Un rascacielos, los jeques y las carreras de caballos: ¿mezcla imposible?

Millones de dólares han sido invertidos en el Hipódromo del Hotel Meydan, con el afán de convertirlo en un referente del hipismo
Autor: Sheena McKenzie | Otra fuente: 1

(CNN) — Construido en pleno desierto, como un rascacielos de la era espacial, el hotel Meydan, de cinco estrellas, tiene características que lo hacen igualmente formidable y desconcertante.

Por la noche, en el elegante edificio de cristal que resplandece en colores verde y púrpura, su distintivo techo de media luna se asoma por encima de la extremadamente cuidada pista de carreras ubicada en la parte de abajo.

Es un ambiente opulento y extrañamente futurista, acorde con la carrera de caballos más cara del planeta, la Copa del Mundo de Dubai.

Con más de 27 millones de dólares en premios que se ofrecen durante el carnava,l de 11 días de duración, no es de extrañar que los mejores caballos de carreras del mundo y su influyente séquito acudan cada año a Emiratos Árabes Unidos.

Pero, ¿pueden las grandezas arquitectónicas y las enormes cantidades de dinero competir con el prestigio de las carreras que datan de siglos atrás, como el Derby de Kentucky o el de Epsom?

El gobernante del país, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, parece pensar que sí pueden, y está dispuesto a sacar dinero de sus acaudalados bolsillos para asegurarse de que Dubai se encuentre bien posicionada en el mapa internacional de las carreras de caballos.

"El prestigio está relacionado con la tradición y la cultura de la región", dijo el director ejecutivo de la Copa Mundial de Dubai, Frank Gabriel. "Tenemos 17 años, así que estamos aún muy jóvenes".

"Se puede tener una carrera de renombre, pero también se puede tener a los mejores caballos de carreras del mundo, que es lo que tenemos".

El poder deportivo del Golfo

Aparecida en 1996, la Copa Mundial de Dubai es relativamente un nuevo actor en el circuito de carreras de caballos, y hacerse de un nombre internacional ha costado una gran inversión.

Mientras EU y Europa batallan contra las medidas de austeridad, los ricos jeques del Golfo, enloquecidos por los caballos, están inyectando miles de millones de dólares para impulsar el estatus de las carreras de caballos de la región.

"A lo largo de mi carrera, el jeque Mohammed ha sido el hombre más influyente en el mundo de las carreras de caballos", dijo el estadounidense Dale Romanos, quien el año pasado ganó el premio al entrenador más destacado en EU.

"Él cría razas purasangre, los compra, los pone en competición, él hace todo. Tiene mucho dinero en los bolsillos e invierte en esto".

Es parte de una campaña más grande emprendida por el Golfo, rico en petróleo, para convertirse en un destino deportivo de mayor importancia, y no solo para las carreras de caballos.

Qatar será el primer Estado árabe en albergar la Copa del Mundo de la FIFA en 2022, mientras que inversores de toda la región siguen comprando equipos de futbol europeos.

Entre los actores más relevantes están la Autoridad de Inversiones de Qatar, que posee el equipo francés Paris Saint-Germain, y el empresario kuwaití Fawaz Al Hasawi, quien el año pasado adquirió el equipo inglés Nottingham Forest.

Hipódromo de vanguardia

De vuelta a los terruños de Emiratos Árabes Unidos, el Hipódromo de mil millones de dólares de Meydan, sede de la Copa Mundial de Dubai, es la corona del imperio de carreras de caballos del jeque Mohammed.

Tan solo la tribuna es de 1.6 kilómetros de longitud, mientras que el sitio cuenta con un hotel de lujo de 285 habitaciones con una alberca en la parte superior del inmueble, un puerto deportivo, un museo de carreras y teatro IMAX.

"Es desmesurado, simplemente es precioso, todo lo que hay es de primera clase", dijo Romans sobre el Hotel Meydan.

"Es casi futurista, todo es nuevo e impecable, con brillante cristal y metal".

El hipódromo de alta tecnología, descrito por el jinete italiano Frankie Dettori como "parecido a una nave espacial de la Guerra de las Galaxias", es muy distinto al clásico Churchill Downs, del Derby de Kentucky.

"No se puede comprar la historia", dijo Romans, quien ganó la Copa de Dubai en 2005. "No se tiene ese profundo sentido de tradición aquí en comparación con el que se tiene en el Derby de Kentucky".

Historia de caballos

Puede que el circuito de carreras de Medio Oriente todavía se esté haciendo de un nombre, sin embargo, la pasión que se vive en la región por los caballos tiene siglos de antigüedad.

Los purasangre que conocemos actualmente se remontan a tres caballos árabes llevados a Gran Bretaña por ahí de finales del siglo XVII.

"Los caballos son una parte muy importante de la vida de las personas aquí", dijo Gabriel. "A la gente le encanta este deporte y le encanta la cultura. Se trata de la belleza de los caballos".

Los ojos puestos en el premio

El récord monetario del premio de Dubai, su pista de caballos de clase mundial y su impresionante contexto, asegurarán que los ojos del mundo vean la competencia este sábado.

"Cuando gané en 2005, esto cambió totalmente mi carrera", dijo Romans. "Regresé a casa de Dubai con un nivel diferente; la gente me miraba diferente".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Había demostrado que podía ganar en un escenario internacional y me dieron mejores caballos para entrenarlos".

Y con 10 millones de dólares en juego en la carrera principal, todavía hay muchas cosas que el dinero puede comprar.

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×