Los Red Hot Chili Peppers cierran en Coachella en medio de la arena

El festival concluyó su primer fin de semana con un clima soleado y una tormenta de arena que acompañó la presentación de la banda
coachella ?red-hot-chili-peppers
coachella ?red-hot-chili-peppers  coachella ?red-hot-chili-peppers
Autor: Topher Gauk-Roger, Jessica Iavazzi y Denise Quan
(Reuters) -

El primer fin de semana del Coachella Valley Music & Arts Festival de este año fue bendecido con un clima soleado hermoso, hasta que una tormenta de arena azotó el desierto la noche del pasado domingo.

Las nubes de polvo arremolinadas hicieron que el vocalista de los Red Hot Chili Peppers, Anthony Kiedis, bromeara al decir, “me siento como Lawrence de Arabia… voy a ir a casa y vomitar una caja de arena para mi hijo pequeño”.

Uno de sus compañeros en la banda (era algo difícil de ver por la niebla), añadió, “me siento como Woody Guthrie durante el Dust Bowl”.

Los Chili Peppers, quienes encabezaron Coachella por tercera vez, presentaron cortes de su actual álbum, I’m With You, mezclándolos con éxitos como Under the Bridge, Dani California y Give it Away.

Una multitud entusiasta cantó con ellos, sus voces ligeramente ahogadas por las bufandas y piezas de ropa que utilizaron para cubrir sus narices y bocas. Algunos asistentes ingeniosos incluso pudieron tener en sus manos máscaras quirúrgicas.

Irónicamente, las condiciones climáticas parecieron beneficiar al artista electrónico Derek Vincent Smith, quien tiene el apodo de Pretty Lights. Al presentarse en el Teatro Exterior adyacente, su show presentaba un despliegue deslumbrante de láseres y luces, cuyas tonalidades brillantes fueron realzadas por el fondo polvoriento.

Los souvenirs más codiciados de la noche del pasado domingo fueron las pelotas de playa de Wu-Tang. Los íconos legendarios del rap lo hicieron al estilo de la vieja escuela, lanzaron inflables amarillos y negros de gran tamaño que tenían un sello con la marca “W” del grupo.

En la audiencia, tres chicas rubias forcejearon por una pelota de playa, mientras que un hombre cerca agarró fuertemente la suya contra una malla, al intentar desinflarla antes de que un hombre sin playera con un sombrero indio pudiera quitársela. Era una escena sacada de la WWE con una banda sonora cortesía de uno de los grupos más grandiosos de rap de todos los tiempos.

El polvo ni siquiera se asentaba en Coachella en este año (o en este caso, aún no arrasaba), pero los asistentes al festival ya especulaban quién podría aparecer en el cartel de 2014. Hubo bastante decepción cuando la alineación de este año no incluyó a los Rolling Stones, especialmente después de que una fecha de Coachella apareció brevemente en el sitio web de los Stones en diciembre y que misteriosamente desapareció.

Hubo especulaciones de que los Chili Peppers fueron una adición de último minuto, un punto que la banda referenció no tan sutilmente durante su presentación la noche del pasado domingo, cuando tocó un fragmento de Beast of Burden de los Stones.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Un acto que probablemente no verás pronto en el Coachella: los Smiths. Aunque el guitarrista de la banda, Johnny Marr, tocó tres canciones de los Smiths durante su presentación en solitario el pasado viernes, dijo a CNN que no es verdad que los organizadores del festival constantemente intenten pagarles mucho dinero a él y a Morrissey para que se reúnan en el escenario.

“No”, dijo con una insinuación de dureza en su voz suave. “Es solo parte de mi naturaleza avanzar”.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×