El 'secretismo' de Michael Jackson, la duda en la recta final del juicio

La promotora AEG busca comprobar que el cantante era un adicto a los medicamentos de años atrás, como parte de los últimos testimonios
jackson
michael jackson  jackson
Autor: Alan Duke
(Reuters) -

Los abogados de AEG Live descansaron su caso de defensa en el juicio por homicidio culposo de Michael Jackson, al establecer el escenario para que los argumentos finales se presenten en la corte de Los Ángeles, Estados Unidos, a partir del próximo lunes.

“Estamos en la novena entrada", dijo la jueza de la corte superior del condado de Los Ángeles, Yvette Palazuelos, a los miembros del jurado la tarde de este miércoles, el día número 81 de testimonios en el juicio para decidir si la última promotora de conciertos de Jackson es responsable de la muerte del cantante.

Katherine Jackson y sus nietos Prince, Paris y Blanket sostienen que los ejecutivos de AEG Live contrataron, retuvieron o supervisaron negligentemente al médico Conrad Murray, condenado por homicidio involuntario.

Murray, quien será liberado de prisión el próximo mes, no testificó en el juicio de cinco meses porque indicó que invocaría su derecho constitucional de negarse a responder preguntas mientras está pendiente su apelación por su condena criminal.

Aunque el juicio se llevó a cabo en una pequeña corte con asientos limitados a solo 60 personas, el juez decidió este miércoles que los tres días de últimos argumentos se llevarán a cabo en una corte más grande que puede albergar a miles de personas.

Los abogados de la madre y tres hijos de Jackson llamarán a dos testigos más antes de descansar su caso este jueves. El médico Allan Metzger, quien trató a Jackson durante casi tres décadas, apareció en el estrado la mañana de este jueves.

Los abogados de AEG Live reprodujeron video del testimonio de deposición de Metzger como sus últimos testigos este miércoles, pero los abogados de Jackson dicen que quieren preguntarle cosas que no fueron cubiertas cuando se grabó la deposición el año pasado.

Metzger dijo en su deposición que Jackson iba “con varios médicos” y que guardaba como secreto los detalles de los tratamientos de otros médicos. “Michael nunca me dijo qué hacía”, señaló.

Los abogados de AEG Live sostienen que el secretismo de Jackson sobre su consumo de medicamentos imposibilitó que sus ejecutivos supieran que el médico Murray era un peligro para el cantante mientras se preparaba para sus conciertos de regreso.

Murray dijo a los investigadores que le dio a Jackson infusiones del anestésico quirúrgico propofol casi cada noche durante los últimos dos meses de su vida para tratar su insomnio. El forense dictaminó que la muerte de Jackson, el 25 de junio de 2009, fue causada por una sobredosis de propofol.

“Michael buscaba vías que lo ayudaran a dormir y ese es otro aspecto de su secretismo”, testificó Metzger. “Nunca supe qué hacía cuando no estaba en Los Ángeles”.

Jackson era “secretista sobre las medicinas, procedimientos, sobre varios tipos de cosas, lo que era parte de su misticismo”, dijo.

Metzger describió una llamada telefónica de Jackson el 26 de febrero de 2009, cuatro meses antes de su muerte y un mes después de que firmara un contrato con AEG Live para hacer su gira de regreso This Is It que debutaría en Londres en julio.

“Era más una llamada de ansiedad, sobre su salud y cómo iba a lidiar con todos los 30 o 50 espectáculos”, dijo Metzger. “No creo que en ese momento supiera cuántos espectáculos serían”.

Jackson “tenía miedo porque esto era todo y necesitaba mucho perfeccionamiento”, dijo Metzger. “Quería ser algo que nunca había hecho antes y tenía que ser grandioso, así que tenía mucha presión”.

Jackson “quería redimir a Michael Jackson” y “salir con un flash”, dijo. El ícono del pop estaba “todavía terriblemente herido” por el juicio de abuso infantil que terminó con su absolución cuatro años antes, dijo.

“Era uno de los nombres más reconocidos en el mundo y quería permanecer de ese modo”, testificó Metzger.

La mayor preocupación de Jackson era “que iba a tener problemas para dormir y qué íbamos a hacer”. Tenía una larga historia de no poder dormir entre los espectáculos en una gira, dijo.

Metzger visitó a Jackson en su casa de Los Ángeles el 18 de abril de 2009 (dos meses antes de su muerte) para discutir “su profundo trastorno del sueño”, dijo el médico.

El médico dijo que sugirió encontrar un experto en sueño en Londres, donde se programaron sus primeros 50 conciertos, que utilizara “modalidades seguras para dormir”. Metzger se reunió con otros médicos en Los Ángeles, en espera de recomendaciones para ayudar a Jackson.

“No tuve ninguna”, testificó. “Nadie tenía personas específicas a las cuales pudiera llamar”.

Jackson le dijo a Metzger que quería que alguien le diera medicamentos intravenosos que lo hicieran dormir. “No puedo dormir sin algo especial”, le dijo. El propofol se inyecta.

“Le dije que era peligroso y que amenaza la vida potencialmente”, explicó Metzger. Le advirtió a Jackson que solo debía utilizarse en un hospital debido a que podía tener una sobredosis, una reacción alérgica en el hotel, que le dieran un medicamento erróneo o desarrollar una infección.

“Simplemente no es lo correcto”, le dijo a Jackson.

Una enfermera que intentó ayudar a dormir a Jackson con infusiones de vitaminas testificó el mes pasado que Jackson estaba convencido de que el propofol era la única cura para su insomnio. Cherilyn Lee dijo que Jackson le pidió el 19 de abril de 2009 (un día después de su reunión con Metzger) que encontrara un anestesiólogo que pudiera dormirlo con propofol.

Lee, como Metzger, se negó a la petición, advirtiéndole que era inseguro. Testificó que le dijo a Jackson que cualquier médico que le diera propofol en casa no se preocupaba por él y simplemente lo hacía por dinero.

Los abogados de Jackson sostienen que fue alrededor del mismo tiempo en el que el médico Murray aceptó tomar el trabajo. Solo más de dos semanas después (el 6 de mayo) un ejecutivo de AEG Live escribió en un correo electrónico al decir que era un “trato hecho” que Murray había sido contratado por 150,000 dólares al mes para servir como el médico de tiempo completo de Jackson.

Los abogados de Jackson comenzaron su caso de refutación la tarde de este miércoles al llamar al detective de la policía de Los Ángeles, Scott Smith, quien testificó que concluyó que el motivo de Murray en el homicidio de Jackson era el salario mensual de 150,000 dólares que iba a recibir de AEG Live.

“Se obtuvo información que revelaba que el médico Murray estaba en ruinas financieramente, perdía su casa en Las Vegas, tenía retención en sus recursos, estaba atrasado con la manutención para múltiples hijos de múltiples mujeres”, dijo Smith. “Financieramente, era un desastre”.

Los abogados de Jackson afirman que los ejecutivos de AEG Live crearon un conflicto de intereses con la estructura de su acuerdo con Murray, en el que se decía que podía ser despedido si los conciertos se retrasaban o cancelaban. Dependía mucho del pago como para negarse a administrar las infusiones riesgosas de propofol que Jackson estaba convencido de que necesitaba preparar para la gira, afirman.

La razón clave por la que los abogados de Jackson llamaron a Smith era para refutar una declaración hecha por Kathy Jorrie, la abogada que ayudó a negociar y escribir el contrato entre AEG Live y Murray.

Smith, quien entrevistó a Jorrie en su investigación de Murray, escribió en su reporte que le dijo que los conciertos de Londres eran “solo el comienzo, que Michael Jackson iba a hacer una gira mundial que iba a durar entre dos y tres años”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Jorrie testificó el mes pasado que nunca le dijo a la policía que había una gira mundial planeada.

La evidencia de que AEG Live y Jackson tenían la intención de llevar su gira por todo el mundo es importante si el jurado decide que la empresa debe pagar daños en la muerte del cantante. Un experto en entretenimiento contratado por los Jackson estimó que hubiera ganado 1,600 millones de dólares si no hubiera muerto; en su mayoría por la gira mundial. Representa una pérdida de ingresos que los miembros del jurado podrían ordenar pagar a AEG Live en daños para su familia.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×