El príncipe Guillermo sueña con África para escapar del estrés

El duque de Cambridge "sueña despierto" con el continente africano, y encuentra calma para enfrentar su futura responsabilidad como rey
Jorge es "un pequeño bribón": príncipe Guillermo
Max Foster
Autor: Max Foster
(Reuters) -

Soñar con África es una de las formas en las que el príncipe Guillermo escapa del estrés que enfrenta como futuro rey de Gran Bretaña.

"Sueño despierto con frecuencia", revela el duque de Cambridge en el documental Prince William's Passion: New Hope, New Father (La pasión del príncipe Guillermo: una nueva esperanza, un nuevo padre).

"África es definitivamente uno de los lugares a los que voy… tengo cientos de animales en mi iPhone. Así que si alguna vez tengo un día bastante estresante… puedes poner un búfalo en el fondo de la pantalla o un grillo", dice.

Esto podría sonar como un detalle insignificante e incluso trivial, pero es un pensamiento que tal vez algún día ayude a definir a la monarquía británica. "Te lleva de inmediato a la sabana (africana). Y me tranquiliza completamente".

El príncipe Guillermo será rey algún día y está agudamente consciente de la responsabilidad que implica; tiene un gran peso en su mente. Aún antes de que reciba la corona, se enfrenta a las atenciones a menudo molestas de los medios mundiales.

Todo lo que hace, o se rumora que hace, llega a los encabezados en alguna parte. Su fama solo se acrecienta con la esposa que eligió y el nacimiento de su heredero, el príncipe Jorge.

No hay indicios de que el príncipe Guillermo abandonaría alguna vez la vida pública, pero ansía la normalidad. Necesita una dosis de vez en cuando para lidiar con el torbellino que lo rodea. El príncipe obtiene un poco de esa normalidad gracias a su función en las fuerzas armadas, en donde lo tratan como a "uno de los muchachos", pero también la obtiene de África.

Para Guillermo, África representa un escape que le ayuda con su labor real en casa: "Es escapar a una especie de mundo diferente en el que soy quien soy normalmente y puedo dejar que esa parte, esa especie de persona ligeramente inmadura y boba surja un poco más de lo usual".

El príncipe disfruta de la falta de afectación: "No hay aduladores ni nada por el estilo. Te tratan como a un miembro del equipo y si no te encargas de ti mismo te dicen que te armes de valor y que sigas adelante".

El príncipe Guillermo me dijo que África se le metió en la piel por primera vez durante un viaje a Kenia, cuando tenía 17 años. Vio un elefante que había recibido un dardo: "Realmente me impresionó. Estaba tan cerca de algo tan grande, algo tan majestuoso y que forma parte de las grandes maravillas de la naturaleza y que al mismo tiempo es vulnerable; yacía en medio del camino, simplemente respiraba y sus orejas le cubrían los ojos para protegerlos del sol".

Dice que esa experiencia lo hizo darse cuenta de lo poderosos que somos los humanos y desde entonces ha querido hacer lo posible por proteger a África y a su fauna. Su labor ha culminado en su apoyo a los premios Tusk Conservation, que se establecieron para reconocer los logros sobresalientes en la conservación en el continente.

Poco después de su primera visita a África, Guillermo se enteró de Tusk y se volvió patrocinador en 2005. Apoya a la organización al visitar sus proyectos de conservación en África y asiste a eventos de recaudación en su representación. La organización de beneficencia fue uno de las primeras causas que adoptó.

Si te queda duda de su conexión con la causa, mira cómo casi llora cuando habla sobre Edwin Kinyanjui, quien arriesga su vida todos los días en la lucha contra los cazadores furtivos de elefantes.

La paternidad fortaleció la determinación de Guillermo: "De pronto empiezas a pensar que hay cosas que quieres resguardar para el futuro. Siempre lo creí, pero el sentirlo realmente también ahora se está manifestando poderosamente".

Para Guillermo, África es un lugar muy emotivo. Me dijo que le gusta ver el atardecer mientras bebe un ron y recuerda.

Su madre, Diana, la princesa de Gales, nunca está lejos de sus pensamientos.

"Lo que hago en África probablemente no es tan obvio visualmente en relación con lo que ella hizo. Pero ayudar a las comunidades, ayudar a los africanos como lo hizo ella y como lo hizo con las comunidades en todo el Reino Unido y alrededor del mundo… se trata de ayudar a los necesitados y los vulnerables".

Su conexión personal con África se selló cuando se comprometió con Kate Middleton en Kenia, en 2010. Me dijo que se sentía correcto: "En realidad no lo planeé con tanta anticipación, solo sabía que quería que el lugar que eligiera se sintiera cómodo y quería que tuviera significado, más que el acto de comprometerse".

Guillermo dijo que simplemente ocurrió durante un día festivo en particular: "Ella entiende lo que significa para mí el estar en África y mi amor por la conservación".

El príncipe ya está planeando su próximo viaje para cuando las cosas se calmen en casa."Creo que será tan pronto como Jorge crezca un poco más. Me colgarían si fuera ahora… Definitivamente planeo regresar a África. África siempre será el lugar especial al que me encanta regresar".

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×