2013, un buen (y mal) año para las películas de gran presupuesto

Desde fracasos como 'El llanero solitario' hasta éxitos como 'Iron Man', ¿qué hizo a una triunfar y a la otra generar una pérdida histórica?
iron man disney cortesía  iron man
Autor: Todd Leopold
(Reuters) -

Fue un año terrible para las películas.

El llanero solitario estuvo horrible; cuestionada severamente por los críticos, evitada por las audiencias. Pain and Gain, Después de la Tierra y R.I.P.D. también tuvieron malos resultados en el cine.

Estuvo la serie usual de secuelas y franquicias y espectáculos marcados de videojuegos, que de nuevo provocaron la queja de que nadie en Hollywood tiene una idea original. Incluso hubo dos películas que destruyeron los monumentos de Washington.

No, fue un año grandioso para las películas.

Gravedad fue una avalancha, un éxito taquillero en 3D que hizo honor a su tecnología. A muchas películas de “adultos”, es decir, cintas con personajes bien dibujados, actuación capaz y el tipo de cosas que supuestamente es veneno taquillero para los chicos de 15 años, les fue bien en la taquilla, lo que indica que el mercado para historias bien contadas (además del espectáculo de videojuegos) no está muerto todavía.

Incluso algunas de las aventuras cargadas de animación por computadora, las que a menudo son deploradas por snobs de las películas, tuvieron características inusuales. El líder en taquilla de este año, Iron Man 3, con una de las actuaciones normalmente fuera de lo común de Robert Downey Jr., tomó un desvío inesperado a la parte rural de Tennessee, Estados Unidos, y Los juegos del hambre: En llamas, ayudada por su grandioso elenco, aumentó las expectativas de la primera película de la serie que a veces se sintió torpe.

Y las personas más importantes en Hollywood: los contadores, deben estar felices. Al entrar a la época de fiestas navideñas, la taquilla local se mantuvo con el ritmo de récord de 2010, y los mercados internacionales son fuertes.

Así que: ¿terrible o estupendo?

Escoge.

“A finales de verano hubo algo de cansancio y una sensación de que había una película mala tras otra”, dice Keith Phipps, el director editorial del sitio de películas The Dissolve. “Pero no estoy seguro de que el panorama en general confirme eso”.

En general, dice, “fue un año realmente bueno”.

Predicciones ominosas

En un discurso ampliamente circulado, Steven Soderbergh, director ganador del Oscar, de Tráfico, Contagio y las películas de Ocean, le dijo a una audiencia en el Festival de Cine de San Francisco que creía que los estudios eran “como Detroit antes del plan de rescate”. Los negocios de películas, dijo en tono pesimista, dificultaban cada vez más producir “cine” en lugar de productos y ponían demasiados huevos en las canastas taquilleras.

Un mes después, Steven Spielberg predijo la “implosión” del negocio, gracias a la misma tendencia.

“Va a haber una implosión donde tres o cuatro o quizá media docena de películas con megapresupuestos van a fracasar, y eso cambiará el paradigma”, dijo a un grupo en la Universidad del Sur de California.

George Lucas, al compartir un panel con Spielberg, concordó: “El camino para entrar a los cines realmente se reduce más y más”.

El verano parecía probar su punto.

El llanero solitario fue un gran fracaso localmente, al recaudar menos de 90 millones de dólares en un reportado presupuesto de 215 millones de dólares y convirtiéndose en la versión de 2013 de Mundo acuático. (Aunque, al igual que Mundo Acuático, en realidad no le fue tan mal como se imaginó; en el extranjero la película recaudó 171 millones de dólares). Después de la Tierra, la entrada más reciente de verano de Will Smith, también fue aplastada por los críticos y las audiencias locales; sin embargo, al igual que El llanero solitario, las audiencias internacionales fueron más amables.

Incluso las películas a las que les fue bien con las críticas y las audiencias de alguna forma transmitían una imagen de “ya vi esto antes”. Star Trek: En la oscuridad fue votada como la peor de las películas de Star Trek (sí, incluso peor que Star Trek V: The Final Frontier) en una convención en Las Vegas de Star Trek, a pesar de reseñas y una taquilla sólidas. Hombre de acero, la nueva versión de la saga Superman de Zack Snyder, ganó abucheos de muchos críticos y fanáticos, sin embargo, sumó casi 300 millones de dólares localmente.

El problema, dijo la productora Lynda Obst a CNN en agosto, fue el “cansancio de las películas de gran presupuesto”.

“¿Cuántas veces puedes ver explotar a las mismas ciudades? Todas parecen reflejar la misma sensibilidad”, dijo.

De los escombros al resurgimiento

Aun así, hubo centelleos de algo diferente y las audiencias respondieron.

Lee Daniels’ The Butler se estrenó en agosto e impactó a Hollywood con su fuerte actuación en taquilla, inesperada para un drama sobre la experiencia de los negros con dos protagonistas afroamericanos. Se unió a 42 y Frutivale Station como películas que ponían al frente a los afroamericanos y disfrutaban reseñas y ganancias gratificantes.

¿Quién diablos son los Miller?, una comedia sobre un traficante de drogas, una stripper y dos adolescentes que pretenden ser una familia para contrabandear marihuana, fue la sorpresa del año, una película de 37 millones de dólares (muy poco dinero en el mercado de hoy en día) que ganó más de 150 millones de dólares localmente y excedió los 250 millones de dólares en total. También fue una rareza, un éxito de Jennifer Aniston. (Superó cada una de sus películas excepto por Todopoderoso).

Y luego llegó el otoño, con Gravity, 12 Years a Slave, Capitán Phillips y Rush, todas con excelentes reseñas y rumores sobre premios sin presupuestos de nueve cifras. No todas fueron grandes éxitos; Rush de Ron Howard, en particular, fracasó miserablemente en la taquilla, pero ofrecieron algo de esperanza de que todavía había un mercado para algo más además de películas de gran presupuesto.

“Soy optimista de que las buenas películas siempre encuentran una forma de hacerse”, dijo Phipps de The Dissolve.

Sin embargo, añadió que Soderbergh y Spielberg no necesariamente están equivocados. “La frecuencia con la que (las buenas películas) son hechas puede ser un poco preocupante, y la frecuencia con la que las películas medianas, o películas que no tienen un gancho de gran concepto es realmente preocupante para mí”.

Mencionó a la película de 2012, Hope Springs, una obra bien escrita sobre una pareja de mediana edad que intenta reavivar su matrimonio, con Tommy Lee Jones, Mery Streep y Steve Carell.

A la película le fue bastante bien con las audiencias y los críticos, pero en realidad no generó una serie de obras similares.

“No ves eso lo suficientemente a menudo, creo”, dijo Phipps.

"Nadie sabe nada"

Mientras se acerca la temporada de premios, el viejo adagio de William Goldman sobre Hollywood: “nadie sabe nada”, sigue en vigor.

¿Es una lección de 2013 que las estrellas todavía ayudan en el éxito de las películas? Sandra Bullock ciertamente puede; Gravedad, para todo su asombro, también fue su espectáculo, y Tom Hanks tiene a Capitán Phillips y, probablemente, Saving Mr. Banks de su lado.

¿Pero Melissa McCarthy es una estrella? Dominó dos éxitos; la razonablemente bien criticada The Heat y la pobremente criticada Identity Thief. Es esa última la que hará percatarse a los estudios: una comedia de relativamente bajo presupuesto en las profundidades de febrero que ganó 135 millones de dólares significará muchas más oportunidades para la estrella de Mike & Molly.

¿Qué hay de Matthew McConaughey? Después de años de comedias románticas insulsas, ganó elogios por sus actuaciones en Mud y Dallas Buyers Club y se encuentra cerca de figurar en la temporada de premios. Ambas fueron éxitos de nivel independiente. El próximo año protagonizará Interstellar, la nueva película de Cristopher Nolan.

“En algún punto tomó el mando de su carrera y recordó que era un gran actor”, dijo Phipps.

¿Es una lección de 2013 que conviertes grandes presupuestos y CGI en apuestas de franquicias? Iron Man 3, Hombre de acero, Star Trek en la oscuridad y Thor: un mundo oscuro dicen que invertir mucho dinero para ganar dinero todavía funciona; El llanero solitario, Oblivion, Después de la Tierra y Ender’s Game dicen que podrías perder tu playera.

Finalmente, para todas las películas de “adultos” que llegan a los cines ahora; la tradicional temporada de prestigio de Hollywood, es una pregunta abierta de si mucho ruido se traducirá en muchos dólares.

El año pasado, varias películas bien reseñadas también fueron un éxito con las audiencias: aunque varias películas grandes todavía tienen que estrenarse, es probable que Inside Llewyn Davis de los hermanos Coen, The Wolf of Wall Street de tres horas de Martin Scorsese y Her de Spike Jonze serán fuertes ventas. Afortunadamente, los estudios tienen En llamas, la segunda parte de El Hobbit y Anchorman 2 para ir al banco.

El futuro de Hollywood

Se volvió una sabiduría convencional decir que los dramas ricos y las comedias innovadoras se trasladaron a la televisión, lo que dejó al cine un subir y bajar con sus películas de gran presupuesto.

“Fórmulas ganadoras y marcas populares (Pixar, Marvel, J.R.R. Tolkien, Johnny Depp) son utilizadas en exceso, despojadas de novedad y magia en búsqueda de ganancias”, escribió el crítico de películas de The New York Times, A.O. Scott en un ensayo reflexivo en The New York Times Magazine.

Pero vale la pena señalar que incluso la famosa época de oro de finales de la década de 1960 y principios de la década de 1970 no fue una perfección. Por todas las películas como The French Connection (intenta con ese final pesimista hoy en día), El padrino, China Town y Atrapado sin salida, estuvieron las películas desastrosas de Irwin Allen (las extravagancias artificiales CGI de su época), secuelas mediocres (¿Shaft in Africa?), películas descuidadas de Disney (The Apple Dumpling Gang) y fracasos de gran presupuesto (Lost Horizon, Tora! Tora! Tora!).

Incluso las secuelas y nuevas versiones no son una invención reciente. “Las películas grandiosas no se hacen”, dijo, según reportes, el fundador de Warner Bros., Harry Warner. “Se rehacen”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En general, 2013 puede terminar con reseñas mezcladas. Pero eso en sí puede ser una señal de que las cosas cambian para bien; o al menos, para ser interesantes.

“Como cada periodo de declive que, es como casi a cada rato en el último siglo, esta es una época de experimentación salvaje e inquieta”, escribe Scott.

Ahora ve
Ellos son los jóvenes que gobiernan el mundo
No te pierdas
×