Los cinco libros imprescindibles para entender al poeta Juan Gelman

El escritor fallecido este martes dejó un legado de obras que conjugan su amor y recuerdos por Argentina y México, según su editor
juan gelman
juan gelman  juan gelman
Autor: Melva Navarro | Otra fuente: CNNMéxico

Recuerdos de su infancia, de esperanza y dolor en la dictadura argentina, y los reencuentros que marcaron su vida, integran la obra del poeta y periodista Juan Gelman, quien falleció este martes en la Ciudad de México.

El poeta de 83 años, reconocido con el premio Cervantes 2007, dejó una obra cuya característica principal es el cambio permanente, “cada libro es más complejo que el anterior, Gelman no se recostó sobre la pasividad”, consideró Alberto Díaz, quien fue su editor desde 1992 para Editorial Planeta Argentina.

“Juan tiene muchas etapas en su obra, fue cambiando, una de las características en su larga trayectoria es que combinó las más diversas formas de lo poético, desde lo puramente lírico a lo narrativo, desde una métrica impecable hasta el quiebre de esa métrica, de lo político a lo místico, trabajó mucho con el lenguaje, hoy es un poeta de la lengua”, aseguró en entrevista.

Para conocer a Gelman y su aportación a la poesía estos son los libros que Díaz considera elementales:

Gotán (1962)

Gotán es un libro importante para conocer quién fue Juan Gelman, pues además de ser una de sus primeras obras, habla mucho de sus orígenes en Buenos Aires, según Díaz.

La obra reúne sus cuatro primeros libros de poemas: Violín y otras cuestiones (1956), El juego en que andamos (1959), Velorio del solo (1961) y Gotán (1962), que da título al conjunto.

Gelman “empezó pintando su aldea, Buenos Aires, y más concretamente el barrio donde nació, Villa Crespo", expresó el editor.

“Condecoraron al señor general / condecoraron al señor almirante, / al brigadier, a mi vecino, /el sargento de policía. /Y alguna vez condecorarán al poeta/ por usar palabras como fuego, / como sol, como esperanza, / entre tanta miseria humana, / tanto dolor, / sin ir más lejos". (Extracto de Condecoraciones, Gotán) .

Cólera buey (1965)

Cólera Buey es uno de los primeros libros en la obra de Juan Gelman.

“Yo tenía un sentido de impotencia, porque los cubanos habían hecho su revolución y nosotros en Argentina no habíamos hecho absolutamente nada, por ello el libro se titula Cólera buey, porque es una cólera impotente, porque es una cólera que no produce hijos”, aseguró Gelman en 2012 en la presentación de la reedición de la obra en el Palacio de Bellas Artes, de acuerdo con un comunicado de Conaculta.

Huyendo de la dictadura militar después de haber formado parte desde los 15 años de la Federación Juvenil Comunista y más tarde de las filas del peronismo en su país, salió de Argentina primero con destino a Europa y posteriormente a México, donde vivió 24 años.

Carta a mi madre (1989)

Carta a mi madre es uno de los libros más personales del poeta y también uno de los que consideraba como los favoritos de su obra, recuerda Díaz y añade a Los poemas de Sidney West.

"¿Te reproché todo el tiempo que me expulsaras de vos?/ ¿ese es mi exilio verdadero?/ ¿nos reprochamos ese amor que se buscaba por separaciones" (Extracto de Carta a mi madre).

Salarios del impío y otros poemas (1993)

Otro libro que adentra al lector a la mente, vida y sufrimiento de Juan Gelman es Salarios del impío, “una obra muy emotiva”, según el editor Díaz.

"Cohabito con un oscuro animal/  Lo que hago de día, de noche me lo come /Lo que hago de noche, de día me lo come/Lo único que no me come es la memoria". (Extracto de El animal, Salarios del impío).

Gelman supo convertir el sufrimiento en poesía. Uno de los momentos más dolorosos de su vida ocurrió en 1976 cuando los militares argentinos fueron a buscarlo a su casa por su activismo contra la dictadura y, como no lo encontraron, se llevaron a su hijo y a su nuera embarazada.

A su hijo lo asesinaron y lo arrojaron al río San Fernando. Trece años después fue identificado. A su nuera, Claudia, después de que diera a luz a una niña que fue entregada a una familia de un militar, la mataron también de forma cruel. El poeta nunca dejó de buscar a su nieta, a quien encontró años después.

Hoy (2013)

Hoy es el último libro escrito por Gelman, contiene poemas sin prosa, de versos libres, que comenzaron a formarse cuando el poeta se reencontró con su nieta Macarena en el año 2000.

Al escribir el libro “está pensando en su hijo y en su nuera, como fueron torturados, fueron cosas muy amargas, muy dolorosas, donde recupera sentimientos que había obturado en el momento en que ocurrieron los hechos. Fue muy doloroso y le costó mucho publicarlo”, señaló Díaz.

En agosto de 2013, Gelman presentó el libro en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires con una sala llena, recuerda Díaz. “Estaba muy enfermo, muy cansado, terminó de hacer la lectura, se levantó y salimos por un costado de la biblioteca del salón Jorge Luis Fuentes, el más grande la Biblioteca Nacional, no pudo saludar a nadie, se fue inmediatamente”.

Para Díaz, Gelman “sentía que México era su segunda patria y sabía que iba a morir ahí sin saber cuándo”, aunque “siempre tuvo un vínculo muy estrecho con su juventud, su infancia” en Argentina.

Pese a haber ganado destacados premios como el Cervantes 2007, el Nacional de Poesía de su país y el Juan Rulfo, el escritor valoraba más los galardones emocionales.

Como los habitantes de Villa Crespo, Gelman apoyaba al club de futbol Atlanta que años más tarde nombró a la biblioteca de su centro deportivo como el poeta.

“Le dieron como regalo un pedazo de tablón cortado con una placa de bronce donde señalaba que la biblioteca se llamaría Juan Gelman, ese recuerdo lo llevó a México y lo quería mucho”, recuerda Díaz.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Los restos del poeta argentino fueron velados este miércoles en Ciudad de México por sus amigos cercanos y su familia, que aún no ha decidido dónde descansarán de forma definitiva.

"Será cremado mañana (jueves) y después de eso está pendiente si los restos quedarán de manera definitiva en México, en Argentina o en algún otro lugar que Mara Lamadrid (su viuda) decida", dijo a la prensa María Inés Roqué, amiga de la familia y quien actuó como su portavoz.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×