5 cosas por las que amamos al actor Philip Seymour Hoffman

El actor se ganó la aceptación del público por su participación en diversas películas, su premio y Oscar y el amor incondicional a su madre
Hoffman habría muerto por sobredosis
(Reuters) -

Philp Seymour Hoffman fue —en todo el sentido de la palabra— la realeza de Hollywood, con actuaciones aclamadas por la crítica en algunos de los grandes filmes de la última década y amistades de actores de renombre.

Sin embargo, hubo algo sobre él que lo hizo tan destacable que otros. ¿Qué hizo diferente a Hoffman?

Aquí van cinco razones por las cuales lo amamos:

1. Realizó algunas de nuestras películas favoritas

Haz una lista de tus películas favoritas de todos los tiempos y, muy probable, en varias de Hoffman están ahí.

Tan prolífico como talentoso que era, Hoffman es mejor conocido por su interpretación del escritor Truman Capote en la película biográfica de 2005, Capote, y por la que ganó un premio de la Academia.

También robó pantalla en El Maestro, La Duda y Charlie Wilson's War.

Pero sus películas no siempre fueron tan serias. ¿Recuerdan Boogie Nights o Mi novia Polly?

Hoffman era una especie de actor que no importaba quien fuera en la película, o cuál era su parte, si lo ves en el elenco, sabías que tenía que ser buena.

2. Sr. Hollywood, no lo fue

Hoffman fue uno de nosotros.

Por todos sus papeles, tuvo una reputación de un hombre regular. No vivía en una mansión en Hollywood sino en un departamento en Nueva York.

Mandó a sus hijos a una escuela pública, y rutinariamente era visto caminando con ellos ahí, dijo Rose Arce de CNN, quien vive a dos cuadras del actor en Greenwich Village en Manhanttan.

"Es perturbador, y sé que cada uno en el vecindario se sentirá como si extrañaran a un amigo, como si un amigo hubiera muerto".

Hoffman era visto tomando el metro, vistiendo una gorra para evitar a los paparazzi.

3. Era un actor consumado

Hoffman tuvo su debut en el escenario mientras estudiaba teatro en la Universidad de Nueva York, donde fue el miembro fundador de la compañía teatral Bullstoi Ensemble.

Fue nominado en dos ocasiones a los premios Tony, uno a mejor actor en 2000 por la versión de True West de Sam Shepard, y otro a mejor actor por Long Day's Journey Into Night de Eugene O'Neill.

Fundó la compañía teatral Labyrinth. Una de las últimas obras que dirigió para la compañía fue en 2013 con la producción A Family For All Occasions.

Durante una entrevista en 2008 con la cadena IFC, Hofman aseguró que el teatro "podría cambiar, evolucionar, pero no creo que se convierta en un nicho porque el negocio del teatro está en todos lados", en respuesta a la pregunta sobre el reto de introducir nuevas generaciones al teatro en vivo.

4. Ninguna parte fue tan pequeña, tan rara o tan mala

Hoffman podía interpretar a una gran líder, pero brilló en pequeñas partes también y nunca rehuyó a interpretar personajes conflictivos.

¿Quién olvida su papel como Freddie Miles en The Talented Mr. Ripley? O como el director del juego en la última entrega de Los juegos del hambre? ¿El villano en Mission Imposible III?

Hoffman sabía cómo y cuándo dejar que otros tomaran los reflectores. Era un actor de actor.

5. Nunca olvidó a su mamá

¿Quién no ama a un hombre que ama su mamá?

Cuando Hoffman tomó el escenario para aceptar su Oscar a mejor actor Capote, recordó sus raíces. Él agradeció a su mamá por llevarlo a su primera obra y por hacer mucho por él y por sus hermanos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Ella crió a cuatro niños sola y merece una felicitación por eso. Ah, estamos en la fiesta, , ¿tú sabes? Y me llevó a mi primera obra y estuvo conmigo, sus pasiones se convirtieron mis pasiones. Y, tú sabes, estate orgullosa, mamá, porque estoy orgulloso de ti y estamos aquí esta noche y está muy bien", dijo Hoffman.

Lee: "El actor Philip Seymour Hoffman es hallado muerto en su departamento"

Ahora ve
La renuncia de Raúl Cervantes provoca lo mismo celebración que escepticismo
No te pierdas
×