Federico Campbell, un autor polifacético y "maestro" de jóvenes

El escritor de Baja California destacó en la narrativa, el ensayo, como conferencista y en el trabajo periodístico
Federico-Campbell-2-Cuartoscuro  Cuartoscuro
| Otra fuente: CNNMéxico

El escritor mexicano Federico Campbell, quien murió este sábado a los 72 años  tras complicaciones derivadas de la influenza AH1N1, fue un novelista bajacaliforniano que destacó también por su labor en el periodismo y por ser un sagaz entrevistador.

Campbell enfermó luego de un viaje a Tijuana, donde fue nombrado presidente honorario de la XXXII Feria del Libro de esa ciudad del norte del país.

Campbell nació el 1 de julio de 1941, y estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma de México (UAM), así como periodismo en el colegio Macalester, en Minnesota, Estados Unidos.

Campbell fue corresponsal de la Agencia Mexicana de Noticias en Washington en 1969.

Es autor de los libros Infame turba (1971), Entrevistas con escritores, SepSetentas, (1972), Todo lo de las focas (1983), Pretexta o el cronista enmascarado (1979), Los brothers (1982), Tijuanenses (1989), De cuerpo entero (1990), Transpeninsular (2000), La clave Morse (2001), La ficción de la memoria (2003), y El imperio del adiós (2004).

En 1977 fundó la editorial La Máquina de Escribir.

Campbell fue ganador del Premio de Narrativa Colima, otorgado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Universidad de Colima, en noviembre de 2000, por Transpeninsular.

Fue nombrado creador emérito de Baja California 2009 por el gobierno del estado, y también un activo conferencista, quien apenas el viernes 24 de enero en el Centro Cultural Tijuana ofreció una conferencia magistral sobre la vida y obra de Juan Rulfo.

Campbell obtuvo en 1995 la beca J. S. Guggenheim y en 1999 participó del Sistema Nacional de Creadores.

Entre sus ensayos están La memoria de Sciascia (1989), La invención del poder (1994), Máscara negra. Crimen y poder (1995), Post scriptum triste (1994), y Periodismo escrito (2002).

El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Conaculta) describe a Campbell como un "narrador y sagaz entrevistador" que dejó huella en la década de 1990 como un singular ensayista.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Es un gran escritor pero también ha sido un gran maestro para muchas generaciones de jóvenes a través de su tutela personal y de sus libros”, dijo en 2011 María Luisa Miranda Monrreal, directora general del Instituto Sinaloense de Cultura, al entregarle el Premio Letras de Sinaloa. 

Campbell  era uno de los novelistas más destacados de una generación de narradores como Hugo Hiriart, Juan Tovar, Esther Seligson, y José Agustín, quienes han mantenido siempre un pie en otra vocación paralela, sea la de periodista, dramaturgo o traductor, según Conaculta.

Ahora ve
El gobierno español sigue esperando que Puigdemont aclare su postura
No te pierdas
×