Sara Montiel, la española que 'puso a prueba' al macho del cine mexicano

En 1950, la actriz española viajó a México en la plenitud de la época de oro del cine que catapultaría su carrera internacional
| Otra fuente: CNNMéxico

"Y me hice mexicana". Los seis años que la actriz Sara Montiel trabajó en el cine en México (1950-1956) fueron suficientes para crear un enamoramiento fuerte de la española con el país.

"Sara Montiel pertenece a un conjunto de actrices españoles que llegaron a México como una especie de redescubrimiento de América y de España al mismo tiempo", dijo a CNNMéxico el crítico de cine Jorge Ayala Blanco sobre esta actriz quien falleció este lunes a los 85 años.

Durante la llamada época de oro del cine mexicano, que inició a finales de la década de 1930 y se extendió casi 20 años, México se forjó como una fábrica de estrellas y entre ellas destacó el "mito sensual" de Montiel, según señaló el crítico.

"Era una mujer imponente, imponía su presencia, era una mujer realmente dominante, era una mujer dueña de si misma, cosa que no existía en el cine mexicano", dijo Ayala Blanco.

Proveniente de la España conservadora del general Francisco Franco, Montiel llegó en 1950 a México, donde quedó maravillada con la "libertad" en la sociedad mexicana. "¡Hasta se pueden divorciar!", decía la actriz según un texto del diario español El País.

La Sara Montiel que incursionó en el cine mexicano era muy distinta a la del cine español franquista, que se remontaba más a películas históricas, distintas al mundo de fantasías rancheras y del presente de ese entonces que se proponían en México.

"Ya encontraba en el cine franquista, en ese cine de la caballerosidad, de los cuplés, encontraba otra dimensión, pero el cine mexicano curiosamente la aprovechó muy bien", aseguró el crítico de cine.

Su primera cinta en México fue Furia roja (1951), en la que compartió créditos con Arturo de Córdova y Carlos López Moctezuma. Montiel interpretó a la viuda de un empresario estadounidense que posee una mina de plata en México, secuestrada por un revolucionario encarnado por Córdova.

Ese mismo año realizó Cárcel de Mujeres, en la que hace imposible la vida al personaje interpretado por Miroslava, acusado injustamente de la muerte de un hombre que también era amante de la española.

Pero el paso de Sara Montiel por el cine mexicano llegó a su clímax con las tres películas que protagonizó a lado de Pedro Infante, todas de 1952: Necesito dineroAhí viene Martín Corona El enamorado (Vuelve Martín Corona).

De acuerdo con Ayala Blanco, en Pedro Infante la actriz española encontró al "compañero perfecto", así como el llamado Ídolo de Guamuchil encontró a la mujer que pondría a prueba su personaje de macho.

"En Pedro Infante no solo estaba el enamorado, el macho sentimental, había un personaje bufo que necesitaba ese tipo de mujerones que se le vinieran encima", apuntó el también historiador.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas lamentó la muerte de Sara Montiel que participó en cerca de 15 películas mexicanas.

En 1985, tras el terremoto que sacudió a la Ciudad de México, Sara Montiel participó en Madrid en un festival de artistas españoles a favor de los damnificados mexicanos, en el que también estuvo presente el actor Mario Moreno Cantinflas.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×