Las películas del verano en 2013, ¿fantásticas o fatigantes?

La temporada de 2013 se caracterizó por filmes llenos de caos y guerra que, en algunos casos fue éxito total, pero marcó el fracaso de otros
iron man disney cortesía  iron man
Autor: Todd Leopold
(Reuters) -

¿Qué pensó Leonard Maltin de la temporada de películas de verano 2013?

“Estoy feliz de que casi se termine”, dice a CNN el crítico de mucho tiempo y autor de Movie Guide en una entrevista telefónica. “Las películas se hacen más grandes y más tontas cada año y estamos sujetos a más adaptaciones y secuelas. Nada de eso significa que no puedan ser buenas (y ocasionalmente lo son) pero esta no ha sido una temporada muy fortuita”.

No estuvo solo en esta creencia. Las audiencias se sintieron igual: muchas de las películas de franquicia de grandes presupuestos de este verano cayeron como secuoyas derribadas en el bosque, al obtener malas críticas y un éxito en taquilla igual de mediocre a pesar de sus costos taquilleros y esfuerzos de marketing extensos.

Ya conoces la lista: Después de la tierra, Titanes del Pacífico, White House Down, Elysium, R.I.P.D. y, particularmente, El llanero solitario, que recaudó 88 millones de dólares localmente (hasta el 25 de agosto) en su presupuesto de más de 200 millones de dólares y podría costarle a Disney una amortización de 190 millones de dólares.

Pero espera un minuto.

Este verano en realidad no fue tan malo, dice Keith Simanton, editor de Internet Movie Database (IMDb.com). La taquilla local en realidad subió a un porcentaje de dobles dígitos en el verano pasado y gracias a la fuerza de películas como Iron Man 3, Mi villano favorito 2, la divisoria pero exitosa Man of Steel y Rápido y furioso 6, 2013 como un todo está igual que el año pasado.

Los editores de IMDb dicen que 2013 podría ser mejor localmente que 2012, que fue el mayor año de éxitos de taquilla en la historia del cine.

“Cada año nos quejamos de lo mismo”, dice Simonton. “Nos quejamos de esto en la década de 1980, cuando estaban Los cazafantasmas 2 e Indiana Jones y el templo de la perdición; por Dios, no hay nuevas ideas en Hollywood. No y nunca ha habido. Todos ven su propia época y creen que se vuelven peores”.

¿Maltin y Simanton podrían tener la razón? ¿El verano de 2013 fue el mejor y el peor de todos los tiempos?

Quizá, sugiere la productora Lynda Obst, en realidad fue un relato de dos veranos. Comenzó bien, con buenas reseñas y un buen negocio para los lanzamientos de mayo y junio y rápidamente se desmoronó bajo el peso de todos esos aspirantes a éxitos de taquilla.

Obst, la autora de la crónica de la industria recientemente publicada Sleepless in Hollywood, tiene un término para esto: “fatiga de las películas de grandes presupuestos”.

“Las películas que salen en mayo y junio son muy anticipadas porque las personas esperan las películas de verano en el comienzo”, dice.

Y luego, la destrucción comienzan a acumularse.

Los mejores planes…

En teoría, el verano de 2013 se vio muy equilibrado. Estaban las favoritas para los fanáticos, incluidas Iron Man 3, Star Trek Into Darkness y Man of Steel. Había algunas películas para la familia, como Mi villano favorito 2 y Monsters University.

Comedias como The Heat y ¿Qué paso ayer? parte III, un western dinámico en El llanero solitario, otra de las aventuras de crímenes y automóviles de Rápido y furioso e incluso una nueva versión de El gran Gatsby y luego apareció algo para todos.

Pero ya sabes que dicen sobre los mejores planes. Lo que terminó trazándose en 2013 fueron muchas cosas malas.

Toma por ejemplo a Después de la tierra, una película de Will Smith que solo recaudó 60 millones de dólares localmente. “Vendió a Will Smith pero realmente era su hijo y su hijo no tiene seguidores”, dice Obst.

O toma a White House Down que, a pesar de que tiene un elenco supuestamente infalible liderado por Channing Tatum y Jamie Foxx, tuvo el infortunio de salir solo tres meses después de Olympus Has Fallen, otra historia sobre un ataque a la Casa Blanca. Olympus recaudó casi 100 millones de dólares; White House Down, con un presupuesto mucho mayor, recaudó solo 70 millones de dólares.

“Simplemente hemos visto explotar a la Casa Blanca demasiadas veces”, dice Obst. “Solo se sintió increíblemente familiar”.

De hecho, esa repetición explosiva puede jugar un papel en el cansancio que las audiencias sintieron mientras pasaba el verano. La CGI es una tecnología sorprendente, pero solo hay cierta destrucción que las audiencias pueden ver antes de que todo comience a mezclarse. El hombre de acero destruyó Nueva York (está bien, Metrópolis) una vez más, hasta llegar a las filigranas en los lados de sus rascacielos. Star Trek destrozó San Francisco. Guerra mundial Z, Titanes del Pacífico, Después de la tierra, Elysium, todas tenían un caos masivo.

“Creo que este es un gran problema con todo el verano y con las películas de grandes presupuestos que fueron hechas para este verano”, dice Obst. “Había un sensación de que todo ya lo habíamos visto antes. ¿Cuántas veces puedes ver explotar a las mismas ciudades? Todas parecen reflejar la misma sensibilidad”.

Sin embargo, no es una sensibilidad que va a desaparecer pronto.

Por un lado, señala Simanton de IMDb, a las audiencias les gusta ver cosas que explotan: en una sociedad de videojuegos, es una forma de atraer al grupo de adolescentes leales. Por otra parte, se espera. El guionista y productor Damon Lindelof (Prometeo, Guerra mundial Z) dio una entrevista a la revista New York en la que confesó estar “ligeramente desconectado” por lo que llamó “pornografía de la destrucción”.

Al mismo tiempo, advirtió, “una vez que gastas más de 100 millones de dólares en una película, tienes que salvar al mundo”.

Mensajes mezclados

Y luego está el mercado en el extranjero, que se ha convertido en un gran jugador en el 'partido' de la taquilla.

No solo son películas de acción, que se supone que viajan bien. Simanton señala que a Mi villano favorito 2 le fue mejor en el extranjero que en Estados Unidos. Lo mismo pasó con Los ilusionistas y El gran Gatsby. La taquilla internacional, dice, “continuará creciendo como multiplicadora”.

El éxito en el extranjero de esas películas improbables puede ser una señal de que la actual estrategia de explosiones en verano puede cambiar. En estos momentos las audiencias internacionales todavía aman las películas de acción; como señala Obst en su libro, China y Rusia construyeron todos estos cines y les gusta llenarlos con los dispositivos 3D más recientes, pero incluso las audiencias que no son de Estados Unidos pueden cansarse de tanta destrucción, dice.

“Si observas al mercado chino desde que escribí el libro, han creado tres éxitos taquilleros propios, ninguno de los cuales depende de efectos especiales. Son comedias románticas (y) películas con matices”, dice. “El mercado de China quiere de sus propios cineastas el mismo tipo de películas que amamos de nuestros cineastas”.

Maltin concuerda. “Es siempre una historia y un personaje lo que gana”, dice el crítico. “Incluso en una película de acción. Ve a Los vengadores”.

Y no es como si el personaje fuera completamente ignorado este verano, añade. Maltin disfrutó Guerra mundial Z, que enfrentó a los chismosos y surgió como un éxito con la crítica y la audiencia. Le gustó The Heat, otra demostración de las habilidades cómicas de Melissa McCarthy. Obst acredita el éxito de Rápido y furioso 6 a la camaradería entre el equipo de la película.

Así que, ¿el verano de 2013 tendrá algún impacto en las temporadas futuras de verano, que (¡hola, Ben Affleck!) ya tienen a películas de grandes presupuestos en desarrollo? Mucho se ha dicho del pronunciamiento de Steven Spielberg de que el fracaso de algunas películas de grandes presupuestos podría cambiar el negocio de las películas estadounidenses, pero todavía falta mucho. Además, los lanzamientos de agosto que han tenido éxito, incluidos The Butler y We’re the Millers, indican que jugar (con pequeños presupuestos) todavía puede rendir grandes frutos.

Simanton sospecha que, de hecho, a finales de agosto y el primer lunes de septiembre, tradicionalmente lo más malo de la temporada de películas, podría comenzar a ser viable para ciertos tipos de películas. La película del concierto de One Direction, que se estrenó el 30 de agosto, probará esta teoría sobre redefinir los límites de la temporada de verano, dice.

¿Y si no? Bueno, siempre hay historia revisionista. Los franceses ya elogian El llanero solitario y los chinos aumentan las ganancias de Titanes del Pacífico. Mientras tanto, los fanáticos de Star Trek llamaron a Into Darknes la peor de las películas de Star Trek en una convención en Las Vegas, Estados Unidos; a pesar de destacar como uno de varias películas de verano que superaron os 200 millones de dólares en la taquilla.

Como dice el guionista William Goldman en las palabras más verdaderas que se han escrito sobre Hollywood, “nadie sabe nada”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Así que, cuando piensas en el verano de 2013; para toda la destrucción con CGI, todas las secuelas, todos los superhéroes, visitantes del espacio y estrategias de estudios, el pasado puede que no guíe lo que funcionará en el futuro.

“Las lecciones son”, dice Maltin, “que no hay lecciones”.

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×