El telón cae por última vez para la "ópera del pueblo" de Nueva York

Luego de siete décadas de hacer el arte accesible, la Ópera de la Ciudad de Nueva York confirmó su cierre por insolvencia económica
Plácido Domingo dirige la orquesta de 'Carmen'
/
NUEVA YORK (Reuters) -

La Ópera de la Ciudad de Nueva York, la segunda detrás de la Metropolitana y considerada la del "pueblo", anunció este martes su cierre tras 70 años de vida ante la imposibilidad de recaudar los 7 millones de dólares necesarios para financiar su temporada.

"La Ópera de la Ciudad de Nueva York no logró su objetivo de su llamado de emergencia. Hoy, el directorio y la administración iniciarán los pasos operativos y financieros necesarios para cerrar la compañía", indicó la vocera de la institución, Risa Heller, en un comunicado.

Hasta este lunes, el plazo que se había fijado la Ópera para conseguir el dinero necesario para funcionar esta temporada, solo había obtenido 2 de los 7 millones de dólares requeridos.

La New York City Opera (NYCO), apodada la Ópera del pueblo, fue creada en 1944 por el entonces alcalde Fiorello La Guardia con el objetivo de volver este espectáculo más accesible con precios razonables.

El cantante y director de orquesta español Plácido Domingo o la soprano estadounidense Beverly Sills, entre otros, lanzaron sus carreras en esta institución en la década de 1960.

La NYCO, que también ofrece programas educativos a miles de niños, había sido parte del Lincoln Center desde 1966 hasta 2010, cuando las persistentes dificultades financieras la obligaron a instalarse en el sur de Manhattan y a reducir significativamente su producción.

Esta temporada tenía programadas apenas cuatro producciones, de las cuales solo se logró presentar la primera de ellas, Anna Nicole, basada en la extravagante y trágica vida de la modelo y actriz estadounidense Anna Nicole Smith, fallecida en 2007 a los 39 años.

La representación del pasado sábado de esta obra, a cargo de la Academia Musical de Brooklyn, fue la última de la ópera. La velada estuvo cargada de gran emoción y algunos músicos no pudieron contener las lágrimas al saludar a la sala.

Una muerte anunciada

Plácido Domingo lamentó esta muerte anunciada.

"Es terrible que una ciudad tan grande y tan rica como Nueva York no pueda apoyar una segunda Ópera", lamentó Domingo en declaraciones al diario The Wall Street Journal, recordando que la institución le había brindado "una formación e impulso esenciales".

En tanto, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, indicó este lunes que sería "triste" que la Ópera cerrara, pero señaló también que ni la ciudad ni la fundación filantrópica que él encabeza la salvarían.

Según Bloomberg, la administración pública no podía "sostener a todas las instituciones artísticas" de Nueva York, ya que los fondos destinados a esa área fueron transferidos a otros sectores prioritarios, como la educación.

El alcalde afirmó incluso que su fundación, Bloomberg Philanthropies, colaboró con la Ópera de Nueva York: "Mi fundación ha aportado algo, pero tenemos un montón de otras cosas para hacer también. No podemos aportar todo nosotros solos", dijo, citado por el diario The New York Times.

El periódico señaló que un programa de la Ópera de Nueva York mencionaba a la Fundación Bloomberg como "benefactor", para lo cual se requiere una donación de 500,000 dólares o más, pero no como "gran benefactor", lo cual supone una contribución de más de 1 millón de dólares.

Ahora ve
Ildefonso Guajardo habló de los puntos álgidos de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×