La entrega de los Emmy, ¿una premiación que todavía es relevante?

La entrega luce "vieja" al escoger a los mismos nominados y dejar fuera a series bien hechas, aunque sin audiencia, según críticos
emmy series drama nominadas  emmy series drama nominadas
Autor: Todd Leopold
(Reuters) -

Llámalos los “Meh-mmys”.

Por supuesto, en lo que se refiere al premio más prestigioso de la televisión, la Academia de Ciencias y Artes Televisivas de Estados Unidos lo intenta. Con el centro de gravedad moviéndose a la televisión por cable, los Emmy la siguieron, al darle a Los Soprano, The Shield y Mad Men el mismo tiempo de atención que alguna vez le dieron a Hill Street Blues y Picket Fences.

Cuando surgieron los nuevos géneros y la nueva tecnología, la Academia respondió al crear categorías para reality shows y “programas de entretenimiento de acción en vivo de corto formato” (por ejemplo, videos en línea).

Es difícil discutir con los nominados de este año. Incluso el más cuestionable del grupo, Mad Men, The Big Bang Theory, el cambio de Al Pacino como Phil Spector que amas u odias, representan un nivel de profesionalismo y calidad que debe reconocerse.

¿Entonces por qué los Primetime Emmys número 65 se sienten tan… simples?

Una razón es el mismo factor viejo: que los Emmy tienden a nominar a los mismos programas (o los mismos tipos de programas) cada año, dice el espectador de premios de mucho tiempo, Tom O’Neil de Goldderby.com.

“La TV es célebre por sus repeticiones (esa es la naturaleza de la caja idiota) y es difícil generar emoción cuando los mismos concursantes regresan año tras año”, dice.

Por ejemplo, señala, este año solo hay un nuevo programa entre los 12 nominados por Mejor drama y Mejor comedia y ese es House of Cards, que viene de algo que no es una cadena, Netflix. (Otro programa, Louie de FX, fue nominado por primera vez, aunque acaba de terminar su tercera temporada).

El crítico de televisión de Grantland, Andy Grewnwald, añade un corolario a la observación de O’Neil. Hoy en día, hay mucha programación que vale la pena allá afuera que los Emmy, incluso cuando nominan buenos programas, se sienten seguros y conservadores y por lo tanto, algo aburridos.

“En su mayoría, los Emmy hacen un buen trabajo al considerar la imposibilidad y la ridiculez de su trabajo”, dijo.

Compara a los premios con los otros dos honores grandes del entretenimiento, los Oscar y los Grammy. Los primeros a menudo son retrógradas con producciones prestigiosas (ya sabes de qué tipo) lo que nos enoja, dice Greenwald. Los últimos, por otro lado, son tan absurdos que nos hacen reír.

¿Y los Emmy?

“Se meten bajo nuestra piel en una forma diferente, porque se acercan tanto”, dijo. “A menudo creemos que deberían entenderlo y están muy cerca de hacerlo”.

Todos son críticos

De hecho, a menudo es más divertido; especialmente en estos días de 500 canales y una cifra comparable de programas interesantes que señalan a quienes no lograron ser nominados.

Hay algunos obvios, por supuesto. Justified no lo logró. Tampoco Sons of Anarchy, Parks and Recreation, The Americans y The Walking Dead.

Pero también hay otros programas que se perdieron en categorías menores.

Por ejemplo, Duck Dynasty de A&E es altamente popular y, debido a la realidad confusa y edición inteligente de los reality shows, obviamente bien hecho, fue ignorado completamente por los Emmy.

Y si Duck Dynasty es el tipo de programa despreciado por los críticos (aunque, en contra de las percepciones, muchos lo han elogiado) ¿qué hay de Orphan Black de BBC America? Está bien escrito y presenta una actuación brillante de Tatiana Maslany como varios clones con personalidades diferentes. Tampoco tuvo nominaciones. Los fanáticos en Twitter no estaban felices. (¿Pero qué otra cosa hay de nuevo?)

Como Tierney Bricker de EOnline dijo al criticar las nominaciones, “es la época de los Emmy, ¡tiempo para las nominaciones que llegan sin ton ni son!”.

Pero incluso Grewnwald, quien señala irónicamente que es un “espectador profesional de televisión” encuentra difícil mantenerse al tanto. Hay tantos blogs en vivo y rastreo que un programa como Orphan Black puede caer en el olvido hasta que, de repente, hay una protesta, dice.

“Las personas que están más conectadas que yo, quizá se tardaron en descubrir un programa que se lanzó en enero”, dijo. “Es un testimonio a la forma en que la cultura trabaja ahora, que de alguna manera se transmite y las personas pueden descubrir algo meses después de que se estrenó”.

Es un buen indicador de cuántas cosas buenas hay para ver, añade.

“Tienes que ver el lado positivo. Este año, las personas dan por sentado que Louis C.K. fue nominado por Top of the Lake”, dijo. “Creo que los argumentos que las personas hacen para los programas que no fueron nominados este año fueron algo mediocres y reflejaron cómo cosas como Twitter nos han hecho a todos críticos de televisión”.

¿’Masa’ o ‘clase’?

Sin embargo, esto no quiere decir que los Emmy no puedan ofrecer indicadores negativos.

Por supuesto, el más notable es la batalla por programas de cadenas de televisión para ser nominados para los Emmy. Para toda la discusión sobre la disminución de audiencia y paradigmas nuevas, las cadenas aún atraen audiencias relativamente grandes para sus mayores éxitos. Por ejemplo, NCIS, atrae a más de 20 millones de personas a la semana e incluso Grey’s Anatomy, que ha disminuido su audiencia lentamente durante años, todavía atrae a 11 millones de espectadores cada semana.

Sin embargo, de los 12 programas nominados para mejor comedia y mejor drama, solo tres están en cadenas comerciales. (Un cuarto, Downtown Abbey, está en PBS).

Son los programas de televisión por cable, con su fuerte base de fanáticos, los que reciben mayor ruido. Eso no necesariamente ayuda a aumentar los ratings para los Premios Emmy, que intentan atraer a todos los espectadores de televisión.

Es el mismo problema que los Oscar enfrentan cuando la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas nomina a muchas películas valiosas pero con bajas ganancias: sin la atracción de nominados taquilleros, el interés casual disminuye. (Y también los ratings).

Pero las cadenas de televisión no han ayudado a su causa, dice Greenwald.

“La tragedia real es la forma en que las cadenas no han logrado cambiar”, dijo.

“Lo que hacen mejor es alcanzar a tantas personas como sea posible, pero lo que han hecho es alcanzar el mínimo común denominador o intentar sacudirse para ser como la televisión por cable, lo que nunca funciona para nadie”.

Al seleccionar a los ganadores, la Academia de Televisión también se ha arriesgado a alienar a su audiencia, dice O’Neil.

“Lo único con lo que usualmente puedes contar en la votación en los Emmy es elitismo y esnobismo descarado”, dijo.

Espera lo inesperado

¿Qué podría aumentar el interés en los Emmy?

El programa podría añadir más nominados a sus grandes categorías, como los Oscar lo han hecho para Mejor película. Eso permitiría recibir a un rango más amplio de programas, ya sea menos criticados pero programas apasionadamente vistos como Orphan Black o dramas populares, bien hechos pero pasados por alto como Blue Bloods.

Pero una idea incluso más intrigante sería tener una categoría adicional; llámala “Mejor Serie” o “Programa del Año”; que ponga a cada nominado grande, así como una selección de los fanáticos, en la mezcla. Podría ser el equivalente de los Emmy al torneo de basquetbol NCAA o la categoría álbum del año de muchos géneros de los Grammy.

A Greenwald le gusta la idea.

“Creo que sería un muy buen reflejo de cómo vemos televisión ahora”, dijo. “Eso sería fascinante de ver”.

Mientras tanto, tendremos que conformarnos con los nominados y categorías que tenemos, no con los nominados y categorías que queremos. Por un lado, O’Neil de Goldderby no espera demasiadas sorpresas: Breaking Bad para Mejor drama, Modern Family para Mejor comedia y el montón usual de trofeos para HBO; que ganó 20 el pasado domingo en los Creative Arts Emmys, donde fueron presentadas muchas categorías. (La serie original de CNN, Anthony Bourdain Parts Unknown ganó dos premios).

Y, a pesar de la presencia del anfitrión Neil Patrick Harris, los ratings podrían sufrir una derrota, gracias al enfrentamiento contra el programa número uno de la televisión (eso sería la transmisión del Sunday Night Football de NBC) y el penúltimo episodio de Breaking Bad en AMC.

Pero, añade O’Neil, nunca sabes. Hay varios factores que indican una cosa y después no dan resultado en lo absoluto.

Es suficiente en realidad crear algo de emoción.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Dejas de utilizar la lógica”, dijo. “Estos son los Emmy”.

La entrega número 65 de los Premios Emmy se realizará este domingo en el Teatro Nokia de Los Ángeles, Estados Unidos.

Ahora ve
Latinoamérica tiene mucho por hacer para frenar el acoso sexual, dice la CEPAL
No te pierdas
×