Michael Jackson, el único responsable de su propia muerte: abogado de AEG

El abogado de la compañía productora de la gira 'This is It' presentó este miércoles sus argumentos finales al jurado
abogado
abogado, AEG live, marvin putnam  abogado
Autor: Alan Duke
(Reuters) -

La empresa promotora del último concierto de Michael Jackson trato de convencer este miércoles al jurado de que no es responsable de la muerte del icono del pop.

El abogado de AEG Live, Marvin Putnam, tuvo cuatro horas para presentar sus argumentos finales en el juicio de la demanda de muerte por negligencia que la madre y los tres hijos de Jackson presentaron.

"Los demandantes quieren que haga responsable a una empresa promotora de conciertos de que Jackson tuviera una sobredosis una noche tras las puertas cerradas de su habitación el 25 de junio de 2009", dijo Putnam al jurado. "Una sobredosis de un fármaco que Jackson recibió del médico —el doctor Murray— al que había consultado durante años, un médico que llevó a Los Ángeles desde Las Vegas".

Cuando inició el juicio, hace cinco meses, Putnam advirtió que mostraría "cosas feas" y revelaría el "secreto más profundo y oscuro" de Jackson.

Las revelaciones que el jurado escuchó de boca de 58 testigos durante 83 días de declaraciones que abarcaron 21 semanas incluían detalles del consumo de fármacos de Jackson y de su búsqueda por un médico que le administrara el anestésico propofol que pensaba lo haría dormir.

"Tenía deudas por casi 500,000 dólares (6 millones de pesos)", argumentó Putnam el miércoles. "La casa de su madre estaba sujeta a liquidación judicial, en ese entonces no lo sabíamos. ¿Qué más sabemos ahora? Que el señor Jackson pasó décadas pagando médicos para que le dieran los analgésicos que quería. El señor Jackson se aseguró de que no supiéramos eso".

Brian Panish, el principal abogado de la madre y los tres hijos de Jackson, reconoció en su argumento de cierre del martes que el cantante tal vez tenía parte de la culpa por su propia muerte, pero dijo que "se trata de una responsabilidad compartida".

Jackson consumía analgésicos de venta controlada y se le advirtió que el uso de propofol en casa era arriesgado, "pero nunca tuvo problemas hasta que Conrad Murray trabajó y negoció con AEG Live", argumentó Panish.

El abogado de AEG Live, Putnam, argumentó el miércoles que Jackson era el culpable absoluto. "La triste verdad es que las decisiones del señor Jackson provocaron su muerte y eso habría ocurrido de cualquier forma… con o sin AEG Live".

El abogado de la familia Jackson urgió al jurado a otorgar a la familia entre 1,000 y 2,000 millones de dólares (13,000 y 26,000 millones de pesos) por su responsabilidad en la muerte de Jackson para reemplazar lo que habría ganado con la gira si hubiera vivido y por el sufrimiento personal que provocó la pérdida de un hijo y un padre.

Putnam dijo al jurado que esa era "una cifra absurda".

Katherine Jackson declaró que presentó la demanda de muerte por negligencia contra AEG Live hace tres años "porque quería saber qué le había ocurrido realmente a mi hijo".

Sus abogados argumentan que la empresa es responsable por la muerte porque contrató, retuvo o supervisó negligentemente a Murray, a quien se condenó por homicidio imprudencial en el caso de la muerte de Jackson por una sobredosis de propofol.

Luego de que Putnam presentó su argumento final este miércoles, el abogado de Jackson tendrá dos horas más este jueves por la mañana para resumir sus argumentos en una refutación.

Entonces, los 12 jurados —que han escuchado durante 21 semanas en un tribunal de Los Ángeles— iniciarán las deliberaciones.

El juez permitirá que haya una cámara de televisión en el tribunal durante los argumentos finales y la lectura del veredicto.

La defensa de AEG Live

Murray trató a Michael Jackson y a sus hijos por enfermedades leves cuando vivieron en Las Vegas durante tres años, antes de que el cantante regresara a Los Ángeles para prepararse para la gira de su regreso, This Is It. Fue Jackson —y no los ejecutivos de AEG Live— quien eligió a Murray como su médico de tiempo completo para la gira, sostienen los abogados de la empresa.

El codirector general de AEG Live, Paul Gongaware, negoció pagarle a Murray 150,000 dólares al mes (un millón 950,000 pesos) solo porque Jackson había pedido tener a su médico a su lado durante las 50 presentaciones en la Arena O2 de Londres, argumentan.

"Les dijimos: 'Traeremos a este médico'", dijo Putnam. "Esta fue la elección del señor Jackson, él era un adulto".

No fue necesario revisar los antecedentes de Murray porque era un médico autorizado y exitoso que Jackson conocía, dijo Putnam. "Todo lo que AEG Live sabía era que Murray había sido médico de Jackson durante mucho tiempo".

Uno de los argumentos clave del caso de Jackson es que AEG Live actuó con negligencia al no pedir una revisión de antecedentes financieros de Murray, lo que habría revelado que se encontraba en una situación económica desesperada y que no era exitoso.

Su desesperación por conservar su lucrativo empleo llevó a Murray a violar su juramento de no hacer daño al usar las peligrosas infusiones de propofol para hacer dormir a Jackson todas las noches durante dos meses, argumentan los abogados de Jackson.

Los ejecutivos de AEG Live no tenían forma de saber que Murray estaba tratando el insomnio de Jackson con propofol en la privacidad de su dormitorio, sostienen sus abogados. Jackson era un adicto muy reservado, adepto a no contar a su familia, amigos y otros médicos sobre sus tratamientos médicos, argumentaron.

Sin embargo, dos médicos declararon que le habían dicho a Gongaware que Jackson abusaba de los analgésicos y que le contaron sobre el insomnio que sufrió durante las giras de la década de 1990, en las que los ejecutivos de AEG Live fungieron como administradores.

Los abogados de Jackson argumentan que Gongaware, quien era el productor de mayor jerarquía de la nueva gira, debería haber sabido que Jackson podría haber tenido los mismos problemas en 2009.

AEG Live puede evitar un veredicto negativo si son capaces de convencer al menos a cuatro de los 12 jurados de que no contrataron a Murray. Es la primera de las 16 preguntas que contiene el formulario del veredicto. Si los jurados contestan "no" —que AEG Live no contrató al médico—, podrían poner fin a las deliberaciones y al juicio.

Uno de los abogados de AEG Live envió a Murray un contrato de prestación de servicios por correo electrónico la mañana del 24 de junio de 2009. Murray lo firmó y lo envió por fax a la empresa ese mismo día. Sin embargo, nunca se recabaron las firmas del director general de AEG Live ni de Jackson, ya que este murió al día siguiente.

Putnam hará énfasis en esa ausencia de firmas como prueba de que su cliente nunca contrató a Murray. Se negoció con Murray, pero nunca le pagaron, argumenta el abogado de AEG Live.

Panish, el abogado principal de Jackson, dijo este martes al jurado que cuando Jackson murió, existían todos los elementos de un contrato de palabra, "que son tan válidos como un contrato escrito".

Murray había tratado a Jackson durante dos meses y el contrato señalaba que su primer día era el 1 de mayo de 2009. Una serie de intercambios de correos electrónicos entre Murray y los ejecutivos y abogados de AEG Live respaldan su argumento, dijo Panish.

Culpa y daños

Si el jurado concluye que AEG Live es responsable, tendrían que decidir cuánto debería pagar la empresa por daños personales a la madre e hijos de Jackson. Pueden guiarse con los cálculos de "pérdida de capacidad de ingresos " de Jackson: la cantidad de dinero que, en la medida de lo razonable, habría ganado si hubiera vivido.

El experto de AEG Live, Eric Briggs, declaró que era una "especulación" que Jackson siquiera hubiera completado otra gira a causa de su consumo de fármacos, de lo maltrecho de su reputación y de su historial de proyectos fallidos. Insinuó que la estrella tal vez no hubiera ganado un centavo más.

El argumento final de Putnam acerca de los daños debe superar la impresión con la que se quedó el jurado el martes, cuando Panish proyectó un montaje en video sobre las actuaciones de Jackson.

Panish sugirió al jurado que eligieran una cifra entre 900 y 1,600 millones de dólares por daños económicos. A eso deberían agregar 290 millones (3,770 millones de pesos) por daños no económicos o daños personales, dijo.

En la última pregunta del formulario del veredicto se pide al jurado que asignen un porcentaje que crean que representa la parte de culpa que corresponde a Jackson por su muerte. Los daños totales que AEG Live deba se reducirán según ese porcentaje.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Es probable que Putnam argumente que Jackson tiene el 100% de la culpa.

Panish tendrá dos horas más para rebatir los argumentos de Putnam antes de que el jurado inicie deliberaciones este jueves.

Ahora ve
Emilio Estefan comparte la receta del mejor mojito de Miami
No te pierdas
×