Las lecturas imprescindibles para conocer la obra de José Emilio Pacheco

El escritor Benito Taibo, amigo desde la infancia de Pacheco, y Ricardo Cayuela, editor de Conaculta, hablan de la importancia de sus textos
Amigos y colegas despiden a José Emilio Pacheco
Autor: Darío Martínez Brooks | Otra fuente: CNNMéxico

José Emilio Pacheco dijo en 2009 que tenía una locura: “querer escribir bien”. Una "ambición", como la definía, que quedó plasmada en una treintena de obras, entre novelas, poemarios, traducciones y textos periodísticos.

Así también lo recuerda el escritor Benito Taibo, su amigo desde la infancia: “cuando tú lees un texto de José Emilio Pacheco, siempre lo que dice ahí es fácil. Lo que mucha gente no sabe es que escribir fácil es lo más difícil del mundo”, dijo en entrevista.

Taibo describe a Pacheco como un poeta y narrador que era un “obsesivo corrector de sus propios textos”, quien transmitía cercanía a la gente, a la Ciudad de México y “a la memoria, que no a la nostalgia”.

Aquí te presentamos tres títulos para acercarse a este escritor que falleció la tarde de este 26 de enero en su querida Ciudad de México.

Las batallas en el desierto (1981)

Carlos se enamoró de la madre de Jim, su amigo de la primaria. ¿Qué hace un niño para confesar ese amor? No sólo a Mariana, la mujer de 28 años por la que se siente perdido, sino a su familia conservadora, a su fe y hasta al psiquiatra.

“Es un libro obligatorio como libro de iniciación, viaje o entrada a la vida, al mundo. Como creación de educación sentimental. Quien lee Las batallas en el desierto a los 12 o 13 años, difícilmente a los 18 se volverá un sicario, o una mala persona, o un político”, dijo Taibo.

Esta novela corta, de unas 70 páginas, es una de los libros con más presencia en las escuelas de México, afirmó Ricardo Cayuela, director de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la institución cultural directriz del gobierno mexicano.

“Narra el despertar sexual de un adolescente inscrito en una ciudad que ya no existe, que se la comió el tiempo en los años 60”, dijo Cayuela. “Tiene que ver con  un anclaje profundo en la historia de México”.

El libro fue llevado al cine en la película Mariana, Mariana, adaptada por el escritor Vicente Leñero y rodada por Alberto Isaac en 1987. El grupo Café Tacvba le dedicó el tema Las batallas.

Morirás lejos (1967)

José Emilio Pacheco nació en 1939 en el corazón de la capital mexicana, y en sus primeros años tuvo muy presente la Segunda Guerra Mundial, el genocidio nazi contra los judíos y las guerras de Medio Oriente, de ahí el título de Las batallas en el desierto.

Pero otra obra recomendada por quienes conocen su obra es Morirás Lejos, escrita en 1967, una década donde los jóvenes mexicanos también vivían su propia batalla.

“Trata sobre los hombres, sobre el genocidio, del pueblo judío particularmente, contada desde cuatro perspectivas distintas”, afirmó Taibo, quien la define como microrelatos que forman “la memoria para que las cosas no se repitan”.

Una capacidad de Pacheco para hablar con la voz de los jóvenes de la convulsionada década de 1960.  “Darles voz a los jóvenes y ponerse en la piel de ellos  e interpretar el mundo desde ese mirador”, dijo Cayuela.

Morirás lejos es uno de los libros de narrativa de José Emilio Pacheco, además de El principio del placer.

Tarde o temprano (antología, 2009)

Pare conocer la obra poética de Pacheco, mencionada entre la de otros grandes como como el Nobel de Literatura Octavio Paz, Sergio Pitol o David Huerta, la antología Tarde o temprano, publicada en 2009 reúne el trabajo de unas cinco décadas de este escritor.

“Ahí está la poesía reunida de Pacheco. Y conforme vas avanzando te vas envolviendo en sus sencillísimas palabras que te dan esta enorme y espectacular cualidad de sentir qué es lo que estás leyendo, que fue escrito para ti”, aseguró Taibo.

Los elementos de la noche, No me preguntes cómo pasa el tiempo, El reposo del fuego, El silencio de la Luna, Islas a la deriva, Miro la tierra, La edad de las tinieblas y Como la lluvia son algunos de los poemas más reconocidos de José Emilio Pacheco.

Cayuela destacó Los elementos de la noche como el poema iniciador de la obra de este autor. “Fue tan sorprendente que un joven a los 25 años o 26 años tuviera una conciencia tan acendrada del paso del tiempo, de la melancolía que implica envejecer, de lo efímero que es la vida”, dice.

Su otro lado

Oscar Wilde, Tennessee William, Marcel Schwob, Samuel Beckett y T.S. Eliot fueron algunos de los escritores extranjeros que José Emilio Pacheco tradujo al español, obras con una dimensión especial por ese hecho, considera Taibo.

“Cuando un poeta traduce a otro poeta, el poema adquiere una cualidad insospechada, espectacular y distinta”, dijo Taibo.

Pero Cayuela también destacó el trabajo periodístico de Pacheco, a quien considera "el último humanista de México".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Tanto de la cultura como de la crítica social, Pacheco escribía lo que muchos consideran un género dentro del periodismo. Sus trabajos en el Inventario, de la revista Proceso, iban desde el ensayo, la crítica política y literaria, hasta la crónica y el cuento.

Con su muerte “literalmente, y muy mexicanamente, nos lleva la tristeza”, concluyó Taibo sobre su amigo.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×