Una política cultural "ambiciosa", pero "poco clara" con Peña Nieto

El presidente ha manifestado su deseo de que la cultura sea contrapeso a la violencia y la pobreza, sin embargo, falta definir lineamientos
libros  Sin Pie de Foto
| Otra fuente: CNNMéxico

Con un presupuesto de más de 18,000 millones de pesos y un papel medular en el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, el gobierno de Enrique Peña Nieto busca darle un nuevo perfil a la cultura en el país, aunque, según legisladores y analistas, en su primer año de gobierno no definió un rumbo claro.

"Las políticas públicas encaminadas a fortalecer las cuestiones culturales son vagas; en realidad, el Plan Nacional de Desarrollo en el cual viene esta parte importante, hace una enumeración de lo que le gustaría implementar, sin embargo seguimos lento en el proceso", dijo en entrevista la diputada del PAN, Margarita Saldaña, presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados.

En el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia que presentó en febrero de 2013, Peña Nieto manifestó entoces su intención de buscar -a través del Conaculta-, el fomento y la promoción del arte y las industrias creativas para "generar sentido de identidad y pertenencia" en zonas marginadas.

Nueve dependencias del gobierno federal conformaron la comisión intersecretarial que llevaría a cabo este programa, entre ellas la Secretaría de Educación Pública, de la cual depende el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Sin embargo, 2012 ha sido un año de claroscuros para la cultura, según el analista cultural e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Eduardo Limón.

"No conozco las líneas del programa nacional de cultura, no está publicado, esperemos que defina con mayor precisión la política de este gobierno en materia de cultura, pero ha pasado casi un año y no hay todavía ese material que resulta importantísimo", señaló Limón.

Para 2014, la Cámara de Diputados aprobó una partida para el ramo de la educación de 292,548.7 millones de pesos, de los cuales 18,347.7 millones serán destinados al sector cultural, un incremento del 3.4% con relación al presupuesto de 2012, sin embargo, Limón señala que la asignación de estos recursos aún está en el aire.

"Con el presupuesto hay muchas lagunas, lo de los números me tiene realmente confundido, se hacen las denuncias hace dos semanas sobre la caída del presupuesto en materia de cultura y hace unos pocos días se hace una importante conferencia de prensa del gobierno diciendo que no hay dichosa caída sino incluso un incremento", señaló.

La cultura contra la violencia y la pobreza

Rafael Tovar y de Teresa dijo al asumir la presidencia de Concaulta, en diciembre de 2012, que buscaría hacer de la promoción cultural una herramienta para prevenir el delito e impulsaría la "rehabilitación del tejido social" con más opciones para que los ciudadanos pudieran mejorar su calidad de vida.

En julio de 2013, el gobierno implementó un programa piloto de verano para la transformación social a través del arte y la cultura con 200 actividades en 100 municipios de 25 estados, según señala el Primer Informe de Gobierno de Peña Nieto.

En octubre, el Festival Cervatino incluyó por primera vez un programa social de acercamiento de las artes a las zonas marginadas y la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil también integró en noviembre actividades para la promoción del libro en zonas de violencia y pobreza.

Limón aplaudió este tipo de medidas, aunque espera que se definan mejor los programas y las directrices con las que se implantarán en los siguientes cinco años que durará la administración de Peña Nieto.

"En esta materia se requiere no solo la voluntad de utilizar la cultura, sino de crear condiciones para ello, programas adecuados, una menor verticalización de la cultura porque si algo tiene la cultura y algo va a poder fomentar la restauración del tejido social es que la cultura responda los intereses de la sociedad", dijo Limón.

La diputada Margarita Saldaña resaltó la importancia de que el gobierno defina una estrategia para vincular la cultura como contrapeso de los problemas de violencia en zonas marginadas.

"No hay una política integral de ligar las cuestiones artísticas y culturales ya en cuanto a su producción y difusión, directamente con el turismo, directamente con su promoción en el extranjero, directamente como parte de la cohesión del tejido social", aseguró Saldaña.

Temas en el 'tintero'

Tanto Saldaña como Limón coinciden en que algunos temas de la cultura que se venían trabajando en gobiernos anteriores fueron suspendidos con la llegada de la nueva administración, entre ellos la discusión de una Ley de Cultura que abriera paso a la creación de una Secretaría de Cultura.

"Hablan de necesidad de fortalecer a Conaculta como coordinador, sin embargo pocos hablan de lo que verdaderamente le daría el espacio que debería tener como tiene algunos países de América, como secretaría, un tema que nadie quiere tocar, que nadie quiere abrir, en este falta un pronunciamiento firme", señaló la legisladora panista.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Al salir de su administración en Conaculta, Consuelo Sáizar resaltó que no encontró las condiciones políticas para crear una Secretaría de Cultura y una Ley de Cultura que impulsara un cambio en la asignación presupuestal, además de un nuevo método de coordinación entre los gobiernos federal, estatales y municipal.

A su llegada a Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa señaló que la denominación del organismo no tenía tanta importancia como lo era el sincronizar los 19 organismos concentrados y desconcentrados para trabajar con base en objetivos comunes, además de redefinir la asignación presupuestal con base en las necesidades de los estados.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa será investido como el presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×