Cómo el hijo de Sandra Bullock se convirtió en su fuerza de 'Gravedad'

Louis, su hijo de 3 años, ayudó a la actriz a superar la filmación de su más reciente película dirigida por Alfonso Cuarón
El centro de 'Gravedad' de Sandra Bullock: su hijo
Autor: Breeanna Hare
(Reuters) -

Cuando hablas con Sandra Bullock, no pasa mucho tiempo antes de que mencione a ese chico especial en su vida: su hijo de tres años, Louis.

La madre soltera, de 49 años, ha puesto su papel como mamá por delante de su papel como la favorita de Estados Unidos, al decirle recientemente a la revista Vogue que no dudaría en “mudarse a Alaska” si su carrera comienza a impactar negativamente a Louis.

Pero por ahora, Bullock todavía está instalada en Hollywood. La actriz fue selectiva al tomar un nuevo trabajo después de su papel ganador del Oscar en Un sueño posible de 2009, pero su decisión de protagonizar el thriller espacial Gravedad, de Alfonso Cuarón, podría llevarla a otra temporada de premios ocupada.

En la película, interpreta a la ingeniera médica Ryan Stone, quien, acompañada del astronauta habilidoso Matt Kowalsky, interpretado por George Clooney, se embarca en su primera misión. Como probablemente ya viste en los avances, todo va bien hasta que la nave se destruye, lo que deja a Stone y Kowalsky varados en el espacio.

Bullock fue desafiada a simular el concepto en una forma creíble y consultó a un astronauta para asegurarse de lograr el papel físicamente al igual que emocionalmente. Aún con esa preparación, filmar Gravedad todavía fue “difícil diariamente, por muchas razones”, dijo Bullock a CNN.

“Lo bueno era que sin importar qué pasaba, podía irme a casa con el mismo chico, o tenerlo allí”, continuó, al hablar de su hijo. “Lo hicieron para que pudiera estar allí conmigo todos los días. Crearon ‘Louis-land’ en un estudio de sonido con un clima frío y húmedo; crearon Disneyland. Así que sabía que él estaba bien, (y) estaba feliz. Así que valía la pena ir y luchar durante 12 horas, porque había alguien que no luchaba, justo allí”.

Trabajar con Cuarón impulsó la fascinación natural de Bullock con lo que está allá afuera en el universo, pero en cuanto a convencerla de la idea de viajar en el espacio, eso todavía es un no.

“En realidad ir al espacio… esa no soy yo. Soy muy feliz aquí”, dijo, al ceder que tal vez un pago (alrededor de 1,000 millones de dólares, digamos) podría convencerla de cambiar de opinión.

“Si tuviera 80 años y dijeran ‘aquí están 1,000 millones de dólares’, lo haría, o si tuviera 80 y mi hijo buscara la emoción o fuera un astronauta y me pidiera ir con él, entonces lo haría”, dijo Bullock. “Y asumo que moriría. Por eso dije a los 80. Ya crecí; es bueno; no habría ningún resentimiento que trabajar, entonces iríamos al espacio”.

Sin embargo, a esta edad Louis no está completamente consciente de que su mamá es famosa y probablemente lo suficientemente rica para lograr eso.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“No tiene idea (que soy famosa)”, dijo Bullock. “Simplemente soy la madre que le hace el almuerzo, lo lleva a la escuela, encuentra dónde están los juguetes, lava la ropa, y estoy aquí para jugar. Y así es como debe de ser. No debe tener idea de lo que hago. No debe de importar. Tiene que ser un niño lo más que se pueda. Y espero no impedir eso con lo que hago”.

Marc Istook y Topher Gauk-Roger de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×