Gibrán Martiz, una historia de 'reality' truncada por el crimen

El joven músico asesinado en Veracruz había perseguido un sueño en la música hasta que se encontró en "el lugar equivocado", según su padre
gibran martiz voz mexico asesinato  veracruz
| Otra fuente: CNNMéxico

A sus 22 años, Gibrán Martiz había encontrado en los reality shows de la televisión mexicana un impulso para su carrera musical.

El joven veracruzano, quien participó el año pasado en la tercera temporada de La Voz… México fue encontrado muerto este fin de semana, derivado de una balacera entre presuntos delincuentes y policías.

Gibrán no llegó a la etapa final del concurso, aunque había logrado consolidar uno de sus sueños cuya búsqueda comenzó con una guitarra —que compró vendiendo Biblias— con la que cantaba en el transporte público de Veracruz.

"Tienes que ser único y diferente, brillar a tú propia manera", escribió el cantante en su cuenta de Facebook unos días antes de su desaparición.

 

Efraín Martiz, padre de Gibrán, recuerda a su hijo como "una persona que le gusta perseguir sus sueños", y aunque en un principio no estaban de acuerdo con la idea de que se dedicara a la música, terminó por apoyarlo.

"En estas cosas de la música es como un boleto de lotería puedes ganar o no... en un principio se tuvo que hacer de muchas cosas porque no tuvo nuestro apoyo, muchas veces no hay futuro en esas carreras aquí en México, pero una vez enfilado, (La Voz… México) era una oportunidad para demostrar hasta dónde era capaz de llegar", dijo Martiz a CNNMéxico.

Los padres de Gibrán le recomendaron seguir en la academia para tener un respaldo en su carrera musical, pero al ser elegido para estar en el programa de televisón, el joven dejó la carrera de Administración de Negocios Internacionales en el tercer semestre.

Antes de llegar a La Voz… México, Gibrán ya grababa canciones y videos musicales con su dúo de reggeaton, Gbran & Malak, como el tema Robarte un beso que subió a internet a principios de 2013, además del disco Caminando a la Luna.

La Voz…México es un reality musical importado de la versión original holandesa y estadounidense en el que celebridades de la música son los encargados de elegir "a ciegas" —lo hacen con los sillones dando la espalda al escenario— a los concursantes.

En 2011 se transmitió la primera temporada de La Voz... México. Un año después, el programa producido por Televisa quedó marcado por la muerte de Jenni Rivera, quien fungía como coach junto a Paulina Rubio, Miguel Bosé, y el vocalista de la banda chilena La Ley, Beto Cuevas.

La desaparición y muerte de Gibrán Martiz puso de luto de nuevo al programa de La Voz... México.

Identificado con la música del reggeaton —una mezcla sencilla de reggae con merengue y electrónica— Martiz conformó el equipo de los cantantes puertorriqueños Wisin y Yandel, representantes de esta variante musical.

"Todo se resume en un punto de oportunidad para él y lo tuvo con La VozMéxico", dijo el padre del cantante, quien comentó que tras su participación en la televisión le surgió una propuesta de una disquera para realizar un álbum que saldría en marzo, y el cual estaba trabajando en la ciudad de Xalapa, Veracruz en el momento que fue presuntamente secuestrado por un grupo armado el pasado 7 de enero.

Según la versión de la familia de Gibrán, basada en testigos en el lugar de los hechos, una camioneta presuntamente de la policía del estado de Veracruz ingresó a la fuerza al domicilio del cantante para llevárselo. El fin de semana, el cuerpo de Gibrán fue encontrado sin vida junto al de un menor de edad, después de que elementos de seguridad se enfrentaran a hombres armados en la carretera Huatusco-Conejos, en el centro del estado.

El padre del artista no cree que la fama que obtuvo su hijo con su paso por la televisión haya sido una de las causas de su muerte, sino que su hijo pudo haber estado en ese momento "con las personas menos adecuadas en el peor momento, en el momento menos indicado, y desgraciadamente le tocó que lo recogieran".

En un reclamo de justicia, Efraín Martiz dice que espera que la muerte de Gibrán pueda servir para buscar cambiar la situación de violencia que se vive en México.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Si se investiga hasta las últimas consecuencias de que hay ahí un tema de corrupción, un tema muy sensible de las autoridades, y eso sirve para mejorar y limpiar de la gente corrupta, para el bien de todos, que sirva de algo para mejorar las cosas", señaló Martiz, quien añadió que organizaciones civiles como México Unido contra la Delincuencia se han acercado para apoyarlo.

Efraín Martiz concluye que su hijo deja un ejemplo para otros jóvenes que aspiran triunfar en la música de ser "sanos, que busquen oportunidades, concursos que prueben sus capacidades, que sigan sus sueños, a los hijos hay que apoyarlos en los sueños que quieran mientras eso los hagas feliz".

Ahora ve
Dish ofrece telefonía móvil gratis a los clientes que estén al corriente
No te pierdas
×