Una 'serie de coincidencias' llevó a Julieta Fierro a estudiar astronomía

La investigadora mexicana y divulgadora de la ciencia recuerda que un cometa que le mostró su padre fue el primer indicio de su vocación
'Yo quería ser trapecista', recuerda Julieta Fierro
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Un cometa que le enseñó su padre cuando era pequeña y una “serie de coincidencias” llevaron a Julieta Fierro a acercarse a la astrofísica, disciplina de la que se convirtió en una divulgadora reconocida internacionalmente, así como autora de 40 libros y decenas de publicaciones.

Amante de los cuerpos celestes, pero también del baile, la doctora Fierro Gossman se ha dedicado durante más de 40 años a acercar el conocimiento de la astronomía a los mexicanos a través de conferencias y su difusión en los medios de comunicación.

La doctora en astrofísica ha combinado el funcionamiento del Universo con sus gustos por lo que en sus conferencias utiliza recursos como la música y el baile, entre ellos un mambo que mandó hacer para Galileo llamado Y sin embargo, se mueve.

“Yo quería ser trapecista y todos los años pedía a Santa Claus un trapecio, había uno en mi casa pero no era altísimo, pero ahora que ya soy una señora mayor hago lo que me gusta y cuando hay una conferencia siempre bailo”, comentó la académica y divulgadora en entrevista con Ismael Cala, de CNN en Español.

La astrónoma es la segunda de 15 figuras mexicanas entrevistadas por Cala para celebrar la riqueza cultural, científica, artística y empresarial de México. Las entrevistas serán transmitidas en ocho programas especiales a través de CNN en Español. El lunes, las entrevistas iniciaron con la actriz Verónica Castro.

Después de dejar a un lado su sueño de ser acróbata, la académica cuenta que fue una “serie de coincidencias” la que la llevó a su interés por los secretos del Universo.

“Yo iba a un colegio francés y siempre saqué cero en francés y 10 en matemáticas: iba a ser científica”, comenta entre risas.

“En mi casa había muchos libros de fotos lindas y yo veía las fotos de los objetos celestes y me parecía extraordinario, un día mi papá me levantó en la madrugada y me enseñó un cometa, debo haber sido muy chiquita”, recuerda, memoria que ve enmarcada por la muerte de su madre.

Su gusto por las matemáticas la llevó a querer estudiar esa carrera, pero un comentario de su hermana mayor truncó sus planes. “Me dijo pues como eres un poco tonta mejor estudia física y le hice caso”, recuerda.

Su estancia en la Facultad de Ciencias de la UNAM estuvo combinada con dos decisiones, la de salirse de su casa y la de tomar dos cursos de astronomía que le encantaron y la llevaron a combinar su carrera en Física con el conocimiento del Universo, por lo que decidió estudiar  la maestría y doctorado en astrofísica.

Fierro Gossman fue directora General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM y durante su carrera como divulgadora ha recibido los premios de Divulgación de la Ciencia de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo y el Nacional de Divulgación de la Ciencia de 1992, así como el premio Kalinga de la UNESCO, el galardón más importante de la divulgación de la ciencia a nivel internacional.

Para divulgar la astronomía en el país ha utilizado espacios en la radio, la televisión y medios impresos, pero lo que más le gusta, señala, es dar conferencias sobre “los lugares más difíciles”, entre los que están los niños de escasos recursos y las mujeres presas.

Busco “que sea realmente un reto, que el que me está viendo o escuchando se enamore de la ciencia y no tenga el prejuicio de que es difícil o no le va a entender”, aseguró.

'El hombre niega su propio potencial'

El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma es maestro en Ciencias Antropológicas con especialidad en Arqueología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la que fue profesor durante 30 años. 

Matos Moctezuma marcó un hito en ese campo en México al descubrir a la Coatlicue y la Piedra del Sol, así como por su participación en las excavaciones del Templo Mayor y su trabajo como director del Museo de ese sitio arqueológico de 1987 a 2000, según su trayectoria académica publicada por el Colegio de México.

El arqueólogo dijo que el sitio principal del antiguo Tenochtitlán aún guarda muchos secretos, así como la Ciudad de México en sus entrañas.

“Mis colaboradores y discípulos continúan y con mejores técnicas de las que yo empleaba hace 35 años”, dijo el arqueólogo en entrevista con Cala. 

“Debajo de lo que es la actual Ciudad de México hay varios sitios prehispánicos, algunos de mucha antigüedad, otros más recientes, otros han sido excavados, otros faltan de excavar, hay varias ciudades abajo”.

Para Matos Moctezuma, quien ha trabajado en los sitios de Comalcalco, Tabasco; Bonampak, Chiapas; Tlatelolco, en la Ciudad de México, entre otros, las edificaciones prehispánicas muestran el potencial de la humanidad para crear.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Hay una tendencia del hombre de negarse su potencial, entonces empiezan a crear a los superhombres de ahí viene Superman y Tarzan", dijo el también maestro en ciencias antropológicas.

"Siempre sacan a estos superhombres y al irse acabando eso sacan que tendrían que haberlas hecho los extraterrestres, no, las hizo el hombre, el hombre maya, el egipcio, el inca", aseguró.

Ahora ve
Cinco museos de Latinoamérica están entre los mejores del mundo
No te pierdas
×