría acerca del futuro de los diarios, José Trinidad Camacho, Trino, dice que “los periódicos tienen una vida de 10 o 15 años máximo y todo va a migrar a plataformas como las tabletas.

“(...) es lo que les digo a las nuevas generaciones de moneros (…) los chavos que se quieran dedicar a los monos tienen que empezar a hacer las cosas en digital y en las redes, en animaciones”, agrega Trino, autor de las tiras cómicas Fábulas de policías y ladrones, Crónicas marcianas y Pipo y Don Calvino.

Los nuevo monerosopina el caricaturista jalisciense, tendrán que empezar a inventar para otras plataformas, como las tabletas y la red con tiras animadas con programas multimedia como flash y no solo para el periódico como antes.

Para el caricaturista José Hernández “lo más afortunado que ha habido son los cartones animados que ya varios portales de internet tienen”.

Rictusdel diario mexicano Reforma, es un ejemplo de los caricaturistas cuyas obras están realizadas para ser visualizadas en la plataforma digital del periódico.

Pero esta migración a las nuevas tecnologías aún está en ciernes, considera el caricaturista, pues las personas que tienen una tableta y acceso a internet aún es un porcentaje mínimo.

La oportunidad de conquistar el mundo

En 2008, una periodista iraquí lanzó un zapato al entonces presidente de Estados Unidos, George Bush, durante una conferencia. Hernández hizo un cartón sobre el hecho y semanas después la caricatura fue usada en una manifestación en Egipto. “Esa caricatura dio la vuelta al mundo, lo que era impensable hace 20 años”, recuerda Hernández, caricaturista del diario mexicano La Jornada.

Considera que esta difusión de su trabajo en portales y redes sociales, es para bien porque en internet “se puede publicar todo lo que uno quiera, sin que pase por un editor o una publicación que decide según criterios editoriales”.

Además de ser un asiduo usuario de la red social Twitter, Hernández publica sus cartones en un archivo en su sitio web.  

Pero esto deja en el aire una pregunta, según Trino. “Si los contenidos están en todos lados accesibles, eso es muy padre, eso es democracia, ¿pero cómo nos van a pagar a nosotros que hacemos los contenidos?

Actualmente quien quiere ver su trabajo compra el periódico o la revista donde se publica pero cuando todo migre a la red será más difícil obtener una remuneración.

“Estamos viviendo ese cambio (de las redes sociales) como la revolución industrial, está cambiando muy rápido”, según el autor de El Santos contra la Tetona Mendoza.

De acuerdo con Hernández. este desarrollo tecnológico no es más que una nueva herramienta para realizar su trabajo.

El caricaturista colombiano Andrés Poveda, Bacteria, dijo hace unos días a Noticias Caracol que gracias a los smartphones puede plasmar más fácilmente sus ideas con texturas y colores mientras come o incluso cuando hace fila para algo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Lo importante no es si lo haces a lápiz a tinta a bolígrafo, o photoshop sino la idea del cartón, lo otro tiene su gracia pero no es lo primordial. Hasta ahorita no se ha inventado ningún programa o alguna aplicación que nos dé idea paras para cartones.

“Estamos ante una puerta que no sabemos a dónde nos lleve y quien sabe que cosas se puedan seguir inventando y descubriendo para aplicar a un género como la caricatura”, detalla Hernández.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×