El príncipe Guillermo deja la fuerza armada de Gran Bretaña

El príncipe Guillermo abandonará las fuerzas armadas después de más de siete años de servicio militar de tiempo completo
Jorge es "un pequeño bribón": príncipe Guillermo
(Reuters) -

Después de más de siete años y medio de servicio militar, el príncipe Guillermo abandona las fuerzas armadas para enfocarse en las tareas reales y el trabajo de caridad, informó el Palacio de Kensington este jueves.

Guillermo, duque de Cambridge, fue piloto de la Real Fuerza Aérea (RAF, por sus siglas en inglés), en una base de búsqueda y rescate en la remota isla galés de Anglesey desde 2010, y vivió ahí con Catalina, la duquesa de Cambridge.

En las próximas semanas, la pareja se mudará a su residencia oficial en el Palacio de Kensington.

El comunicado del palacio informó que Guillermo está considerando “una serie de opciones” para el servicio público.

Por ahora, el príncipe se enfocará en sus obligaciones reales. Guillermo también expandirá su trabajo para la conservación, en particular con las especies en peligro de extinción. También se enfocará en la caridad que tenga que ver con los niños, veteranos y los miembros del servicio.

Las últimas tareas de búsqueda y rescate de Guillermo fueron este martes. “Él y su equipo tuvieron un turno de 24 horas sin incidentes”, informó el ministerio de Defensa.

“A lo largo de su recorrido, su aptitud para el vuelo, algunas veces en las condiciones más difíciles, contribuyeron directamente a salvar vidas en las montañas de Gales del Norte y el Mar de Irlanda. Se ha ganado el respeto de todos los que han trabajado con él, como un piloto altamente competente y profesional”, afirmó el ministerio.

El año pasado, Guillermo ayudó a salvar a una joven que estaba en peligro de ahogarse frente a la costa de Gales.

La joven de 16 años fue arrastrada por una corriente de resaca y rápidamente perdía fuerza. Guillermo, el nieto de la reina Isabel II, acababa de aterrizar en su helicóptero en las cercanías luego de participar en un ejercicio de rutina, cuando llegó la alerta vía radio.

En menos de un minuto, él y su equipo llegaron al lugar, donde un paramédico acababa de lanzarse al mar para asistir a la joven, que acababa de desaparecer de la superficie.

Aunque no se cree que Guillermo, de 31 años, llegará a estar alguna vez fuera del ojo público, él anhela la normalidad. El príncipe tiene algo de eso en su trabajo en el Ejército, ya que es tratado “como uno de los demás”, pero también lo obtiene de África.

Soñar en África es una de las formas en las que Guillermo escapa del estrés al que se enfrenta, afirma.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Regularmente sueño despierto”, dijo el duque de Cambridge en el documental de CNN Prince William's Passion: New Hope, New Father, que se transmitirá a finales de este mes.

“África es definitivamente uno de los lugares a donde voy, tengo cientos de animales en mi iPhone. Entonces cuando tengo un día muy estresante, puedes poner un búfalo de fondo de pantalla o un grillo”, dijo.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×