El museo Rijksmuseum abre sus puertas tras una restauración de 10 años

El famoso recinto en Países Bajos combina ahora su antiguo esplendor con adaptaciones a la tecnología moderna
museo
rijksmuseum- amsterdam  museo  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El museo Rijksmuseum en Amsterdam, casa de una de las colecciones de arte más famosas del mundo, reabrió sus puertas este sábado después de una reconstrucción que duró 10 años y tuvo un costo de 489 millones de dólares.

La reina Beatrix, de los Países Bajos, fue la encargada de inaugurar el museo, en uno de sus últimos actos oficiales antes de que abdique al trono al final de este mes.

Una vez abierto, el Rijksmuseum recibirá a visitantes los 365 días del año.

Miles de personas asistieron a la ceremonia de inauguración y entraron al museo deseosos de familizarizarse con viejos favoritos que alberga, entre los que están La ronda de noche de Rembrandt, La Lechera de Jan Vermeer o El alegre bebedor de Frans Hals.

O bien deslumbrarse con nuevas atracciones entre las que están un vestido Mondrian de Yves Saint Laurent, una escultura del siglo XVI de la Virgen Dolorosa o un avión de guerra de 1917.

“Es el inicio de una nueva era y un emocionante futuro para un nuevo museo, el museo de los Países Bajos”, dijo Wim Pijbes, el director del Rijksmuseum. “Todo es nuevo”.

“Todo ha cambiado, lo único que no lo ha hecho es La ronda de noche. Es la pieza principal del Rijksmuseum y todo el lugar gira alrededor de esa hermosa obra maestra”, agregó.

La nueva distribución cronológica pone las pinturas y objetos históricos uno junto al otro “para dar contexto”, aseguró Pieter Roelofs, curador del arte del siglo XVII en el museo. El objetivo, dijo, es “contar historias, contar la historia holandesa y su cultura”.

“Queremos darles a los visitantes sentido del tiempo, sentido de belleza”, destacó Taco Dibberts, director de las colecciones. “Cuando entras al Rijksmuseum eres transportado en otro mundo, el mundo de Rembrandt, de Vermeer y de Mondrian”, dijo.

La renovación incluyó que algunas partes de la galería, diseñadas por Pierre Cuypers, fueran restauradas a su antigua gloria, la cual se combinan con nuevos agregados al museo, entre los que están paredes grises minimalistas e iluminación LED.

Aunque la modernidad llegó al recinto hay un toque del siglo XXI que falta en la galería. “No hay pantallas de video ni computadoras en las galerías” dijo Dibbits, “creemos que el arte debe hablar con sí mismo”.

En cualquier caso, los expertos señalan que la mayoría de los visitantes interesados en una vista tecnológica de la colección tendrán smartphones y tabletas en las que podrían acceder al nuevo sitio web del Rijksmuseum.

Mientras el museo era reparado, algunos de sus más conocidas obras de arte, incluida La ronda de noche, fueron exhibidas en un pequeño anexo. Y otras de ellas viajaron a lo largo del mundo, a museos en Los Ángeles, Vancouver, Sao Paulo y Sendai, antes del terremoto de 2011 que afectó a Japón.

Ahora ve